En la Opinión de Pepe Mata… Te has ido querido Nelson

La noche de este martes 26 de junio, en Caracas, Venezuela, abandonó a su cuerpo terrenal mi querido, Nelson Arreaza, conocido como Numerito, y a quien de cariño le llamaba, Nelsitos.

Nelsitos fue -aunque me niego a escribir en pasado-, un gran estadístico, en mi concepto el mejor del mundo; siempre se lo decía y no tenía empacho en aceptarlo, acompañado de una gran y maravillosa carcajada.

Era un gran irreverente, un rebelde y un genio, defensor de su verdad, de la cultura y de la lealtad.

Era un sabio.

Todo inició cuando un buen día necesitaba, Nelsitos, información sobre, Israel Téllez, me escribió y le puse en contacto con él; ahí, sin perder tiempo, le pregunté:

¿Por qué no te incorporas con nosotros?, sí en el ciber proyecto que en ese instante tenía, y me dijo sin chistar: “¡Sí!”.

Desde entonces comenzaron los envíos de las estadísticas taurinas de México y Venezuela.

Le encantaba México, Pedro Infante y el tequila, y cuando iba, Antonio García El Chihuahua, por tierras venezolanas, pasaba por Caracas, se tomaba fotos con él y las presumía, porque lo veía como un hijo.

Siempre le agradecí a Nelsitos, la lealtad que tuvo conmigo, ya que después de haber salido de las dos páginas taurinas que antecedieron a TorosenelMundo, él siempre me siguió, porque al igual que muchos amigos que permanecen conmigo, creía en mi, tanto como yo creo en él y en ellos.

Hacía tiempo que se encontraba en muy delicado estado de salud, le pedí a nuestros mutuos amigos el legendario, Vito, así como a, Rubén Dario Villafraz, en su calidad de médico, que le apoyaran, porque poco a poco fue perdiendo fuerza en sus piernas y calidad de vida.

Le hacía falta medicamento que en Venezuela no lo hallaba, intenté enviarlo, pero todo fue en vano.

A estas dolencias se incrementó que un buen día, hubo una descarga eléctrica que afectó a su casa y a todas las que están situadas alrededor de donde vivía; y le echó a perder sus enseres eléctricos entre ellos, su computadora (ordenador) en donde guardaba todas sus estadísticas.

¡Por supuesto que el gobierno imperante en Caracas, no se hizo responsable!, a pesar de que ese fallo era producto de una deficiente infraestructura eléctrica.

Nuevamente el gran Vito, le regaló una computadora para que comenzara a recuperar toda su información.

Su enfermedad seguía avanzando a pasos agigantados, el sistema de salud venezolano, le impedía tener un tratamiento para mejorar.

En mayo, antes de ir a España -como lo hacíamos habitualmente-, le hablé para saber de él, me pidió disculpas porque había tardado en contestar, pero ya no podía caminar.

Me alarmé más, no obstante, no había ninguna posibilidad de hacerle llegar el medicamento que requería, y lo único que sí me pidió, fueron más libros que le regalara de España, lo que con gusto -le repuse- lo haría como siempre.

Lamentablemente, el cuerpo de Nelsitos desistió de vivir, ya no pudo más y trascendió al universo; sus libros esperarán un viaje que ya no harán, y en mi recuerdo estará un ejemplo de rebeldía y genialidad como fue el gran Nelson Arreaza.

No puedo negar que me siento devastado ante su partida, pero creo que es mejor así; ha sido mejor a que estuviera sufriendo más, en lo que se ha convertido un infierno, por el sistema imperante en Venezuela.

Nelsitos, que Dios te bendiga, siempre estarás en el perenne recuerdo de todos a los que nos iluminaste con tu amistad.

Descansa ya en paz.

________________________________

@PERIODISTAURINO 

_____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_____________________________________________________________________________