En Bogotá… solitaria oreja para Hermoso

Se celebró la segunda corrida de la temporada de la libertad en Bogotá. Con un impresionante operativo policial en el que pusieron a los «antis» tras unas rejas de protección y a quinientos metros de distancia de la plaza para que no atacaran a otros congéneres, se llegó a casi tres cuartos de entrada en la Santamaría. Se lidiaron seis toros de Las Ventas del Espíritu Santo del maestro César Rincón. Desiguales de juego y presentación. Interesante el cuarto de la tarde que sacó castita. El quintó empujó bien al caballo. Los de rejones se dejaron. Los dos primeros se quedaron pronto.

Manuel Libardo: Silencio y división de opiniones tras aviso.

Miguel Angel Perera: Saludo desde el tercio y silencio.

Pablo Hermoso de Mendoza: Palmitas y oreja.

Detalles:

Saludaron en banderillas Hernando Franco y Ricardo Santana.

En el primer toro de Perera, saludó Franco pero el que estuvo bien fue Curro Javier.

_________________________-

Hermoso de Mendoza era el mayor atractivo del cartel, el ídolo volvía a su plaza, aquí donde cortó un rabo hace unos años. La gente lo quiere y lo jalea deseando su triunfo. Pues Hermoso de Mendoza está más terrenal que nunca, más que corriente, como si fuera uno más, con una cuadra que no sorprende, sin ninguna exhibición de las que prodigaba antes. Actuación correcta y eso en los que se salen del cuadro y han hecho historia es muy poco. Y eso que la gente estuvo con él, con ganas de cantarle y vitorearle, pero los olés sonaron contenidos y solo vinieron a romper algo con unas piruetitas normales girando en la cara del toro un par de veces. Lo más destacado fueron quizás los quiebros que le salieron lucidos dentro de la normalidad anotada. Además, no estuvo fino con los rejones de muerte como ha sido costumbre en toda la temporada colombiana. En el segundo después de un rejón muy trasero dejó una estocada que sirvió para que cortara una orejita que supo a poco.

Manuel Libardo es uno de los toreros colombianos más interesantes del escalafón y ha estado torero, centrado y pausado en Bogotá a pesar de no poder del todo con el quinto de la tarde que sacó algo de castica y por el que el público tomó partido al final de la faena.

En su primero dio verónicas ajustadas y con empaque, de ellas destacar dos con especial regusto y la media. Inició citado de lejos pero el toro siguió saliendo suelto como en el capote. La primera serie fue elegante aunque con poco ajuste, el toro se fue quedando y por el izquierdo le pudo sacar un par de muletazos aunque le punteara en los del final de la serie.  Volvió a la derecha con cierto mérito pero Manuel mató de media caída, se apresuró con el descabello y se silenció su labor.

Al cuarto, el castaño requemado con cornamenta estimable, le instrumentó unas tafalleras meritorias. Inició torero a media altura a un toro que echaba la cara arriba. Libardo tuvo una primera parte de faena torera y de mérito, en un par de tandas por la derecha y una de menor valía por la izquierda. Los pases de pecho fueron los más coreados. Pero en la segunda parte el toro se hizo más fuerte y le fue ganando el pulso al colombiano que perdió un poco el norte de la faena, de allí que parte del público gritara toro, toro. Manuel quería rubricar su faena pero el toro agachó la cabeza en el justo momento que la espada viajaba hacia sus carnes y quedó el pinchazo hondo. El toro ya dueño de la escena casi le coge y una caída le salvo milagrosamente. Lo bueno que hizo el torero ya se había olvidado cuando al tercer intento cayó el burel y los pitos de quienes tomaron partido por el de Rincón le ganaron a las palmas de quienes valoraron a Manuel. Igual queda una buena imagen de este torero, de los más potenciables de los nacionales.

A Miguel Angel Perera a priori había que agradecerle el haber venido a Bogotá en esta temporada clave para la continuidad de la fiesta en Colombia, pero después de haberlo visto hay que decirle con todo respeto, eso sí, que si era para venir así mejor que no hubiera venido. Se les llena la boca diciendo que quieren apoyar, que es un día especial, que tal y pascual y luego en el ruedo utilizan más ventajas que nadie. Por eso es que también esto se acaba.

Sus dos toros, curiosamente los de la figura, muy raritos de pitones. Si, que curioso, los toros de Libardo más en puntas pero los del figurin español sospechosos de pitones. Y luego Perera estuvo tan periférico, tan aliviado, tan fuera de cacho que no se entiende. Cabían dos toros más entre él y el toro. Así para qué. Pero como nadie se da cuenta venga a dar muletazos aquí y allá. Arrimoncito y el gran público a la canasta, sin saber que le habían mentido toda la tarde. Además, el extremeño mató saliéndose de la suerte en ambos toros pinchando y perdiendo algún trofeo que los engañados sin saberlo le hubieran pedido. Si se es figura es para demostrarlo de verdad y no andar con ventajas injustificadas. Luego se rasgan las vestiduras.

_____________________________

@TorosenelMundo_

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________