En Guadalajara… Leo Valadez realiza lo más torero pero el mal uso de los aceros le hace perder los trofeos

Tarde sin viento, soleada y con buen clima invitaba a los toros, sin embargo apenas media plaza de entrada en la primera corrida del cierre de temporada 2019 en la Plaza de Toros Nuevo Progreso de Guadalajara, se lidiaron dos toros de La Venta del Refugio 1º manso, soso y deslucido, 4º encastado y emotivo para rejones, cuatro para la lidia a pie de La Estancia disparejos en presentación y juego, desde el manso perdido hasta el encastado de buena clase y uno de San Isidro  de regalo que se prestó para el lucimiento.

Diego Ventura: Palmas en su lote; y dos orejas en el de regalo.

Luis David Adame: Silencio en su lote.

Leo Valadez: Ligeras palmas y silencio tras aviso.

Detalles:

En lo personal no estoy de acuerdo con el toro de regalo ya que representa una ventaja, y resulta absurda la preocupación de Diego Ventura por acumular orejas que por consolidarse en el gusto del público a través de su toreo.

Parte médico de Diego Ventura:

A consecuencia de la caída, sufrió una fractura trabecular de capsula radial izquierda y hemartrosis de codo. Fue inmovilizado el brazo y requiere reposo absoluto de la articulación lesionada”.

_________________________

A Diego Ventura le toca en suerte el primero de la Venta del Refugio un manso perdido, distraído al que Diego estuvo encima de el para tratar de sacarle embestidas y en ocasiones lo logra pero resultando más lúcido su monta a la alta escuela y la buena rienda que lo taurino por la escasa materia prima del astado, mata de rejón caído para retirarse con palmas del respetable.

Con el cuarto de la tarde, un toro encastado que embestía con emotividad y trasmisión Diego coloca un rejón de castigo algo caído, para luego en el tercio de banderillas lucir a sus cabalgaduras y emocionar al público con las suertes a la alta escuela y con el toreo a la grupa dejándose llegar al astado en ocasiones hasta tocar a sus caballos.

Con su caballo Dólar que es todo un espectáculo cuando le quita la cabezada y pone las banderillas a dos manos se lleva fuerte ovación, continua con banderillas cortas al violín para terminar con dos intentos fallidos con el rejón de muerte y uno que coloca caído para tener que terminar a pie de dos descabellos, aun así el público lo sacó al tercio entre palmas.

Resulta inexplicable que Diego se obsesione tanto con el corte de orejas y busque con el toro de regalo conseguir éstas que sólo sirven para su ego personal ya que no suman para efectos de estadística por ser de toro de regalo que bajo cualquier circunstancia siempre será una ventaja injusta en relación a sus alternantes, Diego debería dar más valor a la consolidación con el público que va a verlo y que le reconoce su tauromaquia y la prueba fue como le aplaudieron al terminar sus dos intervenciones con los toros de lidia ordinaria a pesar de la falla con los aceros.

Pero bueno el Juez aprueba el toro de regalo y es de la ganadería de San Isidro que fue bravo y emotivo al que Diego le coloca dos rejones de castigo y en el tercio de banderillas luce a sus caballos toreros dejándose llegar al astado hasta que en una de esas embestidas el toro hace por el caballo que cae lastimando a Ventura del brazo izquierdo.

Él se levanta y vende bien este hecho ya que el público le aplaude fuertemente, continua en la lidia y mata de certero rejón de efectos inmediatos con la consecuente emoción que imprime Diego cuando logra estas estocadas, el Juez benévolamente le otorga dos oreja que pasea feliz para dar vuelta al ruedo y retirarse a la enfermería.

Como segundo alternante vimos a un Luis David desdibujado, sin ganas y desconfiado, si bien le toco el peor lote no fue el Luis David de otras tardes, con su primero, segundo de la tarde, un manso perdido, tardo y deslucido logra pegarle una verónica una chicuelina y revolera entre los aplausos, lo lleva al caballo y lo pasa con apenas un piquetito que ni sangre le hizo, quita por chicuelinas despegadas rematadas con revolera.

Con la muleta se da cuenta que no tiene materia prima para nada pero inexplicablemente se empeña en sacar pases despegadísimos y sin mayor impacto tanto así que le comenzaron a gritar que lo matara pero él seguía infructuosamente alargando y aburriendo, alguien le debe decir que cuando no tiene enemigo enfrente debe abreviar y evitar la pérdida de tiempo y sobre todo entender que “sin toro no hay fiesta”. Lógico el astado no le ayuda y se pone pesado con los aceros. Silencio. El toro fue pitado en el arrastre.

Con el quinto de la tarde otro manso con el que no se acomoda de capa, quita por zapopinas muy moviditas logrando escuchar el Olé, con la muleta se le ve desganado y sin confiarse sacando pases a prudente distancia y teniéndose que colocar entre pase y pase, no logra ligar series por las mismas condiciones del toro que no es claro en sus embestidas, mata de entera desprendida. Silencio. El toro es pitado en el arrastre.

A Leo Valadez le toca el mejor toro un toro encastado que trasmite y al que Leo le aprovecha toreando a la verónica, chicuelina y revolera entre los Olés fuertes, pero el astado se lastima de su pata derecha que ostensiblemente la arrastra y el público pide sea devuelto pero el Juez no lo autoriza y permite que sea picado.

El toro no peleó en el caballo se defendió con la cabeza alta para deshacer el encuentro, el Juez cambia el tercio y Leo toma los palitroques y aunque a toro pasado y con el público en contra él continua y logra una interesante faena principalmente por pitón derecho logrando series ligadas que le son fuertemente jaleadas cambiando las cañas por Olés.

Intenta por naturales pero no es el lado bueno del toro aparte que se le vence y se queda corto, continua Leo y con entrega y deseos de agradar se gana a los asistentes que le ovacionan fuerte, pero llega el momento de la falla con los aceros y todo se viene abajo llevándose solo ligeras palmas.

Con el 6º un toro alto de embestidas incomodas a veces trompicadas logra  torearlo de capa con sentimiento y entre los Olés, quita por zapopinas bien ejecutadas y con mucha trasmisión para llevarse fuerte ovación, de nuevo en banderillas es aplaudido aunque a decir verdad banderilleó con ventaja y a toro pasado.

Con su muleta logra implementar una faena por ambos lados ligando derechazos y naturales de calidad ante una embestida a veces incomoda y a veces larga y de cabeza baja pero Leo confía en él y trasmite lo que hace escuchando los Olés en cada pase que da, cierra por bernardinas sin el ayudado, ceñidísimas que le son fuertemente jaleadas, pero, pero los aceros vuelven a hacer de las suyas y pierde seguramente algún trofeo, escucha un aviso y se retira en silencio.

____________________________________

Ir a la galería.

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________