En Parentis… Christian Parejo se impuso en la novillada

Plaza de toros de Parentis (Francia). Sábado 6 de agosto., 1ª novillada de San Bertomiu. Seis novillos de Mailhan, carentes de trapío, raza y sin fondo. El encierro recibió doce puyazos. La cuadra fue de Bonojol.

José Rojo: Vuelta con un aviso y vuelta.

Solal Calmet Solalito: Una oreja tras aviso y silencio.

Christian Parejo: Oreja tras aviso y silencio.

Detalles

Presidió el festejo: Arnaud Imatte

Para fortuna de todos, el sol estuvo afuera porque la plaza tiene domo. Y sí, hubo un poco de viento que ayudó hacer soportable el calor bajo la cúpula parentissoise.

_______________________________

Buena entrada para la primera novillada de la Feria 2022 de Parentis. Justos de trapío fueron los novillos de Pagès-Mailhan a los que les faltó raza. Poco entregados en los inicios de las faenas, con embestidas desordenadas, faltos de fuerza, carentes de poder, provocaron que las faenas cayeran por falta de importancia en lo anodino. Todos fueron a refugirse a las tablas, lo que en su conjunto no dio muchas opciones a los tres jóvenes novilleros.

Christian Parejo debe estar de plácemes, ya que con poder y mando, impuso su ley a sus dos complicados novillos. Su muleta siempre puesta y dispuesta, le permitía mantenerlos, en lo posible, en el centro del redondel; y ahí al ver las condiciones de sus novillos, sobre todo por la derecha, ligó muy buenos muletazos. El chiclanero dominó a sus novillos y a sus compañeros de cartel. Solalito no estuvo mal, pasó buenos momentos con su primer utrero. Sin embargo, echó de menos estar mejor con sus novillos. José Rojo necesita novillos más exigentes, que transmitan para expresar su tauromaquia. Fue desordenado a veces por falta de estructura en sus faenas. De su actuación recordaremos dos buenas series de derechazos en su segundo.

Toro a toro

Al primer novillo lo recibió de rodillas, José Rojo, un utrero que resultó abanto. En varas sólo tomó un puyazo durmiendo en el peto, nunca fue a más. Ya con la muleta enseñó violencia el novillo desde el principio de la faena. El prólogo de su propuesta, José Rojo, lo hizo con cambiados por la espalda y pases de pecho.

La primera serie fue con la mano derecha que resultó correcta. Sin embargo, el novillo se fue a refugiar a las tablas, ahí intentó el novillero con dos series por la izquierda, pero no pudo mandar en el utrero, que siguió suelto y aquerenciado en las tablas. Retomó con la mano derecha, pero, fue inútil, ya que el novillo se fue a menos y la faena también. Pinchazo luego todo una entera fulminante, para que el novillero diera la vuelta.

El cuarto tuvo más presencia y se vio mejor armado de cornamenta. En varas, se defendió durante los dos encuentros con el caballo. La faena la inició, Jose Rojo, con doblones, para continuar con dos series por la derecha; sin embargo, al novillo había necesariamente que obligarlo, tenía que mandarlo, pues insistía en huir hacia las tablas. De la faena, a veces vulgar, conservamos en el recuerdo, las dos últimas series de derechazos, los mejores muletazos de la faena realizados, ya que obligó al novillo llevándolo con la mano baja. José Rojo tras un pinchazo y una estocada delantera, dio una vuelta al redondel.

El segundo también fue pronto en su caminar. No obstante, no bajó la cabeza en la capa de Solalito. En el primer encuentro con el caballo recibió un puyazo trasero, el toro empujó y se defendió. Mostrando la misma actitud en la segunda comparecencia con el picador. Parejo realizó un quite por chicuelinas; mientras Solal  banderilleó. El nimeño impuso tres pares de banderillas a un toro andarín.

Comenzó la faena de rodillas, el bicho que tuvo movilidad salió suelto. Solal insistió por la derecha, sin embargo, el novillo se salía de la muleta. En ambos pitones, el novillero debió haber obligado al novillo a mantener el encuentro, no fue así. El de Pages-Mailhan se fue a las tablas a buscar protección.

El novillero porfía pero no fue lo suficiente para mandar en el novillo, que estuvo falto de poder y de fondo, lo que en conjunto hizo que la faena careciera de transmisión y emoción. Como punto final aparecieron manoletinas que hicieron a reaccionar al público. El espadazo quedó muy bajo y trasero, pero fue suficiente. Petición no mayoritaria para una oreja que se autorizó sin tomar en cuenta la colocación de la espada.

El quinto fue un jabonero de Fuente Ymbro muy típica esta capa en esta vacada; y para variar fue abanto. Fue picado por JJ Esquivel, pero no se creció al puyazo. Solalito lo banderilleó con voluntad, resultando segundo y cuarto pares, los mejores. Comenzó la faena con estatuarios el toro se arrancó de lejos y con fuerza. Solal lo volvió a citar en los medios, pero el novillo careció de fuerza y no humilló.

Tanto con la derecha, así como con la izquierda, el de Pages-Mailhan buscó las tablas. El novillero redujo el terreno para intentar dar a la faena la emoción que no transmitió el toro. A pesar de la voluntad y la entrega del francés, la faena fue a menos. Pinchazo y una entera que hizo que el novillo cayera de inmediato. Silencio.

En tercer sitió salió un utrero tan ligero de patas como los dos primeros. Bien picado, pero no apretó durante los dos encuentros y salió suelto del segundo. Christian Parejo inició su faena con la mano sobre las tablas, para inmediatamente llevar al novillo a los medios. El novillero se impuso al toro al sujetarlo por el lado derecho en la muleta y dibujó cuatro magníficos pases.

Christian le obligó bajando la mano, ya que si no lo hacía así, el de Pages-Mailhan huía sin remedio. El novillo se vino a menos y se refugió en tablas, la invalidez le llevó a quedar casi parado al final de la faena.

El novillero con oficio y eficacia, consiguió ayudar a acudir a un toro manso y faltó de fuerza. Fue más que meritorio dado el contexto. Tras la espada fue mucho el tiempo que tardó para que surtiera efecto, aún así, esa oreja que le fue concedida, ha sido bien merecida.

El último del festejo fue el más serio del encierro, en cuanto a presencia. Tomó una primera vara empujando, el segundo encuentro, simplemente fue un picotazo. Parejo empezó con pases por alto, pero el toro salía suelto y el novillero atinadamente le obligó.

Al de Pages-Mailhan le faltó casta y se fue a buscar la protección de las tablas. El novillero, primero en el tercio y después en las tablas impuso su voluntad. Consiguiendo estupendas series de derechazos con un evidente sentido del toreo. Por la izquierda el toro resultó violento y más complicado, por lo que decidió regresar con la mano derecha para consumar una serie final que impactó en el público. Pinchazos, un cuarto de espada, una entera efectiva. Haber oficiado mal con el acero, no le permitió al torero cortar una oreja.

____________________________________

Les recordamos que el calendario de los festejos de los TorosenelMundo, lo hallarán aquí en nuestra sección de Calendario 

___________________________________________

___________________________________________

@TorosenelMundo_

___________________________________________

Les compartimos nuestro QR para fácil acceso a TorosenelMundo

_________________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________________