En la Opinión de Pepe Mata… ¡Bienvenido señor Ferrera aquí están sus diminutos pequeñajos!

Ha enviado la empresa de la plaza de toros El Relicario de Puebla las fotografías del encierro de La Estancialo que de inmediato les informamos– que “enfrentaráAntonio Ferrera, primer espada del cartel, estando también anotados los nombres de Octavio García El Payo, así como el de Ernesto Javier Calita.

Se entiende, sólo se entiende, que quien aprueba o desaprueba los encierros habitualmente es quien tiene supuestamente mayor «fuerza» en el cartel; no digamos la figura, porque el señor Ferrera no lleva gente a las plazas de toros mexicanas, pero es quien los señores empresarios creen -en su mundo imaginario-, que lo es; aunque el gran público les demuestre con su ausencia que no es así.

Para tal evento le prepararon seis hermosísimos diminutos pequeñajos corniausentes, sí… sí, con estentórea sospecha de cornicure.

______________________________________

______________________________________

¿Sospecha?

Sí, sospecha porque sólo los exámenes científicos podría dar con certeza el veredicto que esos diminutos cuernitos fueron manipulados, al igual que todos… absolutamente todos los encierros que ha lidiado y lidiará el señor Ferrera.

Con estos diminutos pequeñajos continuará en su periplo circo, maroma y teatro por la geografía taurina mexicana. Intentará “enloquecer” a los públicos con lo que no es ni debe ser la grandeza del toreo.

Porque no creemos que la empresa de Puebla lo haya «obligado» a torear con tantísima comodidad.

Torear emulando a Cantinflas y al Bombero torero, así como a Llapicera… es su decisión; aunque no resulte una buena decisión, porque ha ido perdiendo paulatina y vertiginosamente la seriedad como torero.

El más reciente ejemplo fue haber obligado al futbolista español Joaquín -el mítico jugador del Betis- para que saltara al albero de Sevilla, teniendo a un victorino a escasos metros, olvidándose del respeto a todos, para brindarle un toro.

_________________________________

_________________________________

Por supuesto que el señor Ferrera está en su perfecto derecho de ofrendar su faena -porque la muerte no se brinda-, a quien se le pegue la gana; pero eso de romper, aplastar la liturgia cuando se está oficiando el rito, en definitiva es negarse a él mismo el respeto; respeto que pregonan y exigen con fundamento todos los toreros y que el señor Ferrera pisoteó.

Se me hace correcto que se haya propuesto para sanción a este evento porque fue una falta de total respeto a la liturgia, al rito, a los oficiantes (Miguel Ángel Perera), al recinto, a la tradición y a los feligreses llamado público.

¿Seguirá el señor Ferrera con su circo, maroma y teatro, en lugar de que se ponga a torear?

Eso es la incógnita, porque eso, para su desgracia histriónica, eso de torear bien, sí lo sabe hacer.

En fin, que si el señor Ferrera tuviera un poco, un poquitito de ética, mandaría cambiar el encierro de La Estancia, porque a estas alturas y merced a la globalización que concede el internet al arte del toreo, todos…

________________________________________

________________________________________

… absolutamente todos, ya saben la vergonzosa, inadmisible, reprobable comodidad con la que se mueve en México.

¡Dígase la verdad… aunque sea motivo de escándalo!

___________________________________________

________________________________

________________________________

@PERIODISTAURINO  

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV 

___________________________________________________________________________