En la Opinión de Pepe Mata… ¡Felicidades taurinos agotaron a la “gallina de los huevos de oro” en Cinco Villas

Don Luis Marco Sirvent, patriarca de la familia Marco Dominguez, en compañía de su esposa, Lucerito Domínguez y, su hija, Grisel Marco Domínguez, anunció que este sábado 1 de julio, será la última novillada que organizan dentro del serial con el que se dieron a la tarea de conformar durante más de cuatro años, un apoyo desinteresado por la juventud torera de México.

¡Bravo señores taurinos!

¡Bravo!

En verdad… ¡bravo!

Acabaron con la “gallina de los huevos de oro” que durante estos años, no sólo proporcionó auténticas oportunidades a los jóvenes novilleros, sino además se constituyó como creadora de fuentes de trabajo para el sector taurino, así como apoyo a muchos de los que están inmersos en el engranaje de los dineros del toro, para que movieran sus finanzas en su beneficio.

¡Bravo señores taurinos!

Porque con su torpe proceder, con sus miserias taurinas, con su afán de servilismo a los insanos intereses que privan en la Fiesta, bloquearon a esta familia que ama el arte del toreo, amenazándolos con todo, hasta que ya no soportaron…

…. porque no tienen por qué soportar a la mediocridad taurina, y decidieron suspender todo.

La familia Marco Domínguez, como es evidente, no viven de los toros pero los aman; fue por ello que se dieron a la tarea dentro de su plaza, de apoyar a los jóvenes, y en lugar de cobrar las entradas, sólo pedían víveres para la Casa Hogar Providencia, en donde la legendaria Madre Inés, da cobijo y alimentación, a todos esos niños desamparados de la calle y olvidados de la sociedad.

Casa Hogar Providencia no quedará desamparada, porque la, familia Marco Domínguez, continuará manteniendo su apoyo, para que esos niños de la calle, algún día próximo sean hombres de bien.

La Fiesta en México, sí continuará quedando desamparada de gente de bien como la familia Marco Domínguez, al ya no ofrecer las oportunidades a los novilleros con cualidades, así como a todas esas fuentes de trabajo que nacieron o se ayudaron con estos festejos.

Con una gran indignación, con un inobjetable sentimiento devastado, Don Luis, dio el anuncio e informó que el argumento era consecuencia de la falta de solidaridad por parte de los ganaderos quienes no querían proveer del auténtico novillo, a pesar de que ellos pagaban los precios que imponían; de que la Asociación de Toreros mexicanos que encabeza ahora mismo, Paco Dóddoli, les llenó no de piedritas, de auténticos muros el camino, como recientemente…

… sí, al haber confeccionado un cartel con un novillero venezolano, un español y un mexicano, les amenazó con vetar la plaza, si no ponían a otro novillero mexicano, cuando…

… cuando el propio, Paco Dóddoli, ha autorizado carteles con dos extranjeros y un mexicano.

¡Vaya talento!

¡Vaya sensibilidad!

¡Vaya inteligencia!

Quisieron espantar a la familia Marco Domínguez con un veto, y ahora, los que acabaron ‘vetando’ a la Fiesta, fue esta maravillosa familia que sí le hacían un bien real, concreto, contundente a la Fiesta.

Un ‘veto’ consecuencia del hartazgo de tantos bloqueos de los que fueron objeto.

Quisieron ofrecer una oportunidad con base en la verdad a los novilleros, y pareciera que ese fue su pecado.

Lo peor… sí hay algo peor en todo esto, es que no faltaron apoderados, o mejor dicho, intentos de apoderados que les solicitaban manipular las astas de los novillos para «proteger» a sus muchachos.

Con estas conductas carentes de honestidad, de ética, de dignidad personal, cualquiera acaba hartándose.

¡Felicidades taurinos agotaron a la “gallina de los huevos de oro” en Cinco Villas, sigan disfrutando de sus miserias taurinas, ojalá y algún día decidan reivindicarse con la grandeza de la Fiesta.

_____________________________

@PERIODISTAURINO

_____________________________