En Ajalvir… Y los sueños rotos

Primera de Feria de Ajlvir. Tarde fría y húmeda. Tres cuartos de plaza. Ruedo impracticable. Toros de  Alberto Mateos, Contreras Baltasar Ibán. Bien presentados, excepto el corrido en segundo lugar, lavado de cara.

Sánchez Vara: Silencio y oreja.

José Arcila: Silencio y silencio.

Cesar Valencia: Silencio y silencio.

______________________

En otras ediciones Ajalvir registró por debajo del cero, hoy la temperatura fue más suave, la corrida se demoró unos minutos por el mal estado del piso. Los tres diestros decidieron tirar para adelante con el ruedo embarrado y húmedo comenzó el festejo, con un cartel singular, un español, un colombiano y un venezolano.

Sánchez Vara, cortó el único trofeo de la tarde al cuarto del encierro. Su primero, se quedó corto en la muleta, con la cara por lo alto del estaquillador, un toro sin opciones para el lucimiento, lo lanceo con soltura a la verónica, saliéndose con el toro a los medios con la muleta lo llevó por ambos pitones, pero fue una faena que no termino de coger vuelo, el toro no descolgó en ningún momento, estocada caída , silenciada esta actuación. Con su segundo, un toro de buena condición, la que marcó en el toreo de capa, Sánchez Vara, lo llevó al caballo con un galleo con chicuelinas al paso. Reunidos los tres pares que colocó el diestro alcarreño, sin embargo las fuerzas en la muleta se diluyeron, toro este de embestida noble , aunque rebrincada por su escasez de fuerzas. Series cortas, molinetes, martinetes y abaniqueo para animar el cotarro, media en buen sitio, petición y oreja la única de la tarde.

José Arcila, al que algunos aficionados ya conocían, pues la pasada temporada pisó en siete ocasiones ruedos españoles, mantuvo la elegancia de un torero reposado aunque no tendría opciones con un primero, segundo de la tarde, que se derrumbó a la primera de cambio. El toro noble, sin la posibilidad de obligarlo por abajo, no le permitió lucimiento alguno, terminó pinchando y fue silenciada su actuación. Su segundo, quinto del encierro, un señor toro, astifino con dos guadañas, terminó embistiendo queriéndola coger siempre por abajo, lo llevó sobre el pitón derecho, en  series cortas, faena arrítmica que no fue refrendada con la espada. Silencio para Arcila.

El venezolano César Valencia, se llevó el mejor toro de la tarde, lo saludó con una larga afarolada en el tercio, muy mal banderilleado, sin embargo el toro empujó y humilló siempre buscando los vuelos de la muleta y repitiendo, Cesar Valencia, en series cortas, lo intentó, pero no se acopló con un toro que pedía firmeza, mando y manos bajas, el de Alberto Mateos, fue bueno por ambos pitones, sin embargo César Valencia le perdió pasos entre muletazo y muletazo sin terminar de acoplarse a la embestida de este toro encastado, su fallo a espadas le privó de cortar trofeos.7

El sexto, de la tarde, presentó complicaciones, con la cara por arriba, picado en exceso,  sin opciones para el lucimiento, con una mala iluminación en el ruedo, ya que se hizo la noche,  el diestro venezolano, hizo un esfuerzo , en intentarlo pero sin ninguna opción, volvería a marrar con la tizona.  Una tarde de sueños rotos esta primera de la temporada española.

_______________________________________

_______________________________________

@TorosenelMundo_ 

_____________________________