En Pamplona… Ureña y Román cortan oreja; cae herido Ureña. Mansada de El Puerto de San Lorenzo

Pamplona. Sábado 7 de Julio. Tercer festejo de la Feria del Toro 2018. Lleno. Se lidian toros serios, con mucho peso, y bien presentados de El Puerto de San Lorenzo que repite año en los sanfermines

Paco Ureña: Silencio y oreja tras aviso.

Román: Oreja y silencio tras aviso.

José Garrido: Silencio y silencio.

Detalles:

El público mostró su enfado con el alcalde de Pamplona, quién declaró: “Veo los Sanfermines con encierros, pero sin corridas”…

Parte médico de Paco Ureña“Atendido en la corrida del día siete el diestro Paco Ureña, tras ser cogido en la lidia del cuarto toro, el diestro es intervenido bajo anestesia general en los quirofanos de la plaza de toros de una herida por asta de toro en la cara interna del muslo derecho de aproximadamente 15 cm con grave atracción muscular cuya trayectoria le alcanza hasta la cara anterior de fémur. Pronóstico menos grave. Ingresa el Complejo Hospitalario de Navarra. Firmado ángel M Hidalgo. Cirujano Jefe de la Plaza de toros de Pamplona”.

___________________

El tercer festejo de los Sanfermines se presentaba tras el primer encierro muy rápido en el que los astados de El Puerto de San Lorenzo demostraron su nobleza.

Paco Ureña toreó de nuevo en los sanfermines por cuarto año consecutivo, por lo que se hace ya rutina verle cada año en esta espectacular feria. Recibió a Pitonesco, de 600 Kg, por verónicas muy templadas rematando por una sublime media. El astado se estrelló en el peto y no mostró fuerza para empujar en el caballo. Eficaz par de banderillas clavó la cuadrilla del torero. En la faena de muleta el toro tenía embestidas irregulares y desuniformes por lo que hacía complicada la faena. En dos ocasiones el astado fue peligroso y dió algún susto a Paco, pero supo aguantarle bien y sacó su genio para torearlo mostrando su madurez, conocimiento y experiencia. Silencio.

Saludo capotero por verónicas de Paco, gustándose. Cuba se estrella en el caballo y recibe un justo y medido castigo. En los palos tuvo templanza para embestir de la manera adecuada. En los medios y de rodillas comenzó su faena. Insistió por el pitón derecho haciendo que el toro humillase yendo de menos a más, embisitiendo con nobleza y poniendo un broche de calidad a cada muletazo. Paco, sonriente, disfruta de un buen toro toreando muy lento por lo bajo y conectando con el tendido. Al entrar a matar Paco recibió una cornada grave en el muslo pero no acudió a la enfermería hasta acabar con el astado que le hirió. Gran mérito el de Paco que cortó una oreja de mucho peso.

Román recibió de rodillas a Gironero para darle dos largas cambiadas. Mientras, se oían los cánticos de las peñas que se encontraban en las gradas mostrando su alegría por estar en la mejor feria del toro. El torero condujo al ejemplar hacia el peto del caballo, dónde se estrelló. Quite de José Garrido por chicuelinas con mucha torería rematadas por una enorme media gustándose. Román quiso ser más y lanceó un quite por saltilleras muy justas esperando hasta el último momento para mover el capote. Muy templada la embestida de Gironero en los palos, dando buenas sensaciones. Brindis a todos aquellos que llenan los tendidos en esta feria.  Rodillas en tierra y larga tanda a un astado que tiene calidad en la embestida, templanza, fijeza, recorrido y que coloca muy bien la cara en la muleta. En las dos últimas series, el toro fue a menos, pero aún conservaba virtudes. Román, muy entregado, dió una última tanda por manoletinas para asegurar el triunfo. Estocada y oreja.

El quinto de la tarde para Román fue un negro burraco de 630 Kg, un peso exagerado que lleva a la mansedumbre, a la falta de casta, de raza y de trapío. En el caballo se estrelló y en banderillas tardó en embestir. No queremos toros con un peso como el de 630 Kg ya que les falta fuerza y les sobra mansedumbre. El burraco de El Puerto de San Lorenzo se cansó rápidamente y no dejó a Román elaborar una faena como le hubiera gustado. Estocada. Silencio

Turno para José Garrido que le correspondió el astifino de menos peso, 520 Kg, pero de más seria expresión. Demostró su falta de celo y poca entrega tanto en el caballo como en banderillas, y ahora en la muleta. No quiso embestir el toro y buscó la huida en todo momento, y en lo poco que embistió no tuvo calidad, levantaba la cara después de cada muletazo. Un toro muy difícil que Garrido intentó aprovechar pero fue imposible. Estocada caída y varios descabellos. Silencio

El último de la tarde fue recibido por José Garrido de rodillas toreando por verónicas. Faraón, de 605 Kg no empujó en el caballo y se estrelló al igual que sus hermanos. Mostró nobleza a la hora de embestir en palos. Brindis al público de Pamplona. El toro fue a menos y transmitió falta de raza pero Garrido no se dió por vencido, se entregó al máximo y sacó grandes muletazos pero faltó conexión con el tendido. Se tiró a matar o morir pero no fue suficiente para cortar trofeo. Silencio.

Una entretenida tarde de la que hemos podido disfrutar como la primera corrida de toros en San Fermín. La plaza estuvo teñida de pañuelos blancos y rojos y el público mostró su alegría por estar en una de las ferias más importantes y bonitas del toro.

¡España es taurina!

¡Viva San Fermín!

____________________________

@pauburguis 

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________