El Dandy, habló fuerte y sincero de los obstáculos que existen en Colombia para tener una Fiesta con grandeza

Hemos estado a entrevistar al Maestro Edgar García El Dandy, a su Hacienda Las Ardiitas. El Dandy es un torero que ha luchado mucho por conquistar un lugar en el arte del toreo, desde temprana edad luchó aquí en Colombia, y también lo hizo en España, en donde comenzó su andar desde novillero; con base en la férrea disciplina conquistó el sueño de la alternativa y así en Manizales (Colombia), el 22 de enero de 1995 de manos de José Antonio Campuzano, y como testigo Tomás Campuzano con de toros de Ernesto Gutiérrez adquirió el grado de doctor en Tauromaquia.

Dentro de su lucha, está incluido México, también en donde ha dejado ya también estela de su toreo místico.

No todo queda ahí, y en esta época de mayor madurez, en donde la sensibilidad se le ha extremado, y el misterio de siempre tener hallazgos interesantes en su toreo, le ha llevado a apoyar a jóvenes toreros a través de organizar festejos, con los que la aportación se multiplica al consolidar una importante labor, la de generar fuentes de empleos, y así poder apoyar a muchas familias.

El Dandy, con su serenidad, amabilidad que le caracteriza, no dejó de mostrar contrariedad por varios festejos que tenía proyectados dar aquí en Colombia, en su tierra, y comenzó diciéndonos:

Se estaba programando una corrida este 18 de diciembre en la plaza de toros de Palmira, es una plaza que está inactiva, inoperable como demostraré con las fotografías en las condiciones en las que están estos recintos taurinos, los cuales están podridos gran parte de su estructura, en muy mal estado parte de su callejón, con lama en los tendidos, sin pintar, es caótico su estado.

¿Qué iba hacer yo?, arreglarlo de mi bolsillo, ya había mandado cotizar cuantas tablas requerían cambiarse, arreglar pisos, sacar escombros, limpiar el ruedo de toriles, etcétera, como puedo demostrar con fotografías.

Entonces, hablé con una persona para haber como hacíamos para solicitar esta plaza, fue cuando me informaron que tenía que enviar una carta a la plaza de toros de Cali, porque ellos son propietarios del coso, del lote, porque vamos a decirlo, eso es un lote que había una plaza de toros ahí y en vez de conservarla, se está cayendo.

La carta está dirigida el 14 de octubre a la Plaza de Toros de Cali, al señor  Alfonso Otoya,  quien es el que funge como gerente general de la Plaza de Toros de Cali; y ellos me dicen que cuesta cuatro millones quinientos mil pesos (colombianos), aquí me dicen como se debe pagar, y quien solicita la plaza, en este caso, una compañía acreditada, en este caso, una empresa acreditada García Gudela e hijos y compañía, sociedad en comandita; no es cualquier persona particular ni civil común y corriente. Es una compañía constituida legalmente. Y después ellos me pedían el Rut, el certificado de la Cámara de Comercio, etcétera. Como gerente figuro yo y tuve que mandar todos los documentos de la empresa.

Ellos hacen unos estudios, no se que tipo de estudios harán, pero de todas formas sin una cantidad de protocolos. En noviembre 18 después ya estaban diciendo que sí, después habernos cruzado muchas correspondencias, vino entonces la pregunta, ¿qué pasa con la plaza que no responden? Entonces una secretaria responde, porque esto pasa de secretaria en secretaria, hay una señorita que se llama Carolina Varela, asistente general, hay otra que se llama, Adelaida Uribe.

Adelaida Uribe es la secretaria privada de Alfonso Otoya, y aquí todo es un protocolo, aquí con la secretaria privada, luego con la asistente general, para simplemente estudiar un papelito para decidir quien va a alquilar el coso (Palmira), que está abandonado, que se está cayendo, para sacar cuatro millones y medio de pesos (colombianos), para que quien la alquile, la la arregle si quiere dar un espectáculo, o con esa condición para que se alquilara.

