Tito Fernández: “No convertiría mi pasión en negocio, sino en la responsabilidad de aportar”

Haciendo un ensayo introspectivo de su propia filosofía, se refiere de este modo al “hobby” que más disfruta , el dinámico empresario propietario de la Plaza de Toros La Esperanza, ubicada en la ciudad de Lima.

Te explico, me dice: “Soy empresario en rubros ajenos a la tauromaquia. Desde que partí fuera del país, al tiempo de irme adaptando a otros sistemas y modos de vida, realizando diversos trabajos; poco a poco fui forjando un emprendimiento que luego me llevó a otro y así hasta consolidar una empresa de distribución de servicios digitales“.

—¿Decidirte a gestionar emprendimientos taurinos responde entonces a qué motivación?

Genero mis fuentes de ingresos en torno a mi actividad habitual. Algo que el toro imposible pueda equiparar o proveerme. Lo que sí me brinda es la capacidad de satisfacer mi pasión. No sé si sea correcto llamarlo hobby, no quiero entrar en esas disquisiciones. Lo digo tal como lo siento.

“Una forma de satisfacer esa pasión es sentirse útil para aportarle algo (a los toros) a su favor. Más allá de que se vea como un privilegio, lo importante es poder hacerlo. De la forma que sea y en la medida que cada quien pueda“.
___________________________________________

___________________________________________

—Digamos que eres un aficionado apasionado pero también privilegiado, no en el sentido material del término, sino en precisamente disponer de esa capacidad de poder hacer.

La verdad que sí. Todo lo que ves aquí en La Esperanza fue hecho poco a poco. Elemento a elemento, hice de este lugar mi casa y también el espacio para mis pasiones“.

—Donde algo así como la gavia principal es la peculiar plaza de toros que levantaste y sigues ampliando.

La plaza de toros ejemplifica lo que afirmo y todos conocen bien. Partió de un ruedo para tientas donde divertirnos entre los amigos, hasta lo que se ve hoy. Aquí ya se presentaron siete festejos, entre novilladas y corridas de toros formales“.

___________________________________________

___________________________________________

—Entrando en contexto de cara al festival benéfico que anuncias juntamente con el matador Joaquín Galdós, La Esperanza sigue creciendo.

La idea es dotarla de un tendido estable para aumentar significativamente su aforo. Lo haremos en dos partes. Una primera, ya casi lista para el festival en marzo, y la segunda para mediados de año posiblemente.

Paralelamente, estamos ampliando la zona social, con áreas de bar, patio de comida, taquillas y el adoquinamiento de todo el acceso“.

—Todo esto en un momento muy difícil lo cual lo hace doblemente meritorio.

La situación es complicada pero el trabajo continúa, anteponiendo la prudencia y responsabilidad, la idea es hallarnos listos para cuando las circunstancias lo determinen. Por ahora, nuestro objetivo y optimismo se centra en el festival“.

—El matador Joaquín Galdós ha elogiado tu trabajo y lo bien que luce la plaza. ¿Podría decirse que se inicia un camino juntos en torno a La Esperanza?

Joaquín, que siendo un torero de circuito mundial, muestre esa disposición a torear en su país las veces que sea como forma de contribuir a la reactivación y luego al fortalecimiento del sector, es destacable.

Me hace mucha ilusión tenerlo en casa y, por supuesto, generar sobre eso aquella posibilidad que señalas. Hay muchas cosas que se podrían hacer, promover, fomentar, organizar. Dando cada vez más espacios a los chicos nuevos que recién empiezan“.

___________________________________________

___________________________________________

—¿Te refieres a ciclos de novilladas, o como el mismo matador lo ha sugerido, que en el festival puedan repasar un novillo o salir a un quite, alguno de estos chicos?

Exactamente. Sería alentador para ellos. Me anima hacerme cargo de un novillero, está en mis planes inmediatos“.

—¿Finalmente, cómo ves plasmada a La Esperanza una vez que todo este tema aciago de la pandemia, sea controlado?

“Como un lugar perfectamente complementario partiendo del hecho que Acho significa la nave mayor. Todos apostamos por la feria limeña en su recinto natural como es nuestra primera plaza y debemos luchar juntos para mantenerla allí”

Pero también decirle al aficionado que la ciudad cuenta con espacios posibles como La Esperanza y Las Tunas del amigo (Willy) Herrada, donde el espectáculo taurino sea posible sin desdeñar en absoluto a las portátiles habituales que mantienen latente la concurrencia del público aficionado y costumbrista dentro de la capital. Todo suma y fortalece la afición“.

___________________________________

@TorosenelMundo_ 

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________