En Almendralejo… la terna sale a hombros y de Justo con los máximos trofeos

Almendralejo (Badajoz). Sábado 2 de abril 2022. Casi lleno. Toros de Núñez del Cuvillo justos de presencia y mansos. El segundo fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Morante de la Puebla: Palmas y dos orejas.

Emilio de Justo: Dos orejas y dos orejas y rabo.

Andrés Roca Rey: Dos orejas y oreja.

_______________________

Morante de la Puebla enfrentó, como es ya habitual en él y desde hace muchos años, a la mansedumbre, sólo que en la actualidad se está extremando, o salen dóciles con embestidas borregunas o con violencia. Llevar en exceso la comodidad les está complicando la vida y es mejor retirarse, sin la verdad del toro bravo no hay mucho porvenir.

Con su primero, un tanto reticente, pero de obediencia franciscana, acudió a su muleta dejando series que interesaron al público. Mal con el acero.

Su segundo, otro animalito dócil, obediente -el toro bravo no es obediente- lo sitió en tablas para que acabara asistiendo a su muleta con la que a través de sus poses engola el toreo, así se sucedieron las series en redondo que gustaron al público, para después de estocada con habilidad, recibir dos orejas.

Emilio de Justo es el caso de un gran torero postergado, porque su verdad incomoda, y la mejor demostración está ahora mismo en Almendralejo. Sus toros si bien fueron mansos supo trazar la faena correcta, inteligente y pulcra a cada uno, hasta hacer subyugar al público.

Si con su primero sumó series de dimensión eterna con esa zurda portentosa, tuvo pulcra respuesta con la mano par. Después de una entera, dos orejas ha lucido en son de triunfo.

Esto de que el torero cada festejo a más, lo demostró y por ello, sumó otra faena llena de series luminosas en donde han convivido el ritmo con la armonía para dar la nota trascendente que extasió a los tendidos. Después de firmar con la espada vino la gran petición de los máximos trofeos que así fueron concedidos y lucidos en la auténtica vuelta triunfal.

Roca Rey en su primero tuvo la mala mansedumbre. Sí con estos torillos mansurrones, ahora pareciera que se tiene que hablar de buena y mala mansedumbre, cuando lo óptimo sería resaltar la portentosa bravura que algún día sí hubo. Pero esto es lo que hay, y así con un manso, deslucido y complicado, con peligro, aquello que llaman con genio, que hizo tercero su privilegiada sabiduría le llevó a imponerse y hacer una faena sumamente importante aguantando los hachazos que aventó el toro, lo que resultó por demás meritorios. Tras imponer el acero cortó las dos orejas que exigió el público con pleno convencimiento.

Lo más grande en su participación fue con el cierra plaza, la faena ideal con otro toro ausente de bravura, pero si con movilidad la que supo conducir con belleza, Roca Rey, y con ello cautivar al respetable que admiraba cada una de las series que iban apareciendo como el claro festín del bien torear. El acero le privó de pasear otras dos orejas como mínimo, quedando resumido el reconocimiento en una oreja.

______________________________

______________________________

@TorosenelMundo_

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________