______________________________

  • El Dandy, habló con su sensibilidad y honestidad que siempre le han caracterizado

______________________________

Yo estaba dispuesto hacer eso, en las condiciones que se encuentra había que darle todo el mantenimiento para devolverle su funcionalidad y embellecerla. Los que me dieron el presupuesto, me dijeron que se tardaban entre tres o cuatro semanas. Por eso presenté esa solicitud con toda anticipación con el fin de hacer toda esa labor. Porque, por ejemplo, cuando tu vas alquilar un departamento lo tienes que entregar bien, y nosotros por la pasión que le tenemos a esto yo la recibiría así, y de mi bolsillo, yo la arreglaría bien para que quedara un recinto bonito.

Un recinto, digno para celebrar un espectáculo taurino, con toros, no pachangas, ni becerradas, que yo sé bien que lo han hecho muchísimas veces ahí.

¿Por qué me indigna tanto esto?, porque sé que muchas personas anteriores, se la han prestado, no sé si les habrán cobrado alquiler de la plaza de toros de Palmira, y han presentado espectáculos indignos, prometiendo corridas de toros y en vez de toros, aparecen unos novillos o becerros; y además todo lo hacen encima de esa porquería que está, de esa mugre que está en los tendidos y así reciben al público,; de esa podredumbre de las tablas, y así exponen a los que están en el callejón. Y sin embargo, a esa gente, fácilmente le han dado la plaza de Palmira.

Hablo directamente de un personaje que se llama, Edwin Salazar, quien es muy allegado a esta plaza de toros de Cali, dio varios espectáculos allí (Palmira), me imagino que ese señor no tiene ninguna empresa constituida, y sin embargo, porque es amigo, o por compadrazgo, o porque le hace los mandados o porque le carga el maletín a alguno de ellos se la dan. Eso ocurrió, me consta.

Pero cuando la solicita una empresa seria, que somos profesionales todos los que la integramos, que queremos el bien para la Fiesta y no destruirla; sucede todos estos protocolos, papeles para acá, papeles para allí. Por eso, cuando vi que se estaba acercando la fecha del 18 de noviembre, evalué qué tiempo tenemos para el arreglo de la plaza de toros de Palmira, porque no habían contestado la carta, y hablé con la señorita Adelaida (Uribe), esta nos mandaba con la otra secretaria, etcétera, etcétera, etcétera.

Primero, el señor (Alfonso) Otoya no está, no vino hoy, esta por fuera de la ciudad, está en la asamblea. Todos los días que se llamaba y se buscaba el señor Otoya estaba ocupado. Una persona que no pueda atender una carta por simple que sea, relacionada con el tema taurino. Nunca le dieron interés a la carta. Nunca agilizaron nada. Nunca pasó nada porque el señor Otoya se mantiene muy ocupado. No se entienden para qué tanta secretaria.

No sé para que tanta secretaria. Yo también llevo empresas y a una secretaria uno delega, uno le habla por teléfono, pregunta y decide, que todo está bien, todo para adelante, la firma suya está autorizado. Para qué tanta cosa. ¿Qué me puede pedir él? ¿La cédula de la ciudadanía? ¿El certificado de Cámara y Comercio? ¿Qué la compañía está bien constituida? ¿Que no es una compañía fantasma? ¿Que está pagando impuestos? Puede llamar a la DIAN puede llamar a cualquier parte y constatar que es una compañía debidamente constituida con más de 30 años.

Reitero, yo no sé una cantidad de cosas que no entiendo ni para qué.

Me da tristeza ver que los que están manejando esto del tema del toro en Colombia, particularmente Cali, de qué se pueden quejar del fracaso que tienen en este momento de que gente ahora no vaya. ¿Cuál es el fracaso?, simplemente, miren el manejo que le están dando a esto. Gente que ni siquiera saben cómo contratar a un torero español, tienen que buscar a un intermediario comisionista para que se lo haga; esto es lo que está ocurriendo en este momento en Cali.

Y claro, al no saber cómo van las cosas, eso claramente tienen que lanzar pérdidas, porque todas estas comisiones quedarán por fuera, porque son a los únicos que les va bien; pero a la afición no le van a presentar un espectáculo digno, de carteles bien confeccionados. De las ganaderías, están llevando las que hay, no vamos a exigir ganaderías españolas porque más costos van a exigir ni mexicanas mucho menos. Pero con las ganaderías que hay en Colombia son suficientes para hacer una feria, y hay muchas ganaderías buenas; pero, ¿ya vieron los carteles?

