En Mérida… Joselito cortó una oreja por su entrega; gran bronca para Ferrera

Plaza de toros de Mérida, Yucatán. Sábado 19 de febrero, 2022. Celebración del aniversario número 93 del coso de Reforma. Prácticamente llenos los tendidos. Tarde agradable fresca 28 grados, ambiente familiar y con muchas expectativas. Toros de Xajay, bien presentados que si bien algunos resultaron complicados nada que no pudieran resolver los toreros.  Un novillo de Quiriceo para los Recortadores Españoles.

Antonio Ferrera: Palmas, silencio y gran bronca.

Joselito Adame: Saludó en el tercio tras aviso, palmas y oreja.

Detalles:

Al finalizar el paseíllo se rindió un tributo en recuerdo de Don Alberto Baillères González  y del matador y apoderado Rafael Báez, fallecidos en días pasados.

Se entregó un reconocimiento al torilero Jorge May Ornelas, en su despedida.

Actuó como sobresaliente el matador yucateco Ángel Lizama El Papo, quien no tuvo intervención.

Los Recortadores Españoles en general agradaron al público.

___________________________

Una plaza de toros merece respeto. La afición de todo el mundo merece respeto. La Fiesta merece respeto, entrega y verdad. Así se define el toreo no hay medias tintas, pueden haber tardes buenas y quizá otras no, pero el respeto siempre debe de prevalecer y la Plaza de Toros de Mérida es de respeto. Fundamental que lo recuerde Antonio Ferrera tras su fracasado paso por el coso de Reforma.

Per vamos a los hechos. Joselito Adame, con actitud y valor sacó barro de la arena. Demostrando y defendiendo el por qué es un exponente importante de la tauromaquia mexicana.

Con Chilam, astado de 510 kilos que pisó albero, y tercero del lote de, José, fue tejiendo su faena sin prisas, con pies juntos espero en el centro del ruedo saludando a su astado con un par  de gaoneras que de inmediato prendieron al respetable. Llevó a Chilam para dejarlo en suerte con el varilarguero, en donde recibe un buen pero breve puyazo. Pidiendo de inmediato el cambio de tercio.

Como dice el dicho «la tercera es la vencida» y después de la insistencia del tendido, ya que en sus anteriores astados, Adame, no había impuesto las banderillas, en este toro sí solicitó los garapullos, escuchando de inmediato la ovación unánime, acompañada de gritos ¡Torero! ¡Torero!

Como respuesta, el torero de Aguascalientes, mostrando respeto y humildad, agradeció en el centro del ruedo, llevándose los garapullos al corazón. Fueron tres pares bien puestos y variados en su ejecución, Joselito, se gusto en cada par, lo que el público agradeció con unánime ovación.

Ya en el último tercio con la evidente entrega del público, inició su faena en tablas, sentado en el estribo, en los terrenos naturales del toro, para inmediatamente ya incorporado, conducirlo al centro del ruedo, siempre de frente. Así, aparecieron tandas de naturales uno a uno, metiendo a Chilam a la muleta. Para luego alargar estos recorriendo y quebrando la cintura y cambiando la muleta a la diestra.

Faena que culmina con una tanda de derechazos, para dar paso a las manoletinas. La faena estaba hecha, Joselito con desplantes y recursos prepara la suerte suprema que después de un pinchado culmina con certera estocada. Tras caer el toro, de inmediato el público exigió la oreja misma que fue concedida sin demora por la autoridad.

Con, Balam, el segundo de la noche un toro que vino a ponerle otro ritmo al festejo  ya que en el tercio de varas derribó y lesionó sin gravedad al varilarguero Daniel Morales, quedando este prensado entre el equino y el albero antes de derribar una de las puertas del ruedo.

Ordenando la autoridad otra puyazo y Balam hizo lo mismo con el siguiente varilarguero en aparatoso derribe al equino quedó tendido por más casi 10 minutos, hasta que lograron incorporarlo.

Digno de reconocer la labor del subalterno Sergio González quien con maestría mantuvo sin moverse al astado frente al burladero todo ese tiempo que pareció largo. Una labor impecable.

A pesar de este accidentado tercio, Joselito Adame, ejecutó cinco tandas que le llegaron al público. Sí, faena derechista y de recursos, con una serie de  manoletinas finales en el centro del ruedo. Despachando al astado hasta el segundo intento.

Con, Poeta, el cuarto de la noche sin duda alguna el peor astado del festejo, Adame, intentó y con experiencia y muchas ganas sacó lo que pudo. Prácticamente hizo barro de la arena. Lo que se agradece.

Joselito Adame mostró respeto al público y a la tauromaquia y sobre todo a nuestra plaza, una plaza exigente y conocedora.

Antonio Farrera, en una total falta de respeto al público y a la Fiesta, como se dijo insistentemente en los tendidos y a la salida del festejo “Ferrera solamente vino a cobrar ni siquiera a cumplir”.

Algunos destellos con Itze el tercero de la noche con el que pretendió justificar su presencia en La Mérida.

El público esperaba más. Quería ver algo de Ferrera y este no dejó nada para el recuerdo. Le negó a la afición yucateca la entrega que debe tener todo torero. A pesar de la unánime insistencia para que cubriera el segundo tercio en cada uno de sus astados, hizo oídos sordos.

A Ferrera lo bajaron de su pedestal, llegó tan inflado que la Plaza Mérida le puso en la justa dimensión. Por ello, en su tercer astado, Kukulkán -quinto de la noche- escuchó tremenda rechifla, tan ensordecedora por parte del público, que lo acompañó hasta la puerta de cuadrillas en lo que fue su muy decepcionante comparecencia.

____________________________________

Galería de Eduardo Puerto

____________________________________

____________________________________

@ALBERTO_SERFIN 

____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

____________________________________________________________________________