Desde el Palco Imperial de Miguel Redondo… Juan Ortega, resucita la ilusión a la afición de Madrid

Tarde fría y con viento en la monumental venteña, con tercio de entrada cartel de y para ,aficionados, toros de El Torero, una corrida destartalada con demasiada romana a la que le faltó casta, aunque nobles en la muleta.

David Galván, con un primer toro, pasado de kilos , que fue noble, pero desfondado desde que salió del caballo, la falta de magisterio en la muleta de Galván, hizo que el toro perdiera las manos, faena que nunca arrancó, por la sosería y la falta de raza, pinchó con la tizona y los incondicionales le tocaron las palmas.

El cuarto otro torazo, protestado por que perdió las manos al salir del caballo, dos volteretas, que también mermaron su condición, un toro de oreja. En la muleta, colocó muy bien la cara. David Galván no terminó de verlo, acortó las distancias y no le dio tiempo al toro, equivocado en el planteamiento pasó sin más. Fue silenciado.

Juan Ortega, con su primero , un toro noble, con fijeza pero muy justo de casta, que humilló y le permitió realizar un quite extraordinario en el toreo fundamental. Error en la intervención de quites de su compañero Aguado, el toro tuvo la fuerza justa en otra época solo una mirada hubiera bastado para frenar la disposición de Aguado.

Erró Juan Ortega al comenzar la faena doblando sé con el toro. Acierto ,comenzar la faena en el 7 . Pero lo breve por la condición del toro, hablamos de las fuerzas, fue bueno, muy bueno, en particular una serie con la diestra y una trinchera, toreó muy despacio, con temple, llevando al del torero embebido en los vuelos, faltó toro y despacho sin aliviarse aunque la espada algo trasera . Petición y vuelta.

El quinto bis de Lagunajanda , pegado al piso apenas le dio opciones, anduvo en torero y tan solo pudo robar algún muletazo cogió hueso al entrar a matar y esta vez no pudo ser. Sonaron dos avisos.

Pablo Aguado, con el Jabonero tercero, un toro que no se empleó en el caballo y que llegó a la muleta con cierto desconcierto por sus inciertas embestidas, Aguado no le cogió el aire, cobró una fea voltereta y mató de media estocada fue silenciada su actuación.

El sexto fue el que más se movió, Pablo Aguado con más voluntad que acierto lo intento sin conseguir meterlo en el canasto, despachó de una buena estocada. En las cuadrillas destacó pareado al quinto Juan José Trujillo.

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV 

____________________________________________________________________________