Ahora todo lo aluden al tema de que el dólar subió, eso es verdad, pero si además de subir tengo que pagar comisiones por un intermediario para que me contrate toreros, lógicamente se encarece todavía más, porque los intermediarios van a magnificar los precios, porque de eso se trata, porque nadie va hacer un mandado gratis. Esto es una cosa infantil, es una cosa que se sale de la mente humana.

Es una ofensa para la inteligencia de cualquiera que le diga que le va hacer un favor porque sí, en este ambiente y en todos, alguien que está en medio se tiene que llevar una comisión; y ya sabemos como son las comisiones que se manejan acá. Le quitan al torero, le quitan a la empresa, al ganadero y le quitan a todo el mundo.

Esto es refiriéndome al tema de Cali. Ya viendo que el tiempo se acortaba me dije, ¿ya para que? No necesitamos esto. Porque en cuatro semanas solamente para arreglar la plaza; pero después viene otro protocolo, ya que me den esta autorización de darme la plaza de Palmira, tengo que depositar la renta para que me den el documento, y se vienen más protocolos.

Hay que ir a pedir en la alcaldía el permiso para poder dar el evento, otro protocolo. ¿Cuánto se puede tardar el alcalde para dar el permiso?, como se puede demorar ocho días, 15, o un mes, citas y citas y más citas. Como ya se qué pasa por la experiencia que tengo, dije, ¿en qué momento vamos a que el señor Alcalde vaya a firmar. Y después de tener ya el permiso de la alcaldía, tenemos que seguir con más protocolos, más permisos, a las autoridades, a la policía, a la Cruz Roja. Contratar ambulancias, contratar bomberos. Todo es una mano de permisos que tenemos que llenar y todos son con tiempo que hay que llenar.

Entonces si me dan un permiso, si me aprueban tener la plaza un 18 de noviembre, hasta que no tenga aprobado por la alcaldía y tenga todos los permisos, cómo voy a lanzar una publicidad para decir que voy a presentar un evento con tales toreros con esta corrida, si todavía no tengo los permisos en la mano. ¿En qué cerebro caba esto?

Primero debo tener todo aprobado para lanzar el cartel. Y se abortó la operación, y de aquí darle la cara al señor Otoya por el interés que le puso a esto, a sus secretarias, pues al fin y al cabo son secretarias, ellas sólo reciben órdenes, sin empleadas, tanto su secretaria privada como la secretaria general, pues nada tienen que ver. Ellas firman ahí porque les dicen que firmen ahí, pero son empleadas.

Pero el señor Otoya que es el gerente, si no tiene el tiempo para atender todas estas gestiones, pues entonces, ¿qué están haciendo ahí?, porqué no le dejan el puesto a otro que en verdad sea taurino y que quiera que todo esto salga adelante. Porque son recintos que están caídos. No soy capaz de dar un espectáculo ahí. Y, a cambio de qué iba yo arreglar todo eso. A cambio de nada.

Porque no estoy pidiendo que me den la plaza por cinco años ni por nada, simplemente, para dejar un recinto digno; para que el siguiente que venga, tenga como darlo.

Siempre estamos criticando a los anti taurinos, pero yo no creo que existan anti taurinos; el antitaurino son los mismos que están manejando esto. Porque los anti taurinos son los que están en contra del tema taurino. Una persona que no colabore con estos temas estando en el medio, para mi son los anti taurinos. Para mi los otros 20 que se reúnen en la calle, unos pagados y otros mandados, son supuestos defensores de animales, de entidades, y esto ya es un tema más político.

No obstante, personas del mismo ambiente taurino obstaculicen esto, para mi esos son los anti taurinos, esos son los que no dejan rodar las cosas. No es nuevo ha sido toda la vida.

Si no me conocen, es porque no saben de toros, porque llevo desde los 13 años toreando, y voy a cumplir 70, y activo. Y por qué no estoy en Colombia toreando, porque desde el principio ellos me cerraron las puertas y me obstaculizaron. Cuando había hecho yo campañas en España, siendo puntero, habiendo torero 38 corridas en la temporada del año 95; y habiendo toreado en México, 57 corridas, de acuerdo a las estadísticas siendo el torero extranjero que más corridas ha toreado en México he sido hoy, y sin embargo, en Colombia nunca me tuvieron en cuenta.

