En Cali… Oscuro inicio de la Feria caleña

Así de oscuro como estuvo el cielo caleño estuvo la corrida inaugural de la feria taurina caleña, llenando a Cañaveralejo apenas un tercio de su aforo, en tarde con lluvia por lo que se retrasó el inicio del festejo unos 30 minutos. Se lidiaron tres toros de Paispamba y tres de Fuentelapeña disparejos de presentación, cuatro de ellos con apariencia muy juvenil, los que salieron en tercero, cuarto, quinto y sexto lugar, más parecían novillos adelantados que toros de la categoría de una plaza de primera y así lo hicieron saber voces acentuadas y acertadas desde el tendido.

Juan José Padilla: Vuelta y palmas tras dos avisos.

Sebastián Ritter:  Silencio y silencio tras tres avisos.

Jesús Enrique Colombo: Palmas y palmas.

______________________

Y si no hubo toros en el ruedo caleño tampoco toreros para completar el oscuro panorama de la tarde. La corrida inicio con media hora de retraso por la fuerte lluvia que cayó quince minutos antes del paseíllo que maltrató al ruedo que se parchó con aserrín y que lo dejó con un aspecto poco estético.

Por tanto un inicio de temporada parchado, con lluvia, sin sabor y sin son y con muy poco público, un tercio de plaza, ante el cartel más flojo de toda la cartelería anunciada en Cali y los toreros enfrentados a dos ganaderías en la perversa moda que se hace carrera en la fiesta tanto en Europa como en América.

Padilla venía de nuevo a Cali en lo que será su temporada de despedida de los ruedos del mundo, pues ha estado voluntarioso y ganoso pero en exceso vulgar, toreando tan a distancia en su primer toro que no había gran mérito en su labor, que fue aplaudida por los incautos que solo se fijan si el toro pase. El tema es que el astado pasaba pero demasiado lejos del cuerpo del torero, mató de estocada muy caída que dejó todo en una vuelta al ruedo.

En su segundo salió con ganas de triunfar y recibió de dos largas cambiadas en medio del lodazal que despertó al público caleño, banderilleó con mérito y de rodillas recibió a su toro tratando de lograr un triunfo que se diluyó entre la vulgaridad anotada y la demora del toro en caer, sonando dos avisos que enfriaron aún más a los ya empapados espectadores.

Ritter estuvo descentrado y destemplado toda la tarde, al primero no supo cómo meterle mano y el toro mandó en todo momento, lo cogió de fea manera por el cabeceo continuo con el que llegó el toro a la muleta. Sebastián estuvo a merced del burel y mató de estocada tendida poco efectiva. En el quinto se las tuvo que ver con un astado muy avisado que huía de todo y que no tuvo un pase. Lo entró a matar de todas formas sin lograr que el toro doblara. Un toro feo y mal hecho que no debió salir a la plaza.

Colombo, tampoco pudo remontar la tarde y eso que tuvo al público prendido en sus vistosos pares de banderillas, pero se encontró con enemigos que se pararon muy pronto y muy sosos en sus embestidas, tirando por la borda las intenciones del joven venezolano que se vislumbraron en sus primeras tandas de ambos toros.

Hay que cuidar mejor los inicios de las temporadas que marcan luego el ritmo de las ferias y que predisponen positiva o negativamente al público que se acerca a la taquilla impulsado por el devenir de la misma. Cuidado que lo de ayer estuvo muy muy oscuro como para ser el inicio de la temporada colombiana.

________________________________________

@TorosenelMundo_

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________

Foto: Plaza de Toros de Cali

_____________________