En Pamplona… La supremacía Roca Rey

Pamplona. Tercera de la Feria del Toro. Lleno absoluto. Toros de Núñez del Cuvillo los cinco primeros no tuvieron la imponente presencia del toro de Pamplona, sobretodo el primero que salió al ruedo, el más pequeño de todos. El que cerró plaza fue el único que rozó esa exigencia. Todos en su conjunto han sido mansos, descastados, deslucidos, indignos de haber aparecido en tan importante fecha que celebró el primer centenario del coso pamplonés. Apareció al inicio un manso ejemplar gordón de Carmen Lorenzo, manso que apenas y podía con su geografía corpórea.

Pablo Hermoso de Mendoza: Dos orejas.

Morante de la Puebla: Ovación tras petición y oreja

Julián López El Juli: Oreja y oreja

Andrés Roca Rey: Dos orejas y oreja.

__________________________________

Hay tres tipos de personas, las que ven las cosas suceder, las que se preguntan cómo pasó y las que hacen que las cosas sucedan. Tú decides qué tipo de persona quieres ser para triunfar”: Jim Lovell

  • Advertencia: Siempre es oportuno advertirle tanto a ganaderos como a toreros que esta crónica no es apta para ellos, porque aquí no aparecerán ni los falsos elogios ni las inútiles justificaciones para acomodar todo en una artificiosa ficción y así dañar al arte del toreo. Para ello, existe la prensa corrupta, la que enaltecerá el engaño e intentará convencer a la buena fe de los lectores de lo que no ocurrió en el redondel. Bajo advertencia… no hay engaño.

Se celebró el primer centenario de la Monumental Plaza de Pamplona. ¡Mil felicidades! Qué importante que se mantenga un escenario para que se oficie el rito y se cumpla la liturgia del arte del toreo.

Para ello, confeccionaron un cartel, y salvo, Andrés Roca Rey, los demás estaba justamente así de más.

Se tenían que cumplir las imposiciones y la Casa de la Misericordia tuvo que hacer uso de esa misericordia y sacrificar el imponente trapío del toro de Pamplona, para que sobretodo, Morante, no anduviera angustiado.

Así que salieron cinco animalillos de Núñez del Cuvillo de muy justa presencia, todos mansos, descastados, deslucidos. Los animalejos predilectos de Morante, El Juli y ahora todo hace ver que de Andrés; los dos primeros están anquilosados en una Fiesta de miserias, que ya hizo crisis por la falta de verdad, por la ausencia del toro auténtico y provocó que la gente dejara de ir a las plazas, no por falta de amor a la tauromaquia, sino por cansancio de tanta engañifa.

Sin embargo, Andrés, puede reconducir el camino de la Fiesta a través del toro en todo su esplendor. Porque debe quedar claro que a través de la incontenible verdad del joven Roca Rey, consiguió volver a llenar todas las plazas, por ese poder incontenible que le otorga el valor al aguante y al mando, así como por el poder del sentimiento que hace trascender al espíritu de los diletantes taurinos.

Muchos argumentos para no perderse en las nimiedades de los figurines que tanto daño le hicieron a la tauromaquia.

________________________________

Queda claro que, Roca Rey, pertenece al grupo de “… las personas que hacen que las cosas sucedan“.

________________________________

Andrés tuvo dos ejemplares tan mansos como descastados, incluso su segundo, hasta con peligro cuando le obligaba a acudir.

La faena a su primero ha sido ejemplar y contundente, un prólogo estrujante. Sí, inicio de hinojos en escalofriantes pases por la espada. De tan ceñidos que no se sabía cómo había pasado el toro; y el remate de pie que provocó el estruendoso olé con el estentóreo reconocimiento de los reunidos.

Sólida ha sido su propuesta, imponiéndose a un manso con genio al que obligó a embestir de acuerdo al mandato de su imperio. La alegoría por los efímeros momentos escultóricos que se fueron sucediendo y que inequívocamente convencieron al respetable por la verdad implícita y la apasionada entrega explícita. Dos orejas tras entera y mortífero descabello, para así aparecer el ensordecedor grito al unísono de ¡Roca Rey!, y con ello la puerta grande ya estaba abierta.

________________________________

________________________________

Su segundo, fue otra cátedra de, Andrés. El cierra plaza hizo ver que fue el único burel que se acercó a la presencia del toro de Pamplona. No obstante, resultó otro manso, descastadón. Andarín y con unas fuerzas muy justas. A regañadientes fue a la cabalgadura de Sergio Molina quien falló en el intento, pero cómo quedó dormido en el peto le dio algunos picotazos; otro encuentro y sólo le señalaron el puyazo.

¡Así la mansedumbre!