Yo sé porque nunca me tuvieron en cuenta. Porque yo hablo, y digo lo que no me gusta y le digo en la cara a la gente lo que no me toca decirlo. No me ando con rodeos ni hablando por la espalda de las personas.

Si estos nuevos empresarios, o encargados de las plazas no me conocen, eso ya no es mi problema, si están en el ambiente del toro tienen que conocer quienes somos los toreros. Quienes son los que están activos, y quienes son los que ya no están activos. Quienes hacen campaña y quienes no hacen campaña, porque en los carteles que hacen en las ferias se puede ver bien esto. Si nos profundizamos en esto quedaría muy largo este tema”.

– Esto fue en lo de Palmira, que maneja la plaza de Cali, pero hay otra plaza Popayán

Lo Popayán es un caso más curioso todavía. Eran los mismos requisitos y un poco más. Había que llevar los contratos del ganadero del cual se iba a lidiar. Haber si los anteriores habían llevado estos contratos, quisiera que me los mostraran. Y hasta fotografías tenemos de los toros que se iban a lidiar. De esto está de testigo el ganadero de Paispamba, porque era de donde estaba programada la corrida que se iba a lidiar, corrida de toros con un promedio de 500 kilos.

La persona de Popayán a la que se le tenía que hacer el depósito y quien daba el primer permiso se llama, el doctor Álvaro Orlando Grijalva Gómez, este señor si tenía buena intención, y por lo poco que he escuchado de él, sí es taurino y ha puesto mucho interés para que se diera el espectáculo; pero con la carta de él, había que mandársela al secretario de gobierno municipal, a un funcionario que se llama, Ricardo Andrés Montilla, y este señor por ende tendría que entregársela a su vez al alcalde, César Christian Gómez Castro, de Popayán.

Este señor alcalde, César Christian Gómez Castro, dilató con todos los permisos y con el depósito ya hecho al señor Grijalba, quien es como he comentado el encargado de la plaza de toros; así que se tenían que seguir los mismos pasos, el alcalde mandarlo al secretario de gobierno y este a su vez al señor Grijalba. Este señor Gómez Castro hace caso omiso, pasan las semanas no da cita, no responde, y se van cumpliendo los términos. Y las condiciones de la plaza, al igual que la de Palmira, deplorables. La plaza destruida, caída; pero si van a dar un concierto, pues se dan encima de esa mugre, y para eso no hay problema.

Y este alcalde, no le gustan los toros, es supuesto defensor de los animales, pero ya se convirtió en otra piedra para la realización de esto. Es un gusto que es del alcalde, y se olvida que debe gobernar para todos porque el que lo puso ahí es el pueblo; y él está violando algo ahí constitucional. Porque de acuerdo a la ley ahí se pueden dar corridas de toros, pero solamente con las artimañas políticas para dilatar los términos para que se venzan las fechas del espectáculo, para que la gente se canse, porque esta corrida se iba a dar el 8 de enero, terminando Cali.

Entonces que hace uno, se rinde ante todo este protocolo, ante este tipo de personajes, que seguramente, siempre tendrán que decir: ‘… que ellos no sabían…’, ‘… que eso es mentira…’, pero a mi no me pueden desmentir, porque cuando quieran me reúno con ellos, y llevo toda la documentación, porque aquí no estamos inventando bochinches; o sea ni para donde echar.

Bueno, así están las cosas y por estas dos razones se tuvo que cancelar las dos corridas, una el 18 de diciembre en Palmira y la otra el 8 de enero en Popayán, como hemos comentado. Uno con deseos de levantar esto, pero dígame, cómo le hacemos con estos que participan y están manejando esto, que son obstáculos.

Ya las corridas están compradas, tenemos que echar adelante con esto. Las lidiaremos, tenemos una plaza portátil, en mi región y salir ahí. Y seguir en lo que nos gusta apasionadamente.

– Y, Medellín

Por ahí escuché que el señor Santiago Tobón Echeverri, de Medellín, que ha hecho unos carteles, que hasta una caricatura le han hecho; y se está haciendo ahora el mártir de la Fiesta, y El Salvador diciendo que quien necesite la plaza, que bien pueda, él se la facilita, hablando como si fuera de él, cuando la plaza de Medellín es de una Fundación de un hospital. Que él la facilita sin cobrar renta, etcétera, etcétera, etcétera.

