En la Monumental México… Morante y la decadencia de la fiesta

Monumental Plaza de Toros México. Domingo 10 de Noviembre 2019. Segunda corrida de la Temporada Grande. Más de un tercio de entrada, unas 17 mil personas. Se lidió un impresentable encierro de Javier Bernaldo de Quirós, que ha sido anovillado, con sospecha de cornicure en algunos de los ejemplares; en su conjunto resultó manso, descastado e inválido. La suerte de varas ha sido la simulación al no haber estado presente ni la casta ni la bravura; en suma se puede afirmar que los bovinos de Javier Bernaldo resultaron indignos de haber estado en el mayor coso del mundo.

Morante de la Puebla: Silencio y oreja.

Joselito Adame: Oreja con protestas y silencio.

Ernesto Javier Calita: Silencio tras aviso y bronca tras tres avisos.

Detalles:

Escuchó ovación en el tercio, Fernando García hijo, tras parear al cuarto.

¿Hasta cuando la Comisión Taurina de la Ciudad de México cambiará a los nada útiles buenazos que habitan el palco de la nula autoridad?

Son los únicos responsables de que las cosas no vayan a mejor porque autorizan muchas pifias. La respuesta la tiene su presidente Vicente Bandín.

___________________________________

Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo”: Abraham Lincoln

No hay mejor forma de explicar esta frase tan certera y de mucha reflexión, que con la participación esta tarde de, Morante de la Puebla, en el mayor coso del mundo, quien llegó acompañado de los impresentables astados que exige, y que arribaron de la ganadería de Javier Bernaldo de Quirós.

Siempre he y se ha afirmado, que el arte presupone verdad, si no hay verdad…

… ¡el arte no puede existir!

Podremos ver una parodia, una simulación, un truco, pero nunca…

… ¡nunca!, una creación consecuencia del arte.

Esa verdad en el arte del toreo está representada por el toro bravo y encastado; si no hace acto de presencia, lo demás es tan sólo una ilusión.

Bajo estas premisas que se deben cumplir siempre, no hubo verdad en el intento de toreo de, Morante; por lo tanto…

… ¡no hubo arte!

No puede haber verdad, porque no enfrentó al toro bravo y encastado que le da razón de ser, justamente, a la inobjetable grandeza de la tauromaquia a través de su liturgia y rito.

Resultó la auténtica vergüenza, ver aparecer a, Agua Nieve, un pequeñajo que no ofrecía respeto alguno; pero no sólo esto, daba absoluta vergüenza…

… sino también daba y mucha vergüenza: la desvergüenza de que en la ganadería de Javier Bernardo de Quirós, se siga manteniendo al animalillo bobalicón para la comodidad de los figurines.

En medio de esta sin razón, vimos aparecer a unas chicuelinas y luego a unos lances a pies juntos, que todavía la buena fe del respetable coreó, y que sin embargo, estaban siendo la consolidación de la fiesta decadente en manos de Morante.

Como decadente fue la faena, algunos detalles de pases sin mayor dimensión que la bondad de un público ávido de ver triunfar a su torero, que le gritó ¡olé! en franco apoyo.

Pero, lamentablemente, esa no era la verdad…

… eso no podía ser la verdad, porque estaba implícito el engaño hacia la buena fe de ese luminoso público que quiere defender a su Fiesta.

Y entonces apareció la insistente pregunta:

¿Cómo se puede defender a la fiesta con pequeñajos disminuidos, que tienen apariencia de moribundos, que no pueden sostenerse en pié, a los que un hombre de geografía corpórea abundante, les da pasesillos que intentan ser tan gráciles como los de una despistada bailarina de ballet?

El pequeñajo, Agua Nieve, parecía tan amorcillado que fue penoso ser testigos de hasta donde el ganadero en cuestión, ha insultado a la grandeza del arte del toreo, avasallando a la casta y disminuyendo a la bravura, en beneficio de la reprobable comodidad para los figurines.

Quienes -los figurines- por otra parte, ponen a las empresas contra la pared exigiendo este tipo de ganaderías comerciales; y lo peor, la realidad demuestra que no son figuras porque no llenan plaza.

