En Bogotá… Derroche de triunfalismo en el cierre

Bogotá, Colombia. Domingo 01 de Marzo, 2020. Tres cuartos largos de plaza para el cierre de la temporada taurina en Bogotá. Se lidiaron toros de Juan Bernardo Caicedo desiguales de presentación y de juego. Mal presentado el primero que se devolvió por cojo, con unos pitones que invitaban a la sospecha. Así como los del quinto que también parecieron raritos, muy cortitos. El cuarto de Castella impresentable, parecía un novillo adelantado. Los demás aceptablemente presentados sin ser gran cosa.

Sebastián Castella: Dos orejas y palmas; silencio en el que regaló

Andrés Roca Rey: Dos orejas y palmas

Juan de Castilla: Oreja y dos orejas simbólicas

Detalles:

Se despidieron del toreo Wilson Chaparro El Piña y Miguel Aguilar.

El Piña dio una vuelta al ruedo a hombros, muy merecida y cariñosa, al finalizar la lidia del cuarto, al que clavó tres muy buenos pares con la música sonando y el vello de punta en la mayoría de la plaza. Entrañable y emocionante. ¡Gracias Piña!

____________________________

… la corrida que debía salir perfecta, y así fue, para la foto, para los anaqueles, más para la vista, que para explotar los corazones. Más para el remate que para la memoria”.

Corrida para figuras, toros nobles, escasos de fuerza, de dulcecito, que se movieron pero que no aguantaron ni una vara siquiera decente, el colmo fue el primero bis, el castañito, al que ni se le picó.

Estos toros de Caicedo están criados para eso, para aguantar en la muleta, pero no para el caballo. Toro moderno para toreo moderno para un público también moderno, que aplaude que no se pique. La mayoría.

Gran toro el sexto, que metió bien la cabeza desde el inicio y que se arrancaba de lejos en banderillas, luego repitió y repitió incansable pero de…

¿Indulto?

¡No!

Un toro bravo de verdad es otra cosa. Lo primero, ir al caballo. Este era repetidor y noble. Nada más. Un buen toro.

Como buenecito fue el segundo, noble y colaborador.

¿De vuelta?

¡No! ¡no!

Los toros de Caicedo cuadraban perfecto para esta corrida, que reunía la reaparición de Roca Rey, el regreso de Castella a la capital después de su muy buena primera presentación, en donde sustituyó precisamente al peruano, y al colombiano con mejores posibilidades de ser alguien importante taurinamente hablando, Juan De Castilla.

Era la corrida señalada, estaba marcada con un asterisco desde que se anunció la temporada, la corrida que debía salir perfecta, y así fue, para la foto, para los anaqueles, más para la vista, que para explotar los corazones. Más para el remate que para la memoria.

Al final la foto anhelada, los tres toreros a hombros y los ganaderos y la empresa también en volandas, que más se podría pedir. La gente con ganas de remate por lo alto, toreando por las calles.

¡Siete orejas!

El público, aplaudidor y vocinglero.

Hicieron saludar a demasiados banderilleros sin merecerlo todos los que se desmonteraron. Se aplaudía no picar a los toros.

Mmmmm.

Eso es lo más grave.

Luego todo se aplaudió, hasta las lidias normales de los subalternos. Público con ganas de triunfo. Bueno, también pasa en estas tardes.

La presidencia abrió la manga desde el primero al conceder la segunda oreja a Castella cuando la faena era de una, pareciera que el palco suma una por la faena y otra por la estocada, porque así fue su proceder ayer sábado con la faena de Arcila.

A partir de allí la tarde se enrumbó, nunca mejor dicho, porque la rigurosidad de las primeras tardes dio paso al jolgorio y al derroche. Ni vuelta al tercero, ni indulto al sexto.

Cosas de peso específico, no tantas como lo sugiere el resultado numérico. El toreo profundo de Roca Rey en su primero, al que vimos en su reaparición más pausado, más asentado, toreando más despacio. La primera parte de la primera faena de Juan de Castilla que tenía una papeleta muy dura pues en el tercero de la tarde sus dos compañeros, ese par de gallos de pelea, ya tenían asegurada la puerta grande con dos orejas cortadas por cada uno. Así como un par de tandas en el sexto, que embestía muy bien. Juan estuvo a la altura del toro y al natural toreó de verdad verdad.

