En Pamplona… Roca Rey se impone a la adversidad de la asfixiante mansedumbre

Pamplona. Miércoles 13 de Julio, 2022. Noveno festejo de la Feria del Toro. Lleno absoluto. Toros de Victoriano del Río, correctos en presentación, tan mansos como deslucidos, no pelearon en caballos -se estrellaban en el peto y quedaron a dormir el sueño de los justos-; la presidenta del festejo “enloqueció” y le regaló al manso que hizo tercero una absurda vuelta al ruedo. Tuvieron cierta movilidad, pero esto no da grandeza al arte del toreo.

Miguel Ángel Perera: Oreja tras aviso y oreja.

Paco Ureña: Silencio tras aviso y oreja.

Andrés Roca Rey: Oreja y oreja.

Detalles:

La Concejala María Caballero ungida Presidenta del festejo “enloqueció” al conceder una vuelta al ruedo para homenajear a un manso y huidizo ejemplar de Victoriano del Río; al margen de que regaló una oreja a Perera tras su segundo toro y otra más a Paco Ureña en el quinto.

Después de banderillear al primero escucharon ovación Juan Sierra y Vicente Herrera; lo mismo ocurrió en el que cerró plaza con Antonio Chacón.

__________________________________

La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio”: Marco Tulio Cicerón

  • Advertencia: Siempre es oportuno advertirle tanto a ganaderos como a toreros que esta crónica no es apta para ellos, porque aquí no aparecerán ni los falsos elogios ni las inútiles justificaciones para acomodar todo en una artificiosa ficción y así dañar al arte del toreo. Para ello, existe la prensa corrupta, la que enaltecerá el engaño e intentará convencer a la buena fe de los lectores de lo que no ocurrió en el redondel. Bajo advertencia… no hay engaño.

La Casa de la Misericordia debe comenzar a replantear la confección de los carteles. No basta con que los candidatos a estar en el serial corten orejas y repetirlos; la actual feria está demostrando que las entradas no fueron como aquellos que ponían al coso pamplonés a reventar.

___________________________________________

___________________________________________

Salvo el caso de, Andrés Roca Rey, quien en sus dos comparecencias han estado llenos los tendidos -como era lo habitual- a reventar; los demás días comenzaron a tener espacios vacíos. Otro dato interesante resultó, que en la novillada en donde salió triunfador, Isaac Fonseca, por vez primera casi se logra el lleno, cuando en ediciones anteriores, era pobre la asistencia.

¿Qué ocurre?

Que la mundialmente famosa Feria de San Fermín tiene un sólido sustento con sus mundialmente famosos encierros, que llenan a reventar las calles todos los 7 días de las celebraciones, para que en punto de las 8 de la mañana tras los cánticos al ya famosísimo santo patrono, participen activamente los mozos en los encierros corriéndolos o el gran público siendo testigo del hecho, pero…

… pero toda esa gente, no necesariamente va a la plaza por la tarde, salvo que en el cartel interese un torero en específico.

Correr un encierro da lo mismo que sean los toros dóciles, mansos, bobalicones y deslucidos de Victoriano del Río u otra ganadería. A los mozos les interesa vivir intensamente las emociones de correr a la par de los astados, en medio del impredecible peligro y hacer importantes carreras.

Torear es diferente, ahí el toro tiene que demostrar en el redondel casta -lo que le da poder para embestir- y bravura -lo que le da poder para pelear-, ambos elementos absolutamente necesarios en el auténtico toro, deben ser dominados por un héroe investido en el terno del torero de verdad, quien una vez que consigue domeñar al bravísimo oponente, se transfigure en artista y regale al espíritu efímeros pero luminosos momentos escultóricos.

Cuando los toros se vuelven predecibles, casi domesticados como todos los del encaste comercial Domecq, se pierde la emoción, aparece el desinterés, porque se da paso al divertimento o al nada edificante aburrimiento; ya que no hay nada por descubrir.

Justo en este rubro, los ganaderos, toreros y empresarios, deben entender y visitar la autocrítica para devolverle la emoción perdida que busca el gran público, que sólo se puede hallar en una corrida de toros… de toros bravos y encastados.

Sí, a través de ese héroe que sólo él pueda dominar a la temible fiera y luego tenga la capacidad creativa de ofrecer mágicos y trascendentes momentos que cimbren al espíritu del diletante taurino.

Y, sí, la actual Feria de San Fermín debería encender las alarmas, para el necesario cambio generacional entre los toreros ya sea una realidad y así jubilar a todos esos incapaces de enfrentar a la casta y la bravura, porque siguen haciendo daño a un espectáculo tan vivo como trascendente al imponer el bobitoro.

Porque una casa debe quedar muy en claro… el gran público ama al arte del toreo, pero en donde se halle la encastada bravura.

Esto me hacía reflexionar durante el festejo de este miércoles cabalístico, cuando aparecieron sin cesar desde la puerta de toriles… la mansedumbre, la docilidad, la obediencia… ¡vamos!, el execrable bobitoro.

La prensa corrupta puede abogar por todo esto que hace tanto daño a la tauromaquia. Sí, porque son sus insanos intereses, pero debe quedar claro que no son los intereses de la Fiesta para que permanezca con solidez en un futuro luminoso.

Urge el cambio hacia la insoslayable verdad que sólo puede dar la casta y la bravura.