Estos antitaurinos hacen más daño que los de afuera, porque estos están adentro de la Fiesta y poseen todos los elementos para disminuir a la integridad del toro bravo y encastado.

Me gustaría que esos detallitos que hizo, Morante, se los hiciera a la plenitud de un toro bravo y encastado, a la grandeza de un toro íntegro; no a un inofensivo pequeñajo tan disminuido que parecía moribundo.

Sí, le han dado una oreja por una estocada habilidosa, y cuando la paseaba Morante por el redondel de La México, la frase acusatoria, lapidaria de Abraham Lincoln, aparecía implacable exigiendo terminar de una vez por todas con ese engaño que hace tanto daño a la grandeza del arte del toreo, pero que…

… se resisten los figurines en abandonar, por mantener una fiesta que ya no tiene razón de ser.

Con su primero, Greco, apenas y pudo hacer algo Morante, era tan manso, pero tan manso el pequeñajo, que abrevió, dejando un cuarto de estoque que escupe y una entera baja.

Joselito Adame, también componía el cartel, y percibo que él debió haber salvaguardado la Fiesta; no creo que habría pasado algo en su contra y sí mucho a su favor, si hubiera exigido un encierro mucho mejor presentado y con nota de tienta en donde la casta y la bravura fueran los elementos fundamentales.

Se trata de salvar a la Fiesta de tantas miserias taurinas.

Pero, calló.

Y el que calla otorga.

Con su primero, Palomero, le recibió con dos largas cambiadas, para en los medios dejar unas verónicas, que entusiasmaron a los aburridos asistentes. Hizo un quite por gaoneras, como se debe consumar, el farol y luego el quite detrás por delante, con cierto grado de nerviosismo.

Su faena estuvo llena de entrega y voluntad, obligando mucho al debilucho y mansesco astado. Hasta dejar un espadazo caído que provocó vómito sanguíneo, y un apresurado juez, el buenazo de Brauny, le obsequió una oreja que sería protestada.

Venadito, fue su segundo, un animalillo mansón, al que poco pudo hacer, porque se fue yendo a menos; algunos pases buenos sobre todo con la zurda, y alguno con la derecha. Pero nada que enloqueciera al respetable. Tras un espadazo que cala al astado, deja otro que le hace sucumbir, y todo quedó en el intento.

En medio de este asfixiante panorama, se presentó un necio, absolutamente necio y desorientado, Ernesto Javier El Calita.

Afirmo que necio y desorientado, porque insistió en alargar inútilmente sus faenas. Es un joven que promete mucho y puede llegar a cumplir, pero todo con base en la lógica lidiadora.

Ya había demostrado desde con, Destino, su valía y que sus argumentos se habían estrellado con el muro infranqueable de la mansedumbre, pero insistió tanto, pero tanto en romper el sano equilibrio que deben guardar las formas en todo para no excederse, que acabó por alterar al público; el que le exigió diera por terminada su actuación.

Como también le ocurrió con el cierra plaza, Agradecido, otro desagradecido manso y descastado ejemplar, al que le extrajo lo que tenía, pero insistió nuevamente, en donde ya no había nada, se volvió a pasar de faena y luego vino la encrucijada.

Como no cayó con el espadazo el astado, hizo mal uso del descabello dejando hasta 18 golpes sin acertar, por lo que se le fue vivo el mansesco ejemplar.

Al final, el público volvió a mostrar su hartazgo por la mansedumbre, por el descastamiento y por la invalidez de los bovinos de esta tarde. No queda la menor duda que la empresa está a tiempo de cambiar las siguientes ganaderías comerciales para bien, para mucho bien de su espectáculo.

Se está haciendo un esfuerzo empresarial, hay que reconducir todo a mejor puerto.

Al menos…

… al menos que los figurines para mantener sus imposiciones, afirmen que ellos tienen otros datos, cosa, que por supuesto, nadie les creemos

¡Dígase la verdad… aunque sea motivo de escándalo!

________________________________

Ir a la galería del Maestro Sainos

________________________________

@PERIODISTAURINO 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________