El ciclón del Perú, Roca Rey, reaparecía después de un largo período de convalecencia. Esa era la noticia taurina mundial.

¿Cómo estará a quince días de reaparecer en España en Fallas?

Pues estuvo más que bien en su primero, toreando profundo, toreando requetebién por bajo, sin arrasar como antes pero con más estética y con más sentido.

Disfrutó él y disfrutamos todos con los muletazos más rotundos de la tarde. Un pase de pecho, al rematar las bernadinas finales, fue todo un monumento. Mató muy bien aunque el toro demoró en caer, el puntillero levantó al de Caicedo y descabelló acertadamente. Dos orejas y toreo bueno.

En su segundo, el toro no tenía casi fuerza, claudicaba calamitosamente si le bajaba un poco la mano. Le pasó a media altura en dos tanditas que supieron a poco. No hubo más, el toro no tenía nada. Mató de un cuarto de espada y de estocada entera. Palmitas.

El toreo se había visto en su primer turno.

Castella volvió a mostrar que está en un gran momento, pasó a sus toros como quiso, con un gran dominio frente a sus astados; en faenas eso sí muy largas, aprovechando hasta la última embestida de los de Caicedo.

En el primero alternó muy hábilmente el piquito con el dominio de los terrenos. Esta templadísimo y esa es quizás la característica que más ha potenciado en esta nueva etapa de su toreo. Mató estupendamente y llegaron dos orejas, la segunda de regalo.

Como toreaba con Roca, y hacia primer turno se anticipó a las cosas que sabía podía hacer el peruano. Inteligente el francés para tratar de bloquear al ciclón. Variedad capotera, pasarse al toro por la espalda a último momento, destapando las cartas antes de que el rival lo hiciera. Castella es un gallo que no se deja nunca ganar la pelea fácilmente.

En el cuarto volvió a estar muy solvente, aunque todo lo que hacía perdía categoría por lo anovillado de su oponente. El público protestó con razón la mala presentación de este astadito.

El torito iba y venía como una ovejilla campirana, como dice nuestro director. Toreó a placer y muy despacio en los primeros muletazos. Todo iba bien hasta que el torito se lastimó su patica delantera y tuvo que pasaportarlo anticipadamente.

Como la tarde iba de amplitud, decidió regalar un toro más a pesar de tener asegurada la puerta grande, el toro salía suelto y era distraído pero Castella lo metió en la canasta con una facilidad pasmosa, se fue a sentarse al estribo al inicio, tenía asegurada una oreja pero no mató bien.

Juan de Castilla ha tirado para delante de forma impresionante, a mi lo que más me ha gustado fue su carácter y la convicción con la que salió en su primero a sabiendas de que tenía que triunfar si o sí y el toro ya había dado muestra de mansear.

En el brindis iba mascullando la responsabilidad atragantada, no era nada fácil el trago y se sobrepuso impresionantemente. Ese par de tandas dejándole la muleta en la cara, venciendo la crispación que generó un grito destemplado de un desentendido tuvieron mucha importancia, más que por la técnica por el carácter.

Allí estuvo la clave de su tarde. Allí venció y se vino para arriba. Allí dio la talla a las dos figuras.

Luego para su fortuna le salió el mejor toro de la tarde y lo supo aprovechar, supo leer el momento, lo pasó muy bien en tandas de mérito y también supo administrar al público.

Le dio circulares cuando se requería para no dejar enfriar la petición de indulto que se adivinaba desde el inicio de la faena. Juan se vino arriba y pasó al toro también como quiso.

Triunfo grande que lo debe poner en todos los carteles de fuste en Colombia y que ojalá también le sirviera para volverlo a ver por España.

Está más que cantado el cartel de las próximas ferias colombianas:

Arcila y De Castilla. De Castilla y Arcila.

Atractivo y atrayente duelo. Súmenle a Bolívar si quieren. Sería lindo.

Cierre de temporada soñado y anhelado. Luego hay que pasar el colador para separar lo importante de lo accesorio. El tiempo ayudará con los días y de a poco se decantará lo realmente bueno en su memoria.

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________