El imperio de, Roca Rey, se impuso con un torete de Núñez del Cuvillo que parecía no iba a embestir y, Andrés, lo consiguió una gran faena haciendo gala de su sólida tauromaquia, cerrando su creación con una serie con la derecha de hinojos de una lentitud inimaginable, porque así lo decidió Andrés. Tras un pinchazo, dejó una entera y vendría una oreja.

El público, las peñas estaba irremediablemente con, Andrés Roca Rey, por el fuego de la pasión bien entendida que logra conducir a los espíritus por los mágicos caminos del arte.

________________________________________

________________________________________

Los demás

A, Pablo Hermoso, le regalaron dos orejas por muy poco. Su clásico toreo más para las graderías que fue muy breve por el cansino caminar del animalillo gordón. Y sí, la bondad del público de Pamplona obsequió dos orejas a Pablo por “juguetear” con un bobitoro que apenas y pudo moverse; incluso su inacabable descastamiento le hizo visitar la arena como si fuera una vaca echada.

Morante, quien por cierto, vistió un horrendo, en verdad horrendo terno; hizo recordar que ese tipo de estrategias de usar estridentes colores, ropas fuera de tiempo o como la montera que supuestamente usó Guerrita o Gallito, en sicología de masas, se comenta que sirven como distractor; con el fin de que la gente no tenga toda la atención en la persona sino se distraigan en los accesorios.

La imaginación vuela.

Así las miradas pamplonesas no estuvieron centradas en el torero sino en el horrendo y estridente traje. Al final, Morante, dejó una espada casi baja tras una faena anodina, sin estructura ni concierto, a un animalito mansurrón y descastadón de Núñez del Cuvillo al que apenas y algún pase suelto pudo dar reponiendo mucho terreo.

Un animalito que no mostró la imponente presencia del toro de Pamplona, Sí, curiosamente, fue el más pequeño de los que se han lidiado.

El segundo de Morante fue un toro bobalicón que apenas podía caminar y cuando lo hacía iba con la cara alta. Morante se dedicó acompañar -que no es lo mismo que torear- el lento y desesperante caminar del manso y descastado ejemplar, que iba con la sumisión de una ovejita asustadilla; en la mayoría de los pases le alcanzó la muleta y repuso mucho. Tras una estocada baja el Presidente -quien por cierto es el Alcalde- regaló inmerecida oreja.

Por cierto, si supuestamente Morante le rinde homenaje a Gallito, Guerrita y demás, vistiéndose como, según lo hacían ellos; creo que el mejor homenaje que Morante podría hacerles, es dejar de torear a los animalillos de las ganaderías comerciales, y enfrentar al toro fiero, encastado que toreaban justamente Gallito y Guerrita.

El Juli, sumó una primera faena anodina y vulgar con un toro manso y descastado. Vino su ya famoso julipié, la ventaja de pasar al toro y a medio camino brincar espectacularmente y dejar un espadazo habilidoso, por ello, la estocada quedó muy trasera y caída. Aún así le han regalado una oreja.

Con un toro reticente, como fue su segundo, El Juli, le obligó a embestir merced a su sitio y oficio. Sí, fueron pocas series aunque eso sí vulgares y violentas. Otra vez su famoso julipié que deja una estocada trasera caída, por lo que le regalan otra oreja.

Al final, salieron por la puerta grande Pablo, El Juli y Andrés Roca Rey quien había mostrado nuevamente lo que significa la supremacía Roca Rey,

¡Dígase la verdad… Aunque sea motivo de escándalo!

___________________________________________

___________________________________________

Notas relacionadas

Entrar a leer y ver al primer encierro con toros de Núñez del Cuvillo 

Entrar a leer y ver al segundo encierro con toros de Fuente Ymbro

Entrar a leer y ver al tercer encierro con toros de José Escolar

Entrar a leer y ver al cuarto encierro con toros de La Palmosilla

Entrar a leer y ver al quinto encierro con toros de Cebada Gago

Entrar a leer y ver al sexto encierro con toros de Jandilla

Entrar a leer y ver al séptimo encierro con toros de Victoriano del Río

Entrar a leer y ver al octavo encierro con toros de Miura

_________________________

Entrar a leer la crónica del 5 de julio 2022

Entrar a leer la crónica del 6 de julio 2022

Entrar a leer la crónica del 8 de julio 2022

Entrar a leer la crónica del 9 de julio 2022

Entrar a leer la crónica del 10 de julio 2022

Entrar a leer la crónica del 11 de julio 2022

Entrar a leer la crónica del 12 de julio 2022

Entrar a leer la crónica del 13 de julio 2022

Entrar a leer la crónica del 14 de julio 2022

___________________________________________

@PERIODISTAURINO  

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV 

___________________________________________________________________________