En Cutervo… Indulto para Cafetero, al que El Yeta hace faena importante

Cielo parcialmente despejado nos recibe en la Monumental Jorge Piedra Lozada de Cutervo, que luce lleno su aforo siendo admirable la respuesta del público pese a sentirse decepcionado por los sucesos acontecidos. Se lidiaron seis toros de Paiján, desiguales de presentación y juego, destacaron el 2do. y 6to que ha sido indultado.

Paco Ramos: Saludo y silencio.

Nuno Casquinha: Dos orejas y ovación.

César Bazán El Yeta: Vuelta al ruedo por su cuenta y dos orejas y rabo simbólicos tras indulto.

_____________________

Es tanta la afición de la gente aquí, que a la sola presencia de un traje de luces se vuelcan ávidos a presenciar su espectáculo favorito. Siendo la hora muy avanzada y tras abandonar el palco de la autoridad, el Juez de plaza, en hecho nsólito, fue reemplazado por un aficionado de entre el tendido. Carlos Castillo nos explicó que luego de hacer sonar el clarín tres veces y no ver que se asomaran las cuadrillas optó por dejar el palco. Finalmente a 20 minutos antes de las cinco de la tarde, partieron plaza la terna.

Casquinha mostró sobrado oficio con mano poderosa ante sus toros que en otras manos dejarían complicaciones por el punto de genio que llevaban, todo lo cual solventó con suficiencia.

Paco Ramos pechó con el menos favorable lote, su primero no terminaba de emplearse y el que hizo cuarto pegaba gañafones y era muy mirón.

El Indulto

Cafetero que cerró tarde, fue un gran toro de Paiján, venido de línea Santa Coloma, de ahí su comportamiento y atisbos del pelaje cárdeno entrepelado que dejaba notarse en su capa. Marcado con el número 674, negro, bien hecho de pitones, en tipo. Tuvo movilidad, recorrido y gran lado derecho que sin terminar de humillar del todo iba fijo y pasaba con calidad.

César Bazán El Yeta recibe al correlón arriba reseñado, que también pegaba la vista la tendido, con buen saludo capotero. Josep Rojas señala en buen sitio la vara. Quita El Yeta por navarras y se adorna con el farol.

Clava bien Ronald al que apresta en el quite oportuno Denis Sánchez. La faena se consolida y adquiere tono alto por el pitón derecho que es el del toro. Doblones bajando la mano para llevarlo por fuera, ya en los medios son jaleados los derechazos con un Yeta llevándolo bien aprovechando la movilidad y clase del toro. Por la izquierda es por donde las cosas resultan distintas, es notorio la falta de acople por ese pitón como lo reconoció el propio matador en gesto de honestidad.

Consciente de su limitación por ese lado, vuelve a la diestra y repone el idilio con el respetable, la música local alegra aún más el generalizado beneplácito y la característica futbolera en el tendido se manifiesta por medio de las olas cuando la penumbra asoma en la plaza que se inunda del resplandor que emiten miles de celulares.

Sale al tercio el heredero de la ganadería, Nicolás Vásquez, con pañuelo en mano pidiendo la gracia para su pupilo que hace eco inmediato en el público acrecentando la petición que finalmente es concedida por el reemplazante usía.

Qué grande es la fiesta de los toros que siempre se sobrepondrá a los inconvenientes y dificultades.

_____________________________

@TorosenelMundo_

_____________________________