En la Monumental México… Convencen Andy Cartagena y Juan Pablo Sánchez; toro vivo a Fermín

Con una entrada que rebasa el cuarto del aforo de la Monumental Plaza de Toros México, en lo que ha sido el quinto festejo de la actual Temporada Grande, se han lidiado para rejones, dos toros de, José María Arturo Huerta, que han resultado buenos; y cuatro ejemplares de Torreón de Cañas, que han estado impecablemente presentados, y salvo el segundo de la corrida -primero de la lidia ordinaria-, que cumplió con el caballo y tuvo movilidad -perteneciente al encaste Parladé al igual que tercero y quinto, mientras que el sexto fue encaste Saltillo-, los demás han sido mansos y descastados, enseñando una ganadería sin definir.

El rejoneador Andy Cartagena: Silencio tras aviso y oreja.

Fermín Rivera: Pitos y pitos tres avisos.

Juan Pablo Sánchez: Oreja y silencio.

_____________________________

Tras 16 años se volvió a presentar, Andy Cartagena, en el mayor coso del mundo, y ha recordado al público asistente, que el arte del rejoneo existe y trasciende cuando se realiza con sensibilidad, técnica impecable y apegado a lo que la liturgia mandata.

En ambas comparecencias hizo gala de primero someter a los astados, en una especie de lidia que detuvo su desordenado andar, y ya en los medios, comenzó a llevarlos embebidos en la grupa para dar vuelta a la circunferencia del redondel, y consumar perfectamente esta expresión; para también combinar con gamerinas -el toreo a dos pistas- e igualmente hacer piruetas en la cara del astado.

Tras imponer las banderillas, remataba la suerte, dejando constancia de la solidez de su arte, además de adornar sus actuaciones con episodios de la doma a la alta escuela que tienen sus hermosos caballos.

Cierto que de pronto, en su segundo, sacó al caballo, Humano, y le caminó, como acostumbra unos metros a dos manos, lo que a algunos no les acaba de convencer, pero a la gran mayoría no sólo les gusta sino lo celebran estentóreamente.

Con su primero ha perdido la oreja por las fallas con el rejón de muerte; mientras que en su segundo en donde elevó su expresión a momentos trascedentes, tras dos pinchazos en lo alto, ha dejado con un certero rejón de muerte, haciendo claudicar de inmediato y de forma espectacular al toro. El público en reconocimiento exigió de forma estentórea se le concediera una oreja.

Como una oreja se le ha otorgado a, Juan Pablo Sánchez, que tiene como sólido argumento el don divino del temple. A su primero, un descastado y reticente astado, Juan Pablo, le llevó con suaves pases por abajo, del tercio a los medios, para no molestarle, más bien consentirlo.

Cuando inició la cita con la derecha, además de conseguir que el toro acudiera, iba con la cabeza descompuesta, y así extrajo pases impensables, como ocurrió por el lado natural.

Juan Pablo ha dejado valiosos detalles de su luminoso toreo; el toro no valía nada, pero ahí estuvo el joven artista de Aguascalientes, sin arredrarse sino convenciendo con el corazón en la arena como lo hacen los valentísimos toreros buenos.

Se entrega en la rúbrica y como queda entera haciendo claudicar al toro, le han concedido la merecida oreja que ya comentamos.

_______________________________

_______________________________

Con su segundo, un toro que desarrolló sentido, tuvo genio -la casta mala- la voluntad y entrega evidentes han nuevamente pasado lista de presente; el toro que acudía con violencia, en un momento dado se revolvió de inmediato, señaló peligrosamente en el pecho del torero, por fortuna, todo quedó en un susto, del que jamás se amilanó, Juan Pablo, lo que se le aplaude y se le reconoce.

Poco, muy poco habrá que decir de, Fermín Rivera, quien tuvo un primer ejemplar que se dejó, acudió al caballo, y tuvo casta para atender al engaño del torero potosino, pero los trazos fueron limitados, y al final no sólo aburrió al toro, sino al público que le gritó en repruebo: ¡toro!

Tres avisos escuchó Fermín, con su segundo, faena anodina de muchos pases insustanciales que no dijeron nada; en lugar de lidiarlo y poner punto final, como decían las buenas conciencias taurinas. No hay más que contar en esta nueva e intrascendente experiencia, que le conduce a la nada edificante estadística de otro toro devuelto a los corrales de la Monumental México tras los tres recados del juez de plaza.

_____________________________

@PERIODISTAURINO 

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________