En Madrid… Mansedumbre a raudales que propició el aburrimiento

Las Ventas. 27 de mayo de 2018. Vigésimo festejo de abono. Tres cuartos de entrada. Toros de Dolores Aguirre. Muy bastos de presentación, con poca clase y brillando por su mansedumbre. 

Rubén Pinar: Ovación y silencio.

José Carlos Venegas: Palmas y ovación.

Gómez del Pilar: Ovación y silencio.

____________________________

Salía el primero de la tarde, al que se enfrentaría Rubén Pinar. El animal, de gran caja torácica, no terminó de embestir como debía ser. La lidia y tercio de varas fue de muy buena técnica. El torero puso de su parte, buscando los terrenos adecuados al astado. Pero éste no metió la cabeza en la muleta. Se puso delante el albaceteño, mostrando un toreo con mucha clase. Este mérito fue reconocido en la ovación, cosechada tras estoquear al segundo intento.

El cuarto de la tarde, para Ruben Pinar, fue muy manso y destacó por ello. Saliendo suelto en los tercios de la lidia e imposibilitando realizar lances destacables. En la faena, sin poder repetir dos muletazos seguidos, el toro se daba la vuelta y fue imposible ligar tandas en condiciones. El astado se quedaba en tablas a cada momento, y no dio opción a Pinar, quien con una estocada certera, se lo quitó del medio.

Venegas, en segundo lugar, recibió a un toro que mansearía en el caballo, pero más tarde mostró dificultades en las banderillas, creando algo de peligro al cortar. Más tarde, en el último tercio, el peligro se hizo patente debido a su bronca embestida, y sin ligar, los cabezazos que daba llevando la cara alta hacían difícil una faena vistosa. Venegas tuvo que lidiar con esa invalidez e intentar sacar provecho, pero a pesar de su actitud, lo único que consiguió fue que el toro estuviera a punto de llevárselo en más de una ocasión. Rápidamente se deshizo de él.

El quinto de la tarde, para Venegas, fue de comportamiento similar al de sus hermanos. Salió rajado buscando siempre refugio en las tablas. El torero hizo lo posible a un astado imposible de torear y ejecutar una faena con fundamento. No quiso acudir a la muleta y sabiamente tomó los aceros para concluir su actuación sin opciones de triunfo con una estocada habilidosa cerca de las tablas.

Muy manso fue el tercero, para Gómez del Pilar. Manso y además con genio, plasmado en el cabeceo con posterior huida en el caballo. La recepción fue a porta gayola. La dificultad se incrementó durante la faena de muleta, en la que  el diestro intentó conseguir una embestida más limpia, pero las condiciones del toro no se lo permitieron. Se puso delante de los pitones y el tendido lo supo ver, que a pesar de la imposibilidad del triunfo le ovacionó. La estocada fue certera.

El último toro de la tarde de hoy salía nuevamente muy suelto, sin querer saber nada de los capotes, y manseando desde los primeros compases. Reservón en la faena, con mucha querencia, repitió el comportamiento de sus hermanos, al no embestir con celo, haciendo imposible la ligazón. No hubo transmisión ni conexión, y las opciones de esfumaron en una tarde en la que la tónica general ha sido de mansedumbre y poco que hacer con semejantes animales. 

Poco se puede decir de la tarde que se ha visto hoy en Las Ventas, donde unos astados muy faltos de bravura, han marcado el aburrimiento en una corrida que podría haber marcado la diferencia por ser uno de esos encastes minoritarios. Dadas las malas condiciones de los toros, con mucha querencia y faltos de fuerza, el triunfo se vislumbró como imposible para los diestros. ¡Viva la Fiesta!

____________________________

Ir a la cronica de Muriel Feiner

____________________________

@Duenases

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________