Lo dice Pepe Mata… Tarde de importantes contrastes, entre un sólido señor Flores y un prometedor señor Espada

Hay tardes que se distinguen por los buenos encierros, otras por los buenos toreros, unas más por la juventud que anuncia la continuación de la Fiesta hacia buen puerto.

Esta tarde en cuestión los de Baltazar Ibán, tuvieron movilidad, complicaciones, aunque no pelearon con los caballos; y a pesar de que para los enemigos de la verdad, insistan en restarle importancia a tan importante tercio, es fundamental para ver si un toro es bravo o no.

Justo esta ha sido la tarde de los jóvenes, de interesantes contrastes, mientras el veterano, Alberto Aguilar, hizo su último paseíllo, como torero en activo en la Monumental Plaza de Las Ventas, al que se le reconoció con emotiva ovación en el tercio tras el paseíllo, sus compañeros del cartel anunciaron un futuro luminoso.

El de Apizaco, Tlaxcala, Sergio Flores, con un toro complicado de Baltazar Ibán que hizo segundo, ha estado muy firme desde su saludo capotero. Hizo avizorar magníficos augurios que se acabaron cumpliendo con la muleta en donde estuvo domeñado, imponiendo su mandato, y construyendo sólida propuesta en donde la arquitectura fue contundente. La espada le impidió cortar un trofeo, no así de escuchar una ovación de gala en el tercio, como reconocimiento a su sólida propuesta.

Lo ideal, sería que, Sergio, se quedara en España, para consolidarse ya que aquí es en donde se hizo como torero, y aquí es en donde puede hallar la fórmula para consagrarse.

El reto de aceptar aires renovadores en su destino taurino, está sólo en él… en Sergio, el aceptarlo; pero seguro estoy de que si, Sergio Flores, de una vez por todas decide tomar su destino en sus manos, conseguirá todo.

El señor Francisco José Espada, ha estado bien, correcto, mostrando las buenas maneras que le valieron desde novillero el aprecio del respetable; con ningún festejo en este año se presentó y enfrentó las complicaciones de un toro, al que le pudo y extrajo faena meritoria. Trazos templados con la mano diestra que fueron seguidos de dos en el toreo al natural estupendos.

La rúbrica fue habilidosa pero certera, ya que el toro con cerca de tres cuartos de acero claudicó y tras esto el respetable en su mayoría -los guardianes de la Fiesta, el exigente Tendido Siete no estuvo de acuerdo- exigió una oreja que acabaría paseando con la satisfacción que da el triunfo.

La solución para que la Fiesta tenga necesaria renovación y el público vuelva a poblar todos los tendidos, sólo está en la juventud con argumentos, pues…

… pues, ¡apoyémosla!

________________________________

@PERIODISTAURINO 

_____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_____________________________________________________________________________