Julián Maestro, un Príncipe del toreo se retiró pero seguramente seguirá

Julián Maestro, banderillero y torero de alternativa, quien fuera parte en sus inicios de aquella mágica y siempre bien recordada tercia de los Príncipes del toreo, conformada por  José Cubero Yiyo, Lucio Sandín y el propio Julián Maestro.

Julián se retiró el pasado 21 de Septiembre, y como él ha dicho “… no me retiré en Las Ventas, pero se recordará mi adiós a los ruedos”, efectivamente los grandes profesionales como él, siempre estarán presentes en la historia del toreo, como toreros, como apoderados, empresarios y maestro de toreros.

Hemos platicado con él, y dejemos que él sea quien conduzca nuestra conversación.

Mis recuerdos en el toreo se remontan a mi infancia, allá por 1973, mi padre gran aficionado a la tauromaquia me llevaba a los festejos taurinos de Carabanchel (Madrid), nosotros vivíamos relativamente cerca de la plaza y los domingos de toros siempre que podía me iba con mi padre a esa cómoda y coqueta plaza ya desaparecida, en la actualidad allí se construyó un coso multiusos.

Aquella plaza era muy cómoda y torera propiedad del Maestro Dominguín, allí se veían muy bien los toros y por ella pasaron casi todas las figuras del toreo. Novilleros punteros y novilleros principiantes, de allí de aquellas novilladas nocturnas de la oportunidad salieron toreros importantes como los Maestros Ángel Teruel y Palomo Linares (D.E.P.), entre otros.

Quien me iba a decir a mi, que en aquella plaza donde veía festejos taurinos de niño, llegaría a torear como novillero y que seria allí donde debutaría años mas tarde en novillada con picadores.

Pero vayamos por partes, antes de ver toros en Carabanchel, recuerdo que siendo muy niño (7 u 8 años) viendo una película de toros que creo que llevaba por titulo ‘El Espontáneo’, salían unas imágenes en donde unos torerillos entrenaban en la terraza de una casa con sus capotes y muletas; entrenaban en las terrazas porque eran antenistas de televisión y en sus ratos libres o de escaqueo (evitar laborar con disimulo) en el trabajo aprovechaban para sacar sus trastos y dar unos lances al aire. Aquellas imágenes se quedaron grabadas en mi memoria y decidí que yo quería ser como aquellos muchachos: ¡Torero!.

Lo primero que hice fue sacar de mi hucha (alcancía) los ahorrillos que tenía y comprarme un capotillo para aprender a torear y empezar a entrenar. Me costó 600 pesetas de la época, unos 3 euros de la moneda actual. Lo compré en la Plaza Mayor de Madrid, era de turista como de juguete, pero me hizo feliz y con el empecé a dar mis primeros lances al aire en la Casa de Campo de Madrid, en la famosa explanada donde entrenaban los toreros. Recuerdo que me llevaba a mis hermanas para que me hicieran de toro, pero les pegaba tal paliza al embestir que tan solo me acompañaron durante 20 días. Pronto se cansaron, cosa de niños.

Allí conocí a los novilleros de aquella época de los años 70, algunos novilleros ya con picadores y otros próximos a tomar la alterativa, como: Pedro Sanchez, Lázaro Carmona, Fabian Mena, Vicente Montes, ‘Parrita’, Julián Baeza. Eran algunos de los novilleros y matadores que solían entrenar allí en aquellos años.

Allí me regalaron mi primera muleta y ayuda de estoque, me lo regaló un aficionado que iba todos los sábados y que también había sido novillero sin picadores en su juventud, Pablo Villanueba ‘El Mancheguito’ (D.E.P.).

En el año 1976 se inauguró la única escuela  taurina que había en toda España en aquella época, me inscribí y a los dos años de estar allí, gracias a los maestros de entonces y al oficio adquirido, representé a dicha escuela en un montón de becerradas y novilladas sin picar por toda España; y en el sur de Francia en aquel trío que nos denominaron los Príncipes del Toreo. Éramos unos niños de 13 años que intentamos traer aire fresco a nuestra vieja Fiesta, desempolvando quites en desuso y practicando viejas suertes caídas en el olvido.

Después de aquel recorrido por todas las plazas llegó la desaparición del trío y cada uno emprendimos carreras taurinas diferentes conocidas por todos los aficionados.

En mi caso estuve de novillero con picadores 9 temporadas y un 1 de mayo de 1989, después de haber toreado varias temporadas en la plaza de Las Ventas, en una actuación sin suerte decidí cortarme la coleta.

“Aquello duró poco, pues un mes después ante el consejo de un banderillero retirado, me hice subalterno para seguir en el mundo que más me gustaba.

“En dicho escalafón estuve 13 temporadas y pertenecí a cuadrillas de toreros importantes como: Luis Francisco Esplá, Victor Mendes, José Tomás, Carlos Escolar ‘Frascuelo’ o Cristina Sánchez, entre otros.

Siempre en mi pensamiento tuve la idea de algún día reaparecer y ser Matador de Toros circunstancia que se produjo un 5 de Mayo del año 2002 en Mostoles (Madrid). Tomé mi alternativa y corté 2 orejas, pero ya no era novedad y mi tiempo ya había pasado.

Decidí probar fortuna en México, en donde me trataron con mucho cariño y respeto. Allí toreé algunos festejos por los Estados de la República Mexicana. Estuve seis meses en aquel magnifico país y a mi regreso a España, en Mayo del año 2003, hablé con la empresa que por entonces dirigía la plaza de Madrid, al no recibir respuesta favorable y teniendo una familia y dos hijas por entonces pequeñas que dependían de mi, volví a mi anterior categoría, Banderillero de toros, función que he ejercido durante mas de 20 años.

Y puse punto y final el pasado 21 de Septiembre del presente año 2018, los motivos han sido la edad establecida de la jubilación de los toreros (55 años) y porque siendo sincero todo tiene un principio y un fin y, después de haber estado más de 40 años en la profesión de torero, creo que merezco ya el descanso del eterno guerrero.

Sólo tengo palabras de agradecimiento hacia mi profesión”.

Ha puesto punto final a esta faceta del toreo, pero creemos que la vida le recompensará con más. Le deseamos la mejor suerte al gran profesional que sin lugar a dudas es, Julián Maestro, quien con sus indiscutibles conocimientos, puede ser un magnífico apoderado, extraordinario Maestro de toreros, asesor de empresarios; en fin, que tiene todavía mucho que dar a este fascinante mundo del arte del toreo, para apoyar a darle grandeza.

____________________________________________

____________________________________________

@Tere13Mata

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________