Lo dice Pepe Mata… Los toros ‘elefantiásicos’

El séptimo festejo ha sido la auténtica negación de lo que debe y tiene que ser el arte del toreo, el ganadero de Las Ramblas (encaste comercial Domecq), envió al coso titular del mundo, a la Monumental Plaza de Las Ventas, un encierro asfixiantementeelefantiásicos.

Tremendas moles de carne salieron por puerta de toriles, propias más para el ganado de engorda, de abasto, nunca para la representación de una expresión mágica y luminosa, como lo es el arte del toreo.

Los toreros por más disposición que pudieran tener, con esos océanos interminables de carnes, carentes de bravura y ausentes de casta sólo dejaron momentos que han quedado ya en el olvido.

Lo que no ha quedado ahí, en el olvido, ha sido el vergonzoso muestrario de mansedumbre y descastamiento, sobre todo, del cuarto ejemplar, que huyó despavorido de todos los capotes que le intentaron hacer entrar en vereda.

Ha sido tan, pero tan exasperantemente manso, que huyó estentóreamente y sin parar por el redondel buscando la salida hacia su ganadería; el presidente Jesús María Gómez Martín, aplicó el marco legal, en la parte que dice palabras más palabras menos, que si un toro tiene una conducta extraña podrá devolverse; y lo que hizo este toro no sólo fue una conducta extraña…

… fue una conducta extrañísima.

Una mole de carne huyendo por todo el ruedo sin querer acudir a ningún capote, es algo extremadamente extraño.

La Fiesta se la están cargando los figurines que exigen el ‘bobitoro’ a las ganaderías comerciales, a los ganaderos sin ética; y cuando ya no les sirven sus ‘toros’, porque del ‘bobitoro’ al manso con genio, o al que se niega a embestir, pende de un hilo casi invisible…

… y entonces, los figurines, simplemente las sustituyen por otras vacadas, cuyos ganaderos sin ética acepten sus imposiciones.

Mientras la Fiesta sigue en penoso declive por todas estas miserias que han cundido.

Si ahora mismo, los ganaderos levantaran la voz reivindicativa y se propusieran devolverle en sus ganaderías la casta y la bravura, otro sería el porvenir de la Fiesta.

Mientras, tenemos que soportar las inmundicias que van dejando los figurines a su paso de ganaderías, cuyos propietarios, claudicaron a su honestidad, hicieron el ‘bobitoro’, y ahora andan a la deriva como la ganadería en cuestión…

… Las Ramblas.

El festejo de este lunes ha sido la antítesis de la grandeza, y eso sí que ha sido una gran, gran, gran pena.

No obstante, queda la esperanza de que los figurines se jubilen, que ya no hagan más daño a las ganaderías, porque la solución está en el toro bravo y encastado, y todo lo demás vendrá por añadidura.

________________________________

@PERIODISTAURINO 

_____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_____________________________________________________________________________