Alberto Pozo: “Fui a Madrid con el miedo de que me criticaran por mi edad, pero fue el paseíllo más feliz de mi vida”

Alberto Pozo es un humilde torero albaceteño recién alternativado, y es que este diestro destaca enormemente por sus extraordinarias facultades lidiadoras sean las ganaderías que sean.

Prueba de ello fueron sus tardes de Madrid con Saltillo, Pedrajas de San Esteban con Raso de Portillo o su alternativa en San Lorenzo de la Parrilla con Miura.

2020 fue un año que le puso en jaque y a prueba, pues venía con cierta fuerza en las plazas más toristas y todo se derrumbó como un castillo de naipes por una dichosa pandemia.

A pesar de ello mantuvo la ilusión intacta en 2021 para poder tomar una alternativa que le ha podido poner en el mapa de los grandes aficionados toristas y toreristas.

– ¿Cómo has llevado esta temporada?

“Bien, bastante bien. Ha sido una temporada rara, aunque la anterior lo fue más porque no toreé ningún festejo y tenía que haber sido una temporada bonita para despedirme de novillero, pero el COVID-19 se lo llevó y aunque hubo alguna oferta de haber tomado la alternativa en 2020 no quisimos, vimos que ni era el momento ni me compensaba.

”Este año lo afrontábamos de otra manera, aunque con cierta incertidumbre porque se suspendieron muchas cosas anunciadas y no sabíamos cómo iba a salir todo.

”Tenía un planning de temporada diferente, pero se fue truncando y tuvimos que adaptarnos a lo que había, me hubiese gustado llegar a la alternativa algo más toreado porque llegué sin haber toreado en un año y medio, a pesar de que fui a dos novilladas de sobresaliente.

”Si te soy sincero la alternativa iba a ser en otro lado y mi despedida en Pedrajas de San Esteban con la misma ganadería que indulté la última vez, Raso de Portillo.

”Todo cambió, pero dentro de lo que cabe creo que fue una temporada bonita, importante y me quedo con lo positivo”.

– ¿Qué sensaciones tuviste en la alternativa?

“Pues imagínate fue el día más bonito de mi vida, es un sueño que tienes desde niño. El otro día lo comenté con un periodista de aquí de Albacete, yo tengo los pies en la tierra, sé quién soy, a lo que puedo y no puedo llegar.

“Entonces cuando planteábamos la alternativa con mi apoderado que la verdad que congeniamos mucho, vimos que mi circunstancia era complicada, tengo la edad que tengo, llevo muchos años de novillero, muchas parado, el COVID-19…

“Es por ello que yo puse los pies en la tierra y vi que no era fácil para mí tomar la alternativa en una feria, como es el caso de Albacete que se iba a reducir, incluso por aquel entonces igual no se daba o incluso igual no encajaba. Entonces lo tuvimos claro, si no podía ser en una feria tenía que ser una alternativa con importancia, y para ello el toro tenía que dársela.

”Se me ofrecieron cosas con hierros duros y cuando se me ofreció la de Miura en San Lorenzo de la Parrilla vi que me iba a poder dar el interés que necesitaba.

”Y en cuanto al cartel no tengo más que palabras de agradecimiento a Javier Castaño y Serafín Marín, son de los mejores que puedes meter en este tipo de corridas, no pude pedir más”.

– ¿Qué te dijo Javier Castaño?

“Me dio unas palabras de aliento y apoyo, pero me dijo unas que se me quedaron grabadas: ‘… ten paciencia, tienes que saber lo que buscas y perseguirlo, es importante que creas en ti y busques lo que quieras independientemente de cómo te midan o te traten’”.

– ¿Puede ser Francia tu sitio como torero?

“Creo recordar que el maestro Pepe Teruel dijo unas palabras que tengo siempre en la mente: “Dios le ha dado a cada uno una personalidad, pero que si no sabes aprovecharlo eres un ‘julai de Abelardo’.

”Muchas veces escuchaba de los toreros aquello de que muchos se equivocan e insisten en lo que no saben hacer. Yo sé lo que quiero, y sí que es verdad que tengo un toreo más poderoso, me suelo fijar mucho en los detalles de la lidia.

