La voz de Jaime Sierra… 75 aniversario de la Plaza México

«La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio»: Cicerón

Cada año los medios taurinos, sobre todo los de México, reciclan la información de lo sucedido aquel 5 de febrero de 1946, fecha en que se inauguró la Monumental Plaza de Toros México.

En vías de no ser reiterativo con los datos, que seguramente leerán, amables lectores, en plumas mejor documentadas que un servidor, si deseo hacer una reflexión de lo que hoy en día, a 75 años de esa tarde memorable, vive la plaza más grande del mundo.

No es faltar a la verdad al decir que ese enorme coso de concreto armado ha pasado sus mejores tiempos, y, por qué lo digo…

Basta un simple dato, en aquel año de 1946 en el área metropolitana de la Ciudad de México vivían alrededor de 3 millones de personas y la plaza se llenó a toda su capacidad y así por varios años ese enorme embudo alojó a una afición entusiasta, apasionada y conocedora.

Y de varias décadas para nuestros días, ¿que vemos?…

Tendidos casi vacíos…

¿Porqué?

Sobretodo si reflexionamos que precisamente hoy en esa misma área metropolitana de la Ciudad de México viven poco más de 22 millones de personas.

Salta la pregunta…

¿Que se ha hecho mal?

Pienso que se ha descuidado y mucho la esencia de lo que es la Fiesta de Toros.

¡¡¡El Torero de Verdad con el Auténtico Toro Bravo!!!!!

Durante años han pasado empresarios que no han respetado a dos elementos importantísimos, a los aficionados, al público que se retrata en las taquillas y al toro bravo y encastado con el trapío que sólo da la edad.

La Fiesta de Toros en la Plaza México pasó de ser una gran fiesta de toros a un espectáculo para el mero divertimento de asistentes ocasionales, llamados en México caza carteles y en España aficionados de clavel, que sólo buscan lucir en los tendidos suponiendo que esos carteles son para conocedores.

Al buscar ese divertimento por encima de la verdad que debe prevalecer en todo arte, se perdieron muchas cosas, entre ellas, muchos aficionados que ante la falta de emoción, pasión, honradez, respeto, profesionalismo y sobre todo dignidad para esta hermosa fiesta buscaron opciones diferentes; no porque no amen al arte del toreo, sino porque su esencia fue mancillada.

Desconozco si en la actualidad exista un empresario que desee devolverle el esplendor a la Plaza México, de no ser así, cada aniversario será tan triste, tan lastimoso y tan excesivamente pesado -o más- que el mismo concreto armado que la soporta.

La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio

#Quédate_En_Casa

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________