Lo comenta Miguel Ángel Yáñez… Las Puertas Grandes de autobús pasan factura

Tarde la de ayer (domingo 26 de junio) en Las Ventas que levantó una mayor expectación a cualquier otro día por estas fechas con cartel de novillada.

Cierto que todos los ingredientes de la misma eran para ello, novillos de Fuente Ymbro que tan buen sabor de boca dejó en la que lidió en la Feria de San Isidro y también los tres novilleros que se anunciaban como triunfadores, Víctor Hernández, Diego García e Isaac Fonseca.

Sus credenciales, una puerta grande conseguida esta temporada por Víctor y Diego, respectivamente y el novillero que más ambiente tiene en el escalafón como es el mexicano Isaac Fonseca.

Una tarde un tanto accidentada ya que los tres sufrieron “tantarantanes”, revolcones y cogida la de Fonseca, con cornada de dos trayectorias y fractura mandibular de la que ya les hemos dado cuenta de la misma a través del parte médico facilitado por los doctores de la enfermería de Las Ventas.

Los novillos buenos, no tanto como los de San Isidro, algunos faltos de presencia para lo que requiere la categoría de Las Ventas, la primera plaza del mundo taurino; pero exigentes y de los que piden oficio y bagaje.

Aquel que se supone que deben poseer especialmente Víctor Hernández y Diego García quienes en su “curriculum” ya cuentan con una salida cada uno de ellos por la puerta grande la  Monumental de Las Ventas.

Pero sin embargo, aquí es donde llega el problema cuando esas dos “puertas grandes” han sido un tanto baratas, merced a la afluencia de sus respectivos seguidores llegados en autobuses desde sus puntos de origen que hacen incurrir al palco venteño, no muy centrado ni justo por cierto esta temporada, en la engañifa cuyas auténticas víctimas son los propios toreros.

Es bueno, bonito y apropiado que los toreros y más aquellos que empiezan tengan sus seguidores que les arropen y acompañen allá donde estos hagan el paseíllo para que sientan el calor del aficionado.

Pero que verdaderamente sean aficionados y no les confundan con su apasionamiento y adulaciones desmedidas incluido su propio entorno, porque eso no les ayuda lo más mínimo, sino que les desconcierta y les hace crear expectativas erróneas que pueden desembocar en fracasos.

Lo que hay que hacer con estos jóvenes novilleros, además de que sigan aprendiendo y creciendo, es tratar de ponerles los pies en el suelo y hacerles ver la realidad del toreo y de la vida; porque es la mejor forma de aconsejarles para llegar a ocupar ese sitio que todos han soñado alguna vez, aquel que se decía en tiempos de “las fincas y los coches Mercedes”.

Cierto es que ayer los aficionados del toreo Tendido 7 protestaron presentaciones de alguno de los novillos y concesión de trofeo, los que fueron contestados y recriminados por cierto sector “autobusero” de la plaza, situación en la que cada uno defendían sus particulares intereses.

Los seguidores a sus toreros y los del 7 tratando de mantener y reivindicar la verdadera categoría de la Monumental de Las Ventas, la que entre espectadores circunstanciales y algún que otro presidente con criterios un tanto sorprendentes, están degradando la auténtica jerarquía que debe ostentar la “Primera Plaza del Mundo” como es Las Ventas, plaza de Primera y no de pueblo que es lo que parece en algunas ocasiones.

________________________________

__________________________________

@miguel_a_yanez  

_________________________________________________________________________ 

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV 

_________________________________________________________________________