Matador Víctor Hugo Garavito y aficionados muestran la solidaridad de los taurinos

Desde el punto de vista cristiano, la caridad está relacionada con el amor a Dios”.

En tiempos que la humanidad libra una de sus más alarmantes batallas contra lo inesperado y desconocido debido a no saber de qué manera enfrentar esta pandemia fatal de la Covid 19 que viene causando estragos por el mundo entero.

Cuando la desesperanza, desolación y absoluta incertidumbre arremete en las personas más vulnerables, desposeídas y menos favorecidas por el destino, surgen iniciativas espontáneas, encomiables, de generosidad altruista y bondadosa que nos llevan al convencimiento que aún el ser humano es posible de desarrollar dichas cualidades espirituales y ofrecerlas a los demás.

Como las que vienen emprendiendo el matador de toros peruano Víctor Hugo Garavito García y su simpática esposa Daniela, quienes prestos recogieron la sugerencia de la aficionada y diseñadora gráfica taurina, Mónica Lucas, para animarlos a elaborar y distribuir gratuitamente raciones de almuerzos diarios entre personas sin techo que deambulan por las calles del viejo distrito del Rímac, cuna del matador y donde se yergue la Plaza de Acho.

A través de ellos muchos aficionados taurinos se han sumado a colaborar con la iniciativa proveyendo de insumos o haciendo donativos. “Todo tipo de ayuda vale y es bien recibida” —nos explica Lucas.

Todos los días salen a recorrer esas calles para entregar unas cincuenta raciones de comida que“… esperamos ir incrementando conforme nos sea posible gracias a la ayuda de nuestra colectividad taurina”, nos dicen el matador Garavito y Daniela, su afable esposa venezolana.

Ciertamente, similar acción también llevan efectuando de motu proprio aficionados taurinos como es el caso de los populares Lucho Cáceres y su colega Luis… entonces

¿Los taurinos no somos acaso solidarios?

¡Por supuesto que sí !

Y cada uno lo manifiesta de distintas formas según sus posibilidades y recursos.

El matador de toros Víctor Hugo Garavito, es torero de amplio trajinar por los ruedos peruanos en los 17 años de carrera tras su alternativa recibida en Puquio, Ayacucho, de manos del matador Antonio Rodríguez El Almendralejo, y teniendo de testigo al matador David Gil.

Empezó a darle a los trastos desde muy niño en la Escuela Taurina de Acho donde fue instruido por los profesores Jorge Rosales Loayza Coquimba y Daniel Escudero Torres Cachupín.

Como la mayoría de toreros peruanos, su carrera no se desarrolló sobre lecho de flores —en realidad en esta profesión muy difícil lo sea para cualquiera y menos en el Perú— pero supo sobrellevarla con entereza y dignidad, al punto que tras casi perder la vida en un accidente de carretera justamente por ir tras el toro en confinados pueblos y recorriendo los serpenteantes caminos de la geografía peruana.

Sufrir en los últimos meses un desprendimiento de retina en uno de sus ojos y afrontar las vicisitudes de la profesión, ha sabido reiventarse en otros aspectos que lo mantienen ligado al toro.

Y también desarrollar otro arte innato como es el del buen cocinar, siendo precisamente esta cualidad suya, en la que también es muy requerido entre los aficionados y eventos taurinos, lo que le hizo aceptar de inmediato la propuesta solidaria y echarla a andar con sus propios medios para sensibilizar a la comunidad taurina y se sumen, como lo vienen haciendo, a este noble fin.

¡ Enhorabuena, aplaudimos este gesto que los enaltece aún más !

____________________________

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________