En Granada… El Juli y Tomás Rufo en hombros

Granada. Tercer festejo de la Feria del Corpus. Poco más de un tercio de plaza. Toros de Domingo Hernández, el sexto como sobrero al sustituir a un inválido de la misma procedencia. Muy justos de presencia; mansos en su conjunto, varios con dócil movilidad y otros que se resistieron a caminar.

Julián López El Juli: Oreja y oreja.

Alejandro Talavante: Silencio tras aviso y ovación tras aviso

Tomás Rufo: Dos orejas y ovación tras petición

____________________________

Otro festejo en Granada en donde los nombres de las figuras no llenaron. Algo debe estar pasando. Habrá entrado el público en reflexión y añora esa fiesta en donde el centro es el toro en toda su dimensión, con trapío y con las necesarias casta y bravura.

Cuando alguna actividad se convierte en una anécdota produce un repentino alejamiento; porque si bien es cierto que existe mucho público que gusta del arte de torear, también es una realidad insoslayable que para que el arte existe se requiere de la verdad que en el caso de la tauromaquia sólo puede ofrecer el toro bravo, encastado e íntegramente presentado.

Todo hace ver que el toro se empequeñeció y pareció que algunos se convirtieron en obedientes animalillos.

El Juli ha estado presente, y coincidió, como siempre ocurre cuando el está, con sus toros que tanto exige, los de Domingo Hernández, aunque bien pueden provenir de la ganadería hermana, Garcigrande. 

El Juli con su primer manso, que se resistía a embestir. Pisó los terrenos que le obligarían acudir al bovino, y dejó algunos naturales que algo llamaron la atención. Tras el primer julipié cortó la primera oreja.

La otra oreja vino con el cuarto, en donde el de Domingo Hernández acudió con obediencia. Así sumó pases con ambas manos, que a pesar de la prudente distancia, gustaron al público. Apareció el julipié que le llevó a pinchar en una primera vez, para en la siguiente conseguir el cometido y la oreja.

Alejandro Talavante, tuvo que estar con un toro que no le ofreció las bondades requeridas. Mal con la espada y no pasó mucho; como tampoco con su segundo. Alguna serie con la mano izquierda. Volvió a fallar con la espada y a otra cosa.

Tomás Rufo puede llegar a ser un torero importante, posee cualidades pero no hay que desperdiciarlas en estas condiciones, con este tipo de ganaderías. Impactó cuando comenzó rodillas en la arena, y luego vinieron series de buen gusto con ambas manos con la bondad que tuvo el astado. Un buen espadazo y la gente pidió dos orejas.

Con el que cerró plaza, sustituto del sorteado por inválido. Algo le dejó hacer sobretodo en la muleta por la insistencia del torero, pero cuando se paró ya no hubo mas que hacer.

___________________________________________

___________________________________________

Galería de ©Bracho. ANFTE

___________________________________________

@TorosenelMundo_

_________________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________________