En Monterrey… Adame y Juan Fernando triunfadores de la tarde

En la plaza de toros Sebastian Medina Los Jacales, ante mas de tres cuartos de plaza se celebró la corrida programada con un encierro de la ganadería Marrón, bien presentado -a excepción del sexto ya que parecía un novillo-, de los siete toros lidiados destacó el tercero, el resto presentó mansedumbre, así como falta de casta. El séptimo de regalo no pudo ser lidiado ya que se fracturó la mano izquierda y tuvo que ser devuelto a los corrales.

Antonio Ferrera: Oreja y palmas tras dos avisos.

Joselito Adame: Palmas y dos orejas protestadas.

Juan Fernando: Dos orejas y palmas

_____________________________________________

Este domingo 20 de febrero, se comprobó que en Nuevo León sí hay afición y que la fiesta sigue viva, intensamente viva, por lo que se felicita a RR Eventos por su labor de que la fiesta continue y que se mantenga vigente en nuestro Estado.

Si bien lo que más amerita ser mencionado sobre lo sucedido esta tarde, es la participación del torero regio, Juan Fernando quien tuvo, para empezar, mucha suerte con el primero de su lote, ya que se podría decir que fue el único toro que se dejó realizar una lidia. Juan salió a demostrar que su toreo ha ido evolucionando y ha ido creciendo como profesional.

A este toro lo recibió pegado a tablas con dos largas cambiadas aprovechando el viaje, posteriormente se incorporó para ir hacia el de Marrón y esperarlo en los medios con el fin de realizar lances desmayando los brazos lo que resultó del gusto de los asistentes.

Inteligentemente, sólo pidió un castigo leve en varas, entendiendo de la mansedumbre de su astado. Posteriormente, con la tela roja se colocó en los medios y convocó al toro para hacer un cambio por la espalda que de lo justo que le resultó, su terno quedó entintado de la sangre del toro. Continuó su lidia por la derecha gustándose y siendo del gusto del público. Alternó por naturales y remates de pecho muy toreros. Tras culminar su actuación dejó un estoque en sitio y entero, por lo que el público exigió los apéndices.

Con el que debió de haber sido el cierra plaza, Juan Fernando decidió abreviar su participación. Desde que el astado salió perdía las manos, y tenia que forzarlo mucho para cumplir con las embestidas. En el último tercio, el toro se fue a tablas y decidió tirarse a la arena como si estuviera en el campo en compañía de las vacas echadas. Siendo difícil por parte de los toreros de plata como del propio matador volverlo a poner de pie, con el fin de que Fernando pudiera dar punto final a su actuación.

Joselito con el segundo de la tarde no había mucho que hacer, ya que aparentemente este toro presentaba una discapacidad visual, posible perdida de visión de cerca, ya que si se le hacia el llamado a distancia, este arremetía, por lo que Adame abrevió y puso punto final al momento de querer iniciar una segunda tanda.

El quinto de la tarde, que bien fue un toro con falta de bravura, al cual sólo pasaba por la tela sin ningún tipo de transmisión, hacia los tendidos, Adame le cortó las dos orejas con protestas por un sector de los asistentes. Esto debido a que pareció, que el matador, por estrategia, pidió a la banda interpretara Pelea de Gallos lo que en automático provocó que muchos de los que estaban en gradas se les olvidara la inacabable mansedumbre del bovino, lo que provocó que el toro pasara por la tela con la cara en alto y deslucido.

A partir de que se escucharon las primeras notas todo fue inexplicablemente maravilloso. Si bien por el estoque pudiera haber sido merecedor de una oreja a pesar del escandaloso vómito sanguíneo, nuestro “magnifico” juez de plaza cayó rendido a los pies del torero, ante la “grandísima” petición del público por la segunda oreja.

El abre plaza que correspondía al torero español Ferrera, fue parecido a sus hermanos, sin embargo hay que reconocer que el matador le encontró modo y le pudo extraer derechazos y naturales con remates de desdén, siendo aplaudidos por los presentes.

Sin embargo, algunas personas no las convenció del todo por lo que le pidieron que se arrimara al astado, que se lo pasara cerca, por aquello de la muy prudente distancia en la que estaba toreando. Por lo que a pesar de que al matador no le gustaron los comentarios de todas maneras los complació y fue ahí cuando la gente más se entregó en cada muletazo. Concluyó con su lidia con un espadazo entero.

El que salió en cuarto lugar, un toro manso y descastado, no había mucho que hacerle ya que desde con el capote tendía a quedarse parado y sin obedecer a las telas. Ferrera abrevió su participación y no fue hasta el quinto intento que dejó un estoque caído lo cual fue suficiente para que el astado doblara. Aun así el publico reconoció su labor.

El de regalo, un toro que parecía vendría a cambiar la tarde para la mala suerte del señor Antonio Ferrera, este se fracturó su mano izquierda en uno de los saludos con el capote, y ya no pudo continuar en su andar por el redondel. Tuvo que ser regresado a toriles, para así dar punto final a la tarde.

___________________________________________

Les recordamos que el calendario de los festejos de los TorosenelMundo, lo hallarán aquí en nuestra sección de Calendario

___________________________________________

@TorosenelMundo_

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________