En Pamplona… Verdad y torería la de los matadores; Cornada para Castaño

Pamplona. Domingo 8 de Julio. Cuarta de abono de la Feria del Toro 2018. Lleno. Cuarto año consecutivo de José Escolar Gil en los sanfermines, que presentó toros con mucha presencia, a los que les faltaron raza y celo.

Javier Castaño: Silencio y silencio.

Emilio de Justo: Oreja y silencio tras aviso.

Gonzalo Caballero: Silencio y palmas tras aviso

Detalles:

Ovación a Joao Ferreira por su espectacular par en banderillas en el primer y cuarto toro.

En barrera presenció la cuarta de abono Felipe Juan Froilan de Marichalar y Borbón.

Parte médico de Javier Castaño

El diestro Javier Castaño ha sido intervenido en la enfermería de la plaza de toros de Pamplona tras haber sido cogido en el cuarto toro. El diestro presenta una herida de aproximadamente 20 cm. en fosa iliaca derecha que afecta piel y otros 5 cm. en profundidad, con afectación de oblicuo mayor y menor y con atrición muscular, estando el músculo transverso integro y sin penetrar en cavidad abdominal. Pronóstico grave. Se traslada a complejo hospitalario de Navarra. Firmado: ÁNGEL M. HIDALGO – Cirujano Jefe de la Plaza de Toros de Pamplona.

________________________

El primero de la tarde para Javier Castaño fue un cárdeno claro de 530 kilos que no tuvo comportamiento bravo en el caballo. Por el pitón izquierdo se metió por dentro buscando al torero y dió algún que otro susto. En banderillas, el  público de Pamplona dió una cálida ovación a Joao Ferreira por su excelente par. El astado de José Escolar fue noble y humilló a la muleta del torero por el pitón derecho durante toda la faena. En el final de faena el toro se rompió la pezuña y fue por esto que Javier Castaño pinchó en tres ocasiones y usó finalmente el descabello . Silencio.

Dinámico de 510 kilos, fue un cárdeno bragado, alto y largo correspondiente a Javier Castaño. El ejemplar se estrelló en el peto, no tuvo raza para empujar. De nuevo, ovación para Joao Ferreira que clavó de manera excepcional los palos. Dinámico dió cabezazos en la muleta y tampoco se dejó torear por el pitón izquierdo. Javier Castaño se encontró con dificultades y no tuvo opción de lucimiento debido a la sosería de su lote. Al entrar a matar fue prendido por la altura del vientre y le trasladaron a la enfermería rápidamente. Esperamos su pronta recuperación.

A Emilio de Justo le correspondía un astado bajo, cárdeno bragado de 555 kilos que no se entregó en el caballo pero mostró un comportamiento noble a la hora de embestir. Emilio estuvo totalmente entregado en la faena, dejándole de manera espectacular la muleta en la cara y tapando los defectos del toro, como la falta de celo, de raza y de casta. Gran estocada del torero que estuvo a punto de ser prendido tras tirarse a matar con mucha verdad. La plaza se teñía de pañuelos rojos más que de blancos y el presidente concedió una merecida oreja para Emilio en su presentación en este coso.

Tras cortar una oreja en su primer toro, Emilio de Justo quería salir por la puerta grande de Pamplona. Confitero, de 560 kilos, no embistió con celo ni en el capote ni en banderillas. El astado estuvo a punto de coger a Ángel Gómez pero afortunadamente sólo fue un susto. Brindis a El Fundi, gran amigo del torero cacereño. En la faena de muleta, Emilio demostró la gran dimensión en la que se encuentra elaborando una faena de mucha entrega y torería a un difícil toro. Emilio de Justo perdió una merecida puerta grande de Pamplona por los aceros.

El único cinqueño de la tarde fue Sentido, un cárdeno bragado de 560 kilos más robusto y alto que sus hermanos. Gonzalo Caballero regresaba a Pamplona con ganas de alcanzar la gloria tras haber sido cogido el año pasado en este coso. El toro no se entregó en banderillas, no bajó la cara e hizo complicado el tercio al igual que en la muleta, que estuvo descolocado entre cada muletazo por lo que hizo complicado el triunfo de Gonzalo Caballero. Pinchazo y estocada en la cruz. Silencio.

Cerró plaza Cortijero, un negro entrepelado de 610 kilos fue como sus hermanos, complicado. No pudo lucirse Gonzalo Caballero en el capote. El astifino se estrelló en el peto y en el caballo demostró la misma tónica que sus hermanos. Cuándo iba a comenzar la faena de muleta, Gonzalo fue cogido por el de José Escolar violentamente. No se dió por vencido y toreó por el pitón izquierdo. Verdad la de Gonzalo Caballero que lo intentó hasta el final pero no tuvo ninguna opción de lucirse.

Gran verdad la de los matadores de esta cuarta de abono en la que han demostrado su afán por conseguir la gloria. Mansada de José Escolar, en la que no destacó ningún toro por ser brillante durante la lidia. Aún así, ¡Qué bonito es ver la plaza llena de aficionados a San Fermín!

¡España es taurina!

¡Viva San Fermín!

____________________________

____________________________

@pauburguis 

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________

Foto de Javier Castaño: Diario Navarra-Jesús Caso

_____________________