”Y Francia es un sitio que ha sabido ver a ese tipo de toreros y les ha dado las oportunidades, se fijan mucho en esos detalles y los apoyan, ejemplos claros son Alberto Lamelas, Alberto Aguilar, El Fundi, Rafaelillo…

“Esa Francia, ese torismo, les ha dado ese sitio, y por mi forma de torear y de ver el toreo quizá sea donde pueda encajar y abrirme paso aunque está todo complicado, somos muchos. Hay que aprovechar las oportunidades. Pero creo que puedo encajar como torero allí”.

– ¿Cómo ves la situación actual del toreo?

“Muy complicada, pero si ya estaba complicada antes vino esta pandemia e hizo polvo a banderilleros, picadores, ganaderos, toreros, empresarios…

”La situación está complicada, pero tengo que ser sincero, a la vista está que cuando las televisiones han retransmitido festejos la cantidad de gente que los han visto.

”Y además con las limitaciones de aforo se han subido mucho los precios y aun así la gente ha ido, se ha visto que sigue habiendo mucha afición. Se comentaba que había menos jóvenes, pero sí que he visto mucha gente joven que quería y que le gustaba.

”Como decía el maestro Víctor Barrio: ‘La tauromaquia más que defenderla hay que enseñarla’.

”Hay que enseñarlo porque hay mucha gente inculta que habla sin saber, yo conocí a gente antitaurina a la que cuando les expliqué un poco lo empezaron a ver de otra manera, hay que educar a la gente para que sepan apreciar las cosas.

”Dicen que no nos queda nada, pero yo creo que mientras haya un chaval con un capote nos quedará mucho”.

– ¿Pueden ser las duras tu camino?

“Como te he dicho antes sobre el tema de Francia, yo he seguido mi camino y creo que puede estar ahí, porque sí que es verdad que cuando me ha salido algún toro con sus teclas me he sabido defender y como que lo disfruto más, la gente le da esa importancia.

“Recuerdo mi presentación en Madrid, se me ofreció la de Saltillo a la que accedí sin dudarlo, yo tenía 28 años, llevaba 10 años de novillero con caballos. Días antes además había toreado con la de Dolores Aguirre un compañero con una edad parecida a la mía y se ve que lo pasó mal y en las crónicas le criticaban mucho la edad, incluso a la empresa por ponerle.

“Entonces yo fui con ese miedo a Madrid, además estoy más pelado que una muñeca jeje, pero a mí me gustan ese tipo de corridas duras, de hecho, cuando he ido a Madrid ha sido para ello y yo ya había observado lo que ellos demandan y piden.

“Por ello fui a Madrid haciendo el paseíllo más feliz de mi vida, sin duda, más aún que el de mi alternativa. Vi que la gente me esperaba y haciendo las cosas para el novillo, lidiando para él y para la gente sabiendo lo que querían, el novillo lo agradecía.

”Viendo cómo me respetaron, agradecieron e incluso ovacionarme, me hizo darme cuenta de que sabía y que podía lidiar ese tipo de ganaderías sin costarme mucho trabajo, aunque ojo igual sale otro de otra manera y no soy capaz.

”Pero como que he sabido tocar las teclas más a ese tipo de toros y creo que puede ser ese mi sitio y tocar un trocito del pastel”.

– ¿Qué se te pasó por la cabeza para tomar la alternativa con Miuras?

“En tu situación tú tienes que hacer que suenes, si vas a una feria y tienes fuerza o eres puntero quizás te cueste menos.

”Pero mi carrera ha sido complicada, he tenido altibajos y teníamos claro que tenía que ser con una ganadería de ese tipo. Lo que buscábamos era eso, una ganadería que me diera interés.

“Como yo había tenido la suerte de indultar un Raso de Portillo y haber sido ovacionado con la de Saltillo en Madrid vi que había un número de aficionados que me seguían desde entonces sabiendo ver mi capacidad.

“Entonces yo me vi capaz de matar esas corridas duras sin dejarme ninguno vivo, porque los empresarios buscan un torero que sepa andar con este tipo de ganaderías.

