En Bogotá… El Paraíso perdido en el inicio de la temporada

Con un cuarto de plaza y tiempo agradable se inició la temporada taurina de Bogotá, símbolo de libertad. Se lidió una muy bien presentada novillada de El Paraíso, de buen juego y que fue desperdiciada en distintos matices por los novilleros

Sebastián Cáqueza: Saludo y silencio.

Luis Manuel Castellanos: Silencio y silencio

Santiago Fresneda: Palmas y silencio.

Detalles:

De los subalternos cabe destacar a Ricardo Santana que lidió muy bien su novillo, con un temple ejemplar y Garrido clavó un gran par. Saludó.

___________________

Una buena novillada de El Paraíso hemos disfrutado en el inicio de la temporada, que vino excelentemente presentada, con tres novillos que pasaban por toros, mucho mejor presentada esta novillada que el esperpento visto en el cierre de la feria de Manizales y muchos de los lidiados en Cali de Las Ventas del Espíritu Santo. Que ejemplo señores empresarios.

Luego han salido repetidores, nobles, tres empujaron en los montados, en especial el sexto que fue totalmente desaprovechado, la gran mayoría con fijeza, queriendo muleta y pasando para que se les hicieran mejor las cosas, con las orejas servidas para un triunfo fuerte en la primera plaza del país, pero el paraíso que ofrecían los novillos a sus respectivos novilleros se perdió sin remedio, se esfumó sin saber como, con distintos matices, pero se refundió.

Sebastián Cáqueza fue el novillero que realizó mejor las cosas, tiene un muy buen concepto del toreo, hace mucho rato no veía un novillero queriendo torear en círculo, echándose el toro atrás de la cadera, como tienen que ser y no en línea recta como lo hace la gran mayoría de toreros no solo de Colombia sino del mundo.

Tanto así que por obligar tanto a su primer novillo en la exigencia que supone para el astado bajar la cabeza y embestir en círculo el novillo dejó todo en esa excelente primera seria que dio Sebastián, una serie como un rayo de luz, para ilusionarse de verdad en que puede haber un torero de importancia. El novillo que galopaba, se fue quedando y a Sebastián le faltó darle aire para que se recuperará de la exigencia inicial, por esto la faena no se pudo consolidar a pesar de esbozar dos naturales de gran trazo y de que después de mediada su actuación volvió a dar dos derechazos buenos y con gusto. Mató al segundo intento y saludó.

En su segundo, no pudo haber lucimiento porque ese precioso novillo castaño, que era un torito, se lastimó sus remos delanteros desde que remató con increíble fuerza desencajando el burladero de matadores y en un trallazo que le dio el subalterno que lo lidió. Le dieron fuerte en la vara y luego se derrumbó en el ruedo y ya no quiso, o no pudo embestir visiblemente afectado. El novillero quiso buscar el lucimiento pero todo se alargó sin logralo.

De todas maneras es un novillero para seguirle la pista, que ojala siga por esa senda de toreo circular tan difícil de ver hoy en día.

Santiago Fresneda, es toda una incógnita, en un par de segundos te hace ilusionar y luego te desconcierta, por ráfagas muestra valor pero luego echa la pata atrás y tira de recursos histriónicos para solventar la situación, como en su primero cuando lo recibió con el capote, no se quedó quieto y resolvió con jaleadas chicuelinas. Pero valor tiene, como el que exhibió en la portagayola de recibo al segundo, aunque luego en la muleta toreara muy despegado y aliviado, entonces no queda claro con que versión quedarse.

Tiene algo importante, que deberían pulirle, y es que busca otra línea de toreo, tiene un sello distinto al montón de toreros fotocopiados que hay en el escalafón mundial, si logra consolidar esa personalidad y ser realmente diferente, eso sí con más recursos, no tanto molinete sin sentido, y más ajuste en su toreo, podría funcionar en el circuito novilleril. Tampoco tiene bien hecha la suerte de matar.

El mexicano Luis Manuel Castellanos ha dejado mucho que desear, no hay explicación posible para que el cupo de este novillero, demasiado verde; hubiera sido mejor ocupado por un novillero colombiano. Si se trae un novillero de afuera debe mostrar mucho más, pero Castellanos estuvo muy por debajo tanto de sus dos novillos como de sus dos alternantes.

Poco expresivo, sin sitio, de maneras algo toscas. Se puede rescatar una media verónica de buen gusto en su primero y un par de derechazos en su segundo. Indiferencia y silencio su balance.

Este domingo 21 de enero

Este domingo 21 de enero, uno de los platos fuertes de la temporada, los esperados Mondoñedos para Ramsés, Manuel Escribano y Román, todos asistieron a la plaza y fueron testigos del paraíso perdido que no encontraron los novilleros, esperemos que mañana ellos si lo hallen.

________________________________________

@TorosenelMundo_

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________