En Aguascalientes… Desangelada la tarde, los de Xajay dijeron no

Un tercio de aforo en la Monumental de Aguascalientes, segunda corrida de la Feria de San Marcos, se lidiaron seis toros y uno de regalo de Xajay desiguales de presentación, sosos, débiles y complicados.

Paco Ureña: Palmas y palmas

Arturo Saldivar: Palmas y silencio; ovación en el de regalo

Leo Valadez: Palmas y silencio.

__________________

Larga y tediosa como una espera ansiosa, sin ángel, sin eso que hace soñar en grandes faenas, así fue la tarde de hoy en la Monumental. Esta vez de los potreros de Xajay no emanó la bravura, ni la codicia, ni la buena presentación y todas las esperanzas de una buena tarde se esfumaron. Los de Xajay dijeron no.

Arturo Saldivar mostró detalles de torería en el séptimo, un toro de regalo que careció de trapío y con el que el torero estuvo determinado a triunfar. Le dejó la muleta en los belfos y materialmente obligó al burel a embestir, consiguiendo algunos muletazos de alta factura que despertaron del letargo a la afición. Despacio, por bajo, los cambios de muleta por la espalda y los remates de pecho contagiaron a los presentes. Saldivar se impuso a las malas condiciones del burel que le protestaba constantemente a su muleta. Sus fallas con el acero le impidieron el corte de una oreja, a cambio de eso la afición lo ovacionó en los medios.

Con los de su lote estuvo también voluntarioso, el segundo de lidia ordinaria parecía que tendría condiciones pues de salida tuvo una embestida alegre, era repetidor, pero conforme fue transcurriendo la labor se paró y comenzó a tirar arreones, mismos que Saldivar le aguantó con valía, acortando las distancias hasta conseguir trazos meritorios. La espada fue su colmo esta tarde y se retiró entre palmas.

El quinto fue un astado muy chico al que la afición pitó desde su salida, el juez hizo caso omiso y no lo cambió, aquello repercutió para que la gente le refutara todo a Saldivar, aunado a que el burel no tenía un pase. El de Aguascalientes abrevió, pinchó sin soltar y dejó entera caída para que su resultado final fuera el silencio.

Paco Ureña tampoco tuvo enfrente toros a modo para deleitar con su toreo, sólo detalles tanto con capote como de muleta, algunos naturales de canela fina, poniéndose el español en el justo sitio, en la justa distancia, con el justo movimiento de sus zapatillas para que la sumatoria de todo aquello fueran tandas lentas aunque a cuenta gotas que gustaron y calaron, imponiéndose a las malas embestidas del toro, pero el español tendrá que corregir con los aceros puesto que dejó un bajonazo terrible y todo terminó en palmas.

Con su segundo, otro muy justito de presencia que no le permitió triunfar, Ureña tuvo destellos de luz en su muleta que iluminaron la pupila del buen aficionado, le bajó la mano y a pesar de las continuas protestas del burel, consiguió plantarle cara para que surgieran esporádicas pinceladas, un natural cimbró a la monumental, pero fue muy poco para saciar las almas hambrientas de buen toreo, al final los desdenes mirando al tendido, pinchazo arriba y estocada para las palmas.

A Leo Valadez Aguascalientes no lo ha visto aún y es una pena que por una u otra razón la afición de su tierra no haya logrado verlo en toda su dimensión, lo que sabe, lo que siente y lo que ha aprendido. Esta tarde le tocaron dos problemas difíciles de resolver, toros sosos, complicados que no dejaron al torero ser quien es ante sus paisanos. Tuvo trazos destacados por momentos, tanto de muleta como de capote, mucha voluntad, pero poca opción en los pitones del de Xajay. Fue aplaudido en su primero y silenciado en su segundo.

____________________________

@AnaDelgado28 

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________