En Nîmes… Manzanares y Adrien Salenc cortan dos orejas

Nîmes (Francia). Coliseo romano. Viernes 17 de septiembre 2021. Segunda de la Feria de la Vendimia. Se lidiaron seis toros de Garcigrande. Descastados y falta de fuerzas, con más calidad 1° y 6°. Tres cuartos de entrada, sin limitaciones de aforo.

Julián López El Juli: Aplausos y aplausos.

José María Manzanares: Dos orejas y ovación con saludos.

Adrien Salenc, quien confirmó alternativa: Oreja con petición de la segunda y oreja.

Detalles:

Adrien Salenc confirmo su alternativa con el toro Recetario de nombre, herrado con el n°52, nacido en octubre 2016 de 505 kg.

____________________________

De la terna, fue Adrien Salenc quien fue el protagonista ya que salió a hombros del coliseo. José María Manzanares podía haber salido también a hombros, pero por la puerta de los Cónsules si no fuese por la espada, mucha clase tuvo el alicantino prefiriendo salir a pie y dejar a Adrien Salenc la alegría de compartir, a solas, su triunfo con los suyos. Anunciado como siempre con los Garcigrandes Julián López El Juli, ganadería predilecta del madrileño con la que no ha tenido suerte hoy. Aunque es una figura del toreo, verlo anunciado constantemente, sin ninguna sorpresa ante los toros de Justo Hernández, ya no genera expectación en el público, peor aún, este se cansa.

Inicio la tarde Adrien Salenc quien confirmó su alternativa. Salió su oponente con un ligero defecto en la delantera derecha que desapareció en el transcurso de la lidia. Buen recibo capotero por verónicas y con media. Sin estilo fue el tercio de vara, con un triste denominador común para todo el lote. Tras la ceremonia, Adrien Salenc brindó a su familia. Firmó un trasteo bien estructurado y con poder a un toro noble, pero con falta de transmisión. Remató con bernardinas y mató de una estocada entera. Cortó la oreja y se le pidió la segunda.

Con el cierra plaza, un astado abanto de salida, lo saludó con un capoteo lucido. Tras las dos varas reglamentarias, brindó al respetable. Salenc toreó sobre todo con la mano diestra a su oponente noble, pero que embestía a media altura sin ninguna clase. Mucha voluntad puso el diestro francés. Mató de una estocada eficaz y logró cortar otra oreja.

Julián López El Juli regresó en el coliseo tras tres años de ausencia cuando él había tomado su alternativa en este redondel. Su regreso fue sin brío. Quedó inédito el astado con el capote. Tomó dos varas sin ningún estilo. Dejó una faena sin emoción frente a un astado descastado y con falta de fuerza. Mató de una estocada entera y fue aplaudido.

Tampoco fue su toro, el cuarto de la tarde. Lo recibió por verónicas de correcta ejecución. Dos picotazos para hacer honor al reglamento. Dejó un trasteo en el mismo tono que el primer ejemplar. Inicio su labor muletera con estatuarios, luego dejó varias tandas intentando alargar las embestidas de un Garcigrande sin clase ni casta. Mató de un “Julipie” de circunstancia, firma de la casa, en dos ocasiones. Fue aplaudido.

Se quedó parado en la puerta de chiqueros el tercero de la tarde, marcando el lugar de su desenlace. Manzanares lo fue metiendo en su capote hasta poder lancearle a la verónica. Acusó de nuevo su condición en el tercio de varas y la primera entrada la tomó en el caballo que guardaba la puerta. Se puso muy complicado en banderillas. Con la franela, el de Alicante se impuso al de Garcigrande a base de mando y poder. Lo sometió en los medios por abajo y le exprimió todo lo que tenía por ambos pitones. Lo toreó en redondo por la derecha ligando muletazos llenos de torería. Por izquierdo lo cuajó con una suavidad admirable. Una faena de mucho poder que caló en el tendido. Lo mató de una estocada recibiendo y cortó dos orejas.

José María Manzanares saludó a la verónica al quinto toro que remató con una media en el centro del ruedo. El animal acusó su falta de fuerza en los tercios de varas y banderillas y llegó a la muleta mermado. Todo parecía en contra, pero a base de maestría, Manzanares consiguió que el animal sacase sus bondades. Ligó tandas de gran valor por la derecha que llegaron al tendido, llenas de empaque y belleza. Por el pitón izquierdo deslizó la muleta para dibujar largos naturales a cámara lenta. La sincronía entre toro y torero emocionó a la afición nimeña que disfrutó de otra gran faena. Erró con la espada y saludó una fuerte ovación.

_____________________________

Ir a la galería de Philippe Gil Mir

_____________________________

___________________________

@PhilippeGilMir

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________