En medio de esto apareció, Andrés Roca Rey, a quien le correspondió un lote de dos animaluchos mansos, de asfixiante mansedumbre y evidente descastamiento, que buscaban huir. La serena inteligencia del torero hizo comenzar desde con el capote, hacerse de su primer astado, sólo que nada más recortó el saludo capotero, el animalillo salió huyendo.

El tercio de varas es ya un mero trámite. Los toros llegan se estrellan, unos se defienden para deshacer el encuentro y otros duermen plácidamente el sueño de los justos en el peto.

___________________________________________

___________________________________________

Sí, hubo un quite, porque Roca Rey siempre sale a justificarse, lances suaves, tersos. Importante fue el prólogo de Andrés en la faena de muleta, cambiado por la espalda, otro de frente, un cambiado más por la espalda y luego ligó lo que hizo percibir interminable el trazo hasta coincidir con el gran remate ese casi eterno pase de pecho. Lo que provocó que el público se pusiera en pie.

Con la derecha ha sido la sucesión del trazo inmerso en el temple, ritmo, cadencia. El joven Roca se impuso a la adversidad del mansesco y huidizo victoriano. La serie por naturales absolutamente armónica merced a una muy bien planteada y mejor estructurada faena, que prosiguió con los magníficos redondos que tuvieron la sólida respuesta con la dosantina.

El toro se rajó… bueno eso es un decir, era manso de nacimiento, tenía que acentuar el defecto impuesto por el ganadero, Victoriano del Río, a través de los empadres.

Y, sí absolutamente genial ha estado, Andrés Roca Rey, con un toro que parecía no tendría faena y al final la concretó y con una solidez deslumbrante. Al final, se le concedió una oreja y la Concejala María Caballero ungida Presidenta del festejo “enloqueció” y decidió ordenar una vuelta al ruedo para rendir homenaje a la mansedumbre.

Con su segundo -sexto del festejo- más mansedumbre del toro de Victoriano del Río, quien se ufana de “hacer” toros para que estén a gusto los toreros… es verdad, a mi me lo dijo en un San Isidro.

Increíble pero cierto.

La faena tuvo importancia, Andrés, se impuso con pases por alto e hizo que el animalillo dejara de “distraerse”. Teniendo la muleta en la mano derecha se sumaron pases sensacionales para que el trazo se alargara tanto en el último y continuar con el de pecho de forma genial.

___________________________________________

___________________________________________

Por el lado natural obligó al toro y acudió dejando varios convencieron irremediablemente. Más con la derecha, esa derecha poderosa, templada, rítmica que tuvo el espacio de permitir uno por la espalda y después de esto el animalillo dobló contrario intentando la franca huida.

En la serie siguiente el toro le descompuso la muleta y, Andrés, irreflexivamente por armarla el torillo le dio un susto, por fortuna sin consecuencia, porque el mando lo tuvo siempre el torero. Ofició con la espada, dejó un primer pinchazo en lo alto y luengo una entera que hizo claudicar al bovino. La plaza al unísono le exigió a la Concejala María Caballero ungida Presidenta del festejo le diera la oreja que paseó ante la entrega total del gran público.

Los demás

Miguel Ángel Perera hizo dos anodinas faenas cumplidoras, que no entusiasmaron al tendido. Pero se está observando un fenómeno social que da rienda suelta a su protesta por la cotidianidad de lo que incumplen las autoridades en la plaza les hacen sucumbir a su exigencia. La muchedumbre al exigir obligan a la autoridad a ceder, y eso les complace haya o no faenas. Quizá un parte naturales en el segundo de Perera.

Por ello, en esta feria se han regalado algunas orejas como si se tratara de una venta de saldos.

Paco Ureña con su habitual voluntad inquebrantable estuvo correcto y en su segundo también le han dado una inexplicable oreja.

Así están las cosas.

Es tiempo de cambiar, esta Feria de San Fermín debería haber encendido las alarmas. El gran público ama al arte del toreo, pero también está consciente de que sin la verdad del toro bravo y encastado falta la emoción que le hace trascender al universo.

¡Dígase la verdad… Aunque sea motivo de escándalo!

___________________________________________

___________________________________________

Notas relacionadas

Entrar a leer y ver al primer encierro con toros de Núñez del Cuvillo 

Entrar a leer y ver al segundo encierro con toros de Fuente Ymbro

Entrar a leer y ver al tercer encierro con toros de José Escolar

Entrar a leer y ver al cuarto encierro con toros de La Palmosilla

Entrar a leer y ver al quinto encierro con toros de Cebada Gago

Entrar a leer y ver al sexto encierro con toros de Jandilla

Entrar a leer y ver al séptimo encierro con toros de Victoriano del Río

Entrar a leer y ver al octavo encierro con toros de Miura

_________________________

Entrar a leer la crónica del 5 de julio 2022

Entrar a leer la crónica del 6 de julio 2022

Entrar a leer la crónica del 7 de julio 2022

Entrar a leer la crónica del 8 de julio 2022

Entrar a leer la crónica del 9 de julio 2022

Entrar a leer la crónica del 10 de julio 2022

Entrar a leer la crónica del 11 de julio 2022

Entrar a leer la crónica del 12 de julio 2022

Entrar a leer la crónica del 14 de julio 2022

___________________________________________

@PERIODISTAURINO  

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV 

___________________________________________________________________________