En Las Ventas… Rafaelillo oreja y, ¡entre los cuernos!

Las Ventas. Sábado 4 de junio de 2022. Vigésimo octavo festejo de la Feria de San Isidro con ganado de Adolfo Martín y un sobrero de Garcigrande que, salvo el primero, no dio el juego esperado. Así fueron los toros: Primero noble y repetidor. Segundo sin celo y sin recorrido. Tercero con calidad y justeza de recorrido. Cuarto áspero y a la defensiva. Quinto bronco y son recorrido. Sexto fue devuelto; sexto bis sobrero de Garcigrande tardo y sin celo.

Rafael Rubio Rafaelillo: Oreja y ovación.

Manuel Escribano: Silencio y ovación.

Alejandro Talavante: Silencio y bronca.

Detalles:

Los adolfos y el sobrero de Garcigrande, no colaboraron con los toreros y solo éstos pusieron lo necesario para paliar las escasas facilidades que dieron los lidiados. Rafaelillo estuvo muy decidido y en su segundo se dio un arrimón importante, lástima que pinchara antes de la estocada, tenía la Puerta Grande cerca, el público estaba con él . Manuel Escribano con el primero estuvo digno y en su segundo se entregó, fue levantado por el astado e intentó hacer pasar a un ejemplar que no quiso con grave riesgo para su integridad y poder salir por su propio pie de la plaza. Talavante se le esperaba pero no se acopló con su lote. 

___________________________________________

Festejo vigesimoctavo de la Feria de San Isidro con toros de Adolfo Martín y un sobrero de Garcigrande. Sólo dieron el juego esperado el primero de Adolfo Martín y el sobrero. Desde hace días se venía hablando de la corrida lidiada hoy, desgraciadamente no hubo toros pero sí toreros. Rafaelillo vino a por todas, se entregó en su lote, arriesgó, se metió entre los cuernos y tuvo la fortuna de cortar una oreja y la desgracia de pinchar al que a punto estuvo de facilitarle la salida por la Puerta Grande. Se fue con el respaldo unánime de los tendidos y hasta que no desapareció por la puerta de cuadrillas sonaron los aplausos. Manuel Escribano se la jugó con los dos que le correspondieron en suerte y en el segundo el arrimón rozó lo excesivo con el público entregado. Alejandro Talavante no se entendió con sus toros y mató mal. La forma en que ejecutó la suerte suprema en su segundo soliviantó a los asistentes que protestaron ostensiblemente y le  dedicaron una sonora bronca. 

El primero de Rafaelillo fue un toro noble con la fuerza justa que humilló, repitió, tuvo fijeza y facilitó la labor del torero. No terminó de estirarse con el capote. Destacó con una serie por la izquierda en la que corrió bien la mano. Por el otro pitón también fue aplaudido en una tanda de tres con vistoso cambio de mano y remate de pecho. El toro se fue quedando y los últimos naturales terminaron siendo de a uno. Mató de estocada de efecto rápido. Oreja.

A su segundo lo pudo con el capote y lo dejó en el tercio después de una intensa brega. Cambió el toro en la muleta, se volvió áspero y se puso a la defensiva. Empezó a mirar y probar, dejó de pasar y Rafaelillo en vez de graciosa huida reaccionó con apasionada entrega. Se puso entre los cuernos en la cortísima distancia y se dio un meritorio arrimón. Mató de pinchazo y estocada. Lástima si hubiera matado de estocada con lo entregado que estaba el público habría cortado oreja. Ovación con saludo.

Manuel Escribano en su primero se lució con las banderillas en un primer par al cuarteo, seguido de otro en el centro del ruedo y con uno combinado de quiebro y violín junto a tablas. El toro tuvo poco celo, escaso recorrido, nula transmisión y escasez de raza. Por el pitón derecho se paró al segundo muletazo y por el izquierdo el viaje fue más corto. Mató de un tercio de estocada, metisaca atravesado y estocada corta. Tardó en caer el toro. Silencio.

A su segundo lo recibió a porta gayola. El repliegue circular de capote al consumar la suerte fue de cartel. Puesto en pie sufrió un desarme al torear por verónicas. Colocó excelentes pares de banderillas, dos al cuarteo uno por cada pitón desde muy cerca y el último por los adentros. Al segundo muletazo sufrió un desarme.

El toro fue bronco y sin recorrido. Escribano intentó que pasara por ambos pitones y el astado midiendo. El torero empeñado y el toro astifino lo levantó afortunadamente sin cornada. Tragó y arriesgó una enormidad. Mató de estocada de efecto rápido. Ovación y saludo. 

Alejandro Talavante recibió a su primero por verónicas, tres de ellas buenas. Por el izquierdo el toro se quedó corto y por el derecho reponía con rapidez y soltaba la cara. Lo intentó con riesgo por el otro pitón pero no terminó de acoplarse. Mató de pinchazo, estocada caída, media atravesada y descabello. Silencio.

Con su segundo bis inició de muleta a dos manos por abajo, por el izquierdo lo sacó hacia fuera. Mató de dos pinchazos, media corta, pinchazo, media tendida, un cuarto de estocada, un tercio de estocada, media larga y descabello. Bronca.

___________________________________________

Les recordamos que el calendario de los festejos de los TorosenelMundo, lo hallarán aquí en nuestra sección de Calendario 

___________________________________________

Entrar a ver las Galerías Fotográficas:

Galería: Así vio Muriel Feiner a… Rafaelillo, Escribano y Talavante en Las Ventas

Desde el objetivo de Alberto Moreno… Oreja para Rafaelillo con los «adolfos» en el 28º festejo de San Isidro

___________________________________________

@TorosenelMundo_

_________________________________________________________________________________