Pero que él cree que está haciendo un favor, cuando es un deber que siempre debió haber tenido porque es un recinto taurino; él, Santiago Tobón, ha sido uno de los causantes de que la Feria de Medellín esté como está lamentablemente ahora.

Yo sí protesté en mi momento, por eso no me quieren. Protesté en el año 1994, cuando el mismo señor Santiago Tobón, me cerró la plaza de toros de Medellín, cuando yo iba a dar una corrida. Y era una corrida de toros, no era ni un festivalito ni una pachanga. Era una corrida de toros de Don Ernesto González Caicedo, toros. Toreaba José Antonio Campuzano y Gitanillo de América, y yo por supuesto; y me cerró la plaza que no podía darla.

¿Por qué?, porque le dio la gana, no había ninguna razón para hacerlo, le metí una acción de tutela, y el mismo día que se iba a realizar la corrida, tuvo que abrir por fuerza, porque así lo dictaminó la ley. Tuvo que ir la policía para abrir la plaza. Le dije que yo le iba a ganar el pleito, y se lo gané.

Ahora que no esté diciendo, Santiago Tobón, que ha colaborado con la Fiesta. En este momento se jacta de decirlo, porque la ve como está, pero que recuerde en 1994 lo que le hizo a El Dandy. Y después se fue a España a difamarme, hablar sandeces y a decir cosas inciertas, porque nunca ha tenido la hombría de decírmelo en la cara ninguno; con sus ‘whiskicitos’ en sus reuniones sociales hablan de todo y de todos, pero porque no está uno. Tengo testigos de todo lo que fue hablar de mi en el Hotel Meliá Castilla. Claro que llegó molesto porque le gané legalmente.

Para refrescarle la memoria, esa plaza la solicitó, quien en ese entonces me representaba el señor Pillallo (QEPD), un banderillero que iba con Pepe Cáceres y se dedicó  al tema de representación. Como se puede observar, esto no ha sido nuevo ha sido de toda la vida.

Y cuando estuvieron en la época gloriosa y eran los mandamaces ellos eran los que obstaculizaban todos los medios para que la gente diera espectáculos con el fin de tener los recintos abiertos. Entonces, ahora de qué se quejan si abren una plaza para cinco días al año para dar un espectáculo taurino. Eso es lo que han hecho con las plazas para dar ferias, unas de cinco días, otras de ocho, y después se cierran y para nadie más son. Porque pueden ser negocio todo el año. Por supuesto, que se contraen las ganaderías que sean toros bien presentados, que sean cosas muy profesionales, como se hace en España, eso sí; pero que las cierren, y ellos decidan que carteles, que ganaderías, pues si es así, que lo hagan ellos, pero que las hagan, pero si otra persona va a organizarlas, que respeten, uno debe estar libre para escoger las ganaderías que quiera, y además también los carteles que uno desee confeccionar.

Pero no, ellos quieren meter la mano, o sea, como quien dice, conservar su misma mafia. Sólo que las mafias se les han desbaratado. Los ganaderos antiguos la mayoría han pasado a otra vida, han quedado otros, hijos de muchos ganaderos, que les ha tocado por circunstancias seguir con el tema. Unos estarán empapados del tema taurinos otros ni idea, pero el tema está en los que manejan esto.

Manizales, gracias a Dios esta empresa va bien, promocionan cosas buenas, andan dando unas ferias bonitas, unos carteles atractivos; y esperemos que Bogotá, ahora que les devolvieron la plaza, ese esfuerzo que hicieron tantos años, pues verdaderamente les saquen el fruto y presenten algo digno para la afición. Yo no sé que van a dar en Bogotá si se van acordar de los novilleros que estuvieron en la huelga o no; y sobre todo, superar todos esos retos que tanto hablaron de que si les daban la plaza iban hacer maravillas. Lo importante es que funcione.

No hay más que decir y por supuesto que estoy dispuesto a responder a los aludidos personalmente, o con la prensa en medio; porque aquí no estoy calumniando a nadie”.

_____________________________

@TorosenelMundo_ 

_____________________________