En Aire-sur-l’Adour… Diosleguarde e Isaac Fonseca cortan un apéndice

Aire-sur-l’Adour (Francia). Arènes Maurice Lauche. Domingo 1° de mayo. Un tercio de entrada. Novillada tradicional de Los Arsouillos en su 50 aniversario. Se lidiaron seis novillos de Hoyo de La Gitana, desiguales en presentación y carente de fuerza y motor, sólo el cuarto no fue pitado en el arrastre.

José Rojo: Silencio tras aviso y vuelta al ruedo.

Manuel Diosleguarde: Silencio y oreja.

Isaac Fonseca: Silencio y oreja.

Detalles:

Tras el paseíllo se guardo un minuto de silencio

Como es tradicional en esta plaza tras el fallecimiento de Iván Fandiño en este mismo ruedo, se guardo un respetuoso minuto de silencio en su memoria.

Saludó montera en mano con el sexto el banderillero Juan Carlos Rey de la cuadrilla de Isaac Fonseca .

El premio al mejor picador fue declarado desierto.

_____________________________

Muy esperada tras la corrida de Vic de 2021, la novillada de Hoyo de la Gitana de Aire- sur-l’Adour decepcionó. Desigual en presentación, a los astados les faltaron fuerza y raza. Desapercibidos en el caballo, se apagaron muy rápidamente en el tercer tercio. Sólo el cuarto, bien presentado, violento por la derecha y noble por la izquierda no fue pitado en el arrastre.

José Rojo mostró buena voluntad, pero mató mal. Manuel Diosleguarde cortó una oreja con una buena estocada. Isaac Fonseca tiene el oficio, el recurso y pesa sobre los toros. Corto una oreja a pesar de una estocada delantera.

El primero de José Rojo, ligero, humilló en el capote, pero fue muy justo de fuerza. En el peto empujó de forma desordenada. La segunda vara fue un sencillo picotazo. El novillo puso en apuros a Diosleguarde en un intento de quite. En el último tercio, tras haber brindado a un íntimo en el tendido, el novillo de José Rojo resultó tardo, con una embestida limitada a uno o dos pases. El novillero porfió, lo intentó, pero no bubo mucho que hacer con semejante bloque de mármol. La faena, demasiado larga dado el contexto, se concluyó con una media estocada y dos descabellos. Fue silenciado tras un aviso.

Con el cuarto, el más pesado y mejor presentado del lote. Fue picado en tres ocasione con lucidas arrancadas en el caballo, pero con más violencia que valentía. José Rojo dobló con autoridad y continúo con una buena racha por la derecha. Por este pitón, el novillo fue violento y el joven novillero cometió el error de sacar la muleta demasiado pronto en cada pase. Fue valiente pero desordenado. En el pitón izquierdo, el novillo tiene una embestida más suave. Rojo aprovechó para enlazar dos series de naturales más posados. El final de faena, sobre todo por la derecha, estuvo lleno de buena voluntad, pero desordenada. Un pinchazo y una entera travesada antes de una petición de oreja, el novillero dio la vuelta al ruedo, palmas para el arrastre para el astado.

El segundo, un poco más fuerte que el primero, no tuvo fuerza. Poco castigado en varas, el ejemplar del Hoyo de la Gitana fue noble, pero con falta de empuje. Manuel Diosleguarde intentó sacarle algunos muletazos, pero el conjunto es anodino y sin transmisión por culpa del soso burel. Silencio tras un mete y saca y un pinchazo.

El quinto fue un bonito novillo. Recibió dos puyazos mientras se defendía en el peto. Débil, dobló varias veces. Soso, el de Hoyo de la Gitana se cayó cada vez que Manuel Diosleguarde le bajaba la mano. El novillo no transmite emoción, y la faena carece de interés a pesar del encomiable esfuerzo de Manuel Diosleguarde. La aplicación y paciencia del joven espada le permite ligar una lúcida serie de naturales, los mejores muletazos de la tarde. Una buena estocada con empeño le permite a Manuel cortar una oreja.

El tercero mejor presentado que los dos primero. Tan pronto como entró en el ruedo, mostró signos de debilidad. Recibió dos varas mientras empujó, pero se arrodilló en los primeros muletazos de Isaac Fonseca. Flojo, el Hoyo de Gitana humilló, pero no tuvo motor. El mexicano no pudo construir una verdadera faena y terminó llevándose la espada de la muerte. El bicho se hechó solo después de dos pinchazos. Fue silenciado.

Con el cierra plaza que tomó dos varas mientras hizo sonar el estribo. El novillo careció de sustancia, fuerza y transmisión. Con oficio y talento, Isaac Fonseca, que tiene verdaderos argumentos, aseguró el espectáculo. Hay que subrayar que Isaac se prodigó en quites durante toda la tarde. Inicio con arriesgados pases cambiados por la espalda y toreó cerca de los pitones. El trasteo final fue tremendista y llegó a los tendidos lo que le permitió que el respetable pidiera la oreja.

_____________________________

Ir a la galería de Philippe Gil Mir

_____________________________

Aquí hallarán el sorteo del festejo 

_____________________________

___________________________

@PhilippeGilMir

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________