Antitaurinismo, situación actual y perspectivas de futuro… Conclusión

Amenazas externas e internas Por las razones que he tratado de exponer, la defensa de la fiesta de los toros, frente a todas las corrientes del antitaurinismo nacional e internacional, seguirá siendo – espero que por mucho tiempo -ineludible. Lo repito, sólo la desaparición de ésta acallaría sus protestas, las cuales se trasladarían a otras metas animalistas.

Pero la mejor defensa es la confianza que deben tener los aficionados en ellos mismos, en sus emociones y en los valores éticos, estéticos y hasta ecológicos ligados a la tauromaquia. Cualquier duda en su mente a este respecto, cualquier ignorancia o indiferencia por su parte serán la mayor brecha que aprovecharán los movimientos y los políticos que buscan la prohibición de esta tradición multisecular, por motivos más o menos declarados.

Esta confianza depende en gran parte de la vigencia de la tauromaquia en sus fundamentos, en esa contienda permanente y verdadera entre la vida y la muerte en la lidia y en el arte del toreo. Si éstos ya no corresponden a la realidad de lo que se produce en el ruedo, si los profesionales encargados de su desarrollo ya no los respetan, si el público ya no los entiende ni los admite, los días de la fiesta de los toros estarán contados sin que los antitaurinos tengan la necesidad de intervenir.

Al fin y al cabo los mayores peligros y enemigos para ella son internos. Pero, en la esperanza de que se puedan vencer, debemos mientras tanto, frente a los enemigos del exterior, defender nuestra afición y nuestra libertad para que viva nuestra cultura.

_____________________________

* Obra del Maestro Rafael Sánchez de Icaza 

_____________________________

@TorosenelMundo_

_____________________________