“Vimos que era lo que necesitábamos, no hubo ningún problema por parte del ganadero ni toreros. Era la oportunidad y encima televisada por Castilla la Mancha, nos vino de cine, porque el que no estuviera en la plaza te iba a poder ver por televisión y tener más repercusión, así que teníamos claro que íbamos a matarla.

– ¿Tienes cosas cerradas para 2022?

“Todavía es pronto, aunque cuando hablo con el apoderado sí que me dice que hay intención, en una situación normal y si las cosas se dan como se tienen que dar sí que hay alguna cosilla hecha.

“Lo que pasa que claro con esta situación fíjate cómo cambia todo, si la cosa no está tan mal hay cosas”.

– ¿Con qué objetivo enfocas el 2022?

“Con el de rodarme primero, intentar torear el máximo número de festejos posible y que la gente sepa que estoy aquí.

“Voy a intentar escalar peldaños poco a poco, y cuajarme, no soy un niño y esos años que he pasado de novillero yo creo que juegan un poco a mi favor.

“Pero necesito cogerle el hilo al toro, porque parece que no pero sí que se nota el cambio del utrero al toro, para que a final de temporada pueda pisar mi tierra, Albacete.

“Es una espina que tengo clavada porque el último año que estuve anunciado de novillero no pude ir por una lesión, y quiero quitármela con una corrida de mi aire, siempre y cuando esté cuajado, me encuentre capacitado, motivado y preparado, para decir que estoy de verdad”.

– ¿Es injusto el toreo?

“Muchas veces y según a quién le hagas la pregunta conforme le haya ido te puede responder de una manera u otra.

“Unas veces puedes sentir que es injusto, otras sientes que al final es justo y que lo que tiene que ser, es. Es una pregunta un poco complicada, en mi caso alguna vez he sentido que me han tratado injustamente, pero luego echas la vista atrás y analizas los porqués.

“Al final el que es justo es el toro, y es al que matamos, entonces algunas veces es justo y otras no. A la mayoría de tiesos como yo que les preguntes te pueden decir que esto es muy injusto, y puede serlo muchas veces”.

– ¿Quién es Alberto Pozo?

“Un hombre de 30 años de Albacete que se forjó en la escuela taurina. Pasó por una carrera llena de altibajos, que no ha sido fácil, entre unas cosas y otras a veces piensas que no te han tratado justamente, otras veces por las lesiones, reapareces cuando no estabas para reaparecer… y todo eso lo he pagado.

“Luego también cuando te aparece alguien que te quiere ayudar te motiva, aunque por otras personas también te desmotivas. Entonces por culpa de diferentes circunstancias la carrera de uno no es como uno se imagina, quiere y espera.

“A pesar de cómo ha ido yendo no me he aburrido, aunque por momentos se me ha pasado por la cabeza tirar la toalla, pero al final la afición lo puede todo, esto es una locura.

“Cuando conocí a mi mujer le dije que era novillero, y le expliqué que cuando eres de los tiesos no eres como esos de la televisión que son ricos, le dije que esto es de otra manera y tal.

“Le dije que quizás no lo iba a entender, porque ni yo muchas veces lo entiendo, pero que respetara lo que me hacía feliz, y ella se ha dado cuenta de que sin el toro no puedo vivir, es por ello que ese amor, locura y afición me han sostenido.

“A pesar de todo lo que me ha costado sigo luchando, queriendo y estoy muy agradecido a muchas personas del toro: mi apoderado, ganaderos, empresarios… Sobre todo, mi apoderado que es un fenómeno que me cambió la vida.

“Entonces al final creo que Alberto Pozo es un tío que con todas esas cosas ha hecho una masa que se ha hecho como una piedra y que aguanta todos los golpes.

“Quizá eso de ser figura del toreo me quede grande en la boca porque figura es quien marca una época, pero lo que voy a pelear es por intentar vivir del toro, ser respetado que gracias a Dios creo que lo soy por muchos profesionales y aficionados y que el día que me retire la gente que me vea por la calle se pare y me hablen, respeten y aprecien. Alberto Pozo es lo que es y es lo que busca”.

_____________________________

_____________________________

@AitorVian

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________