En Pamplona… López Simón puntúa bajo mínimos en la primera de a pie de San Fermín

Pamplona. Domingo 7 de Julio. Tercera de la Feria de San Fermín y primera corrida a pie. Se lidiaron toros de El Puerto de San Lorenzo y dos de La Ventana del Puerto, (4º y 5º), correctamente presentados. Les faltaron transmisión a todos. Lleno.

Emilio de Justo: Silencio y silencio tras aviso.

Alberto López Simón: Silencio tras aviso y vuelta al ruedo.

Ginés Marín: Silencio y silencio tras aviso.

___________________________

Las ganas de toros y de disfrutar de una de las mejores fiestas del mundo se agolpaban en las puertas de la plaza de toros de Pamplona. Como viene siendo habitual en esta feria del toro, el lleno fue innegable y el ambiente, inmejorable. Los toros de Puerto de San Lorenzo serían lidiados por Emilio de Justo, López Simón y Ginés Marín.

El primero a pie de este nuevo San Fermin fue muy serio, armado y fuerte, pero teniendo en sus hechuras cierta armonía. Frío de salida, no permitió a Emilio de Justo un mayor lucimiento que el sacárselo a los medios andándole hacia atrás. Faltó algo de entrega en el piquero y tras los dos encuentros con él, resultó tardo y difícil de banderillear.

De Justo cambió los terrenos tras ir a recoger al toro y cogió la mano izquierda. En cortas distancias tampoco consiguió hilvanar muletazos por la parada condición del toro. Bien el diestro extremeño cruzándose y buscando siempre la buena colocación. Mas de media estocada en ejecución habilidosa. Silencio.

Menos rematado el que hizo cuarto. No era para esta plaza. Saludó a la verónica Emilio de Justo pulcramente, rematando con una buena media dicho recibo. Se picó en el sitio y el segundo tercio fue un mero trámite pasado con eficacia y rápida.

El toro probablemente fuese el de mejor condición de la tarde hasta el momento. Fue todo actitud y técnica y también claridad de ideas. Hubo sabor en los grandes pases de pecho y gusto y torería en los remates por bajo.

El clasicismo ejecutado fue rematado con una estocada en el sitio, pero toda su verdad se diluyó al atragantarse con el descabello. Silencio.

Se intento lucir con la seda rosa el madrileño López Simón combinando verónicas con chicuelinas mientras rugían los tendidos de sol con El Rey y La Chica Yeyé, las mismas que ejecutaría bajo un bellísimo caldero y plata Ginés Marín. Este bajo segundo, además de eso tuvo una cara más amplia y siendo más noble y teniendo más movilidad que el primero.

Rodillas en tierra, lo pasó haciendo vibrar a los tendidos de la plaza monumental pamplonica. El madrileño basó la faena sobre la mano derecha ahogando la embestida de su oponente en ciertas ocasiones. En iguales proporciones: igual Simón que este segundo, poco. Silencio.

Largo como un tren y con los pitones vueltos el quinto de La Ventana del Puerto. Salió suelto de los capotes, acabando en terrenos de sol Alberto López Simón con él tras el saludo. El volumen y el cuajo del animal eran evidentes y aún más cuando Ginés quitó a la verónica deslucidamente por la nula fijeza que tenía el toro.

El toro pasaba sin emoción alguna en los vuelos de la muleta de Simón. Nunca llegó a conectar e incluso aburrió el de Barajas. Ante tanta pasividad el toro se echó en los últimos compases de la faena. Mató de estocada. Vuelta muy excesiva la paseada por Simón.

Basto de hechuras, desagradable y de fea expresión fue el cuarto. Manifestando comportamiento de manso, marcó querencias. En el capote fue nulo y en la muleta Ginés aprovechó ese tranco de más que dio la mansedumbre inequívoca que poseía el animal.

Le arrancó un buen ramillete de naturales de bella factura. Sobre la mano derecha, soltaba la cara y mostraba una orientación adquirida durante toda la faena.

En los compases finales, abrió el cajón del repertorio jamás usado tirándose de rodillas realizando molinetes. Lo mató por arriba para escuchar palmas entre el jolgorio de las peñas.

El toro más bajo de la corrida protagonizó el sexto turno. Mostró nobleza y ganas de hacerlo bien el animal, pero todo se quedó en una embestida a media altura. No se colocó en el sitio Ginés Marín y entre eso y las sosas y desentendidas embestidas no hubo faena. Silencio.

______________________________

Foto: Javier Arroyo

___________________________

@ignaciotaurino

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________