En Valdepeñas… Gómez del Pilar forma otro lío y Galdós indulta uno de Conde de Mayalde

Valdepeñas (Ciudad Real). Viernes 4 de septiembre 2020. Se lidiaron toros del Conde de Mayalde, muy bien presentados el segundo premiado con la vuelta al ruedo, el sexto indultado. Media plaza en el aforo permitido

Eugenio de Mora: Silencio y oreja.

Gómez del Pilar: Dos orejas y oreja tras aviso.

Joaquín Galdós: Silencio y dos orejas y rabo simbólicos.

Detalles:

El segundo, Jibelino de nombre, herrado con el número 23, fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

El sexto, Chorlito de nombre, herrado con el número 8 fue indultado.

Se desmonteraron tras banderillear Rafael González y Pedro Cebadera en el segundo, Juan Carlos Ruiz en el cuarto y Manuel Macías en el quinto.

____________________

Cartel con acento muy toledano en la tarde de hoy en Valdepeñas. Corrida de la tierra, como es la ganadería del Conde de Mayalde, y dos toledanos en el cartel –Eugenio de Mora y Gómez del Pilar– completando y cerrando el cartel Joaquín Galdós.

Una corrida del Conde de Mayalde sería y muy bien presentada respecto a la categoría de la plaza de toros. Siendo una corrida variada de juego, destacando el segundo de la tarde siendo premiado con la vuelta al ruedo y el sexto y último de la tarde siendo indultado por Joaquín Galdós.

Abrió la tarde el toledano Eugenio de Mora ante un animal de Conde de Mayalde que se venía de muy largo, a principio de faena. Atrevido de Mayalde hizo honor a su nombre en la salida desde chiqueros, donde tuvo una gran intensidad en los remates a las tablas. Pero que poco a poco se iría apagando en la muleta del “moracho”, que propuso una faena con la muleta a media altura. Eugenio tiró de oficio e intentó someter al animal, rematando con pases de pecho, dando profundidad y largura al muletazo. Desacertado con los aceros.

Mejor estuvo con el cuarto de la tarde -segundo de su lote-. Un animal de bello porte y muy bien presentado, con más tranco y con mejor arrancada que su anterior. Eugenio estuvo a buen nivel ante el animal de Conde de Mayalde. Sacando muletazos limpios y redondeando su actuación con un “espadazo” marca de la casa que le valió para cortar una oreja.

Gómez del Pilar sorteó en el primero de su lote un animal de una seriedad de plaza de primera. Con una vela en cada uno de sus pitones. Muy solvente el de Cedillo del Condado que no se lo pensó ni dos veces y se tiró al suelo para hacer una larga cambiada, seguida de un ramillete de verónicas con la capa. Con gran seguridad y con mucha solvencia.

El inicio con la muleta fue de largo, dejando galopar al de Mayalde. Toro con ritmo y calidad, aunque justo de fuerzas, basando la faena por la mano derecha principalmente. Dejando largos naturales y un trazo muy suave toreando sin la ayuda, y pasándoselo muy cerca. Estocada en lo alto y dos orejas acompañadas de vuelta al ruedo al toro.

El quinto de la tarde fue un toro algo complicado desde su salida, haciendo algunos extraños en el capote de Noé y de los integrantes de su cuadrilla. Midiéndolo a la perfección Rafael González durante el tercio de banderillas. Y ofreciendo un gran tercio.

Con la muleta en la mano de él de Cedillo del Condado parece que esos defectos quedaron olvidados. Inicio torerisimo de Noé con la rodilla en tierra y genuflexionandose con el animal, poniendo en pié a toda la plaza. Con decisión y torería ante el de Mayalde que acometía, muy bien a la muleta del toledano.

La faena tuvo una gran intensidad y mucha rotundidad de Noé, formando otro lio gordo. Asestando una estocada en todo lo alto que parece que no fue suficiente para el animal, teniendo que rematar con el descabello al segundo intento. Valiéndole para cortar una nueva oreja y sumar un total de tres orejas cortadas a su lote correspondiente.

Pero más allá de las orejas, como bien decía Noé, lo que vale es la imagen dada por el toledano y el momento en el que se encuentra.

Galdós lidió con el más parado de todos hasta el ecuador de la corrida. Toro muy justo de fuerzas y prácticamente pegado a tablas. Faena en los mismos terrenos y dando mucho espacio y sobre todo tiempo al animal. Costándole mucho la embestida al de Mayalde sin fondo. Matando con una media estocada precedida de un pinchazo.

Más fortuna tuvo en el sexto y último que cerraba plaza de nombre Chorlito, que le propició momentos muy importantes en su faena. Con bellos muletazos y sometiendo al animal para torearlo hasta el final y con profundidad al natural.

Una faena que fue a más, ofreciendo unas embestidas fabulosas por parte del animal de Conde de Mayalde, y entendiéndolo a la perfección Galdós. Tal fue la perfección que el de Mayalde siguió a más y se comió la muleta en todo momento que este se la echaba. Hasta el punto de que la gente comenzó a pedir el indulto de forma abrumadora cuando Galdós se iba a por los aceros. Siendo indultado Chorlito y marchándose con vida a la finca de El Castañar.

____________________________

Fotos Verónica Covisa

____________________________

@lara_ripiero

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________