En Saint-Martin de Crau… Alberto Lamelas abre la Puerta Grande

Saint-Martin de Crau (Francia). Arènes Louis-Thiers. Domingo 3 de octubre 2021, en horario matinal. Segunda y última de la Feria de la Crau. Se lidiaron toros de Hubert Yonnet y de Christophe Yonnet (1° y 6°), de irreprochable presentación que dieron juego en un vendaval que ha molestado muchísimo. Todos fueron aplaudidos en el arrastre y premiado con la vuelta al ruedo al 6°. Media entrada, sin limitaciones de aforo.

Octavio Chacón: Vuelta al ruedo, ovación con saludos tras dos avisos y ovación con saludos en el que mato por Pacheco.

Alberto Lamelas: Oreja tras aviso y oreja.

Miguel Ángel Pacheco: Aplausos, herido, paso por la enfermería.

Detalles:

El sexto de nombre Levant de la ganadería de Christophe Yonnet, herrado con el número 16, de 530 kilos, castaño de capa y nacido en febrero 2017, fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Alberto Lamelas salió por la puerta grande en el día de su cumpleaños.

Miguel Ángel Pacheco sufrió una cornada en el gemelo derecho duranta la lidia de su primero, paso por la enfermería dejando a Octavio Chacón la lidia del sexto.

____________________________

Hacía viento, mucho viento en esta matinal con un cielo que amenazó la lluvia y es cierto que las condiciones meteorológicas no animaron a la gente en acudir a la plaza. Pero los ausentes se equivocaron porque los presentes han vivido una corrida muy cuidada gracias a la disposición de los tres diestros, pero también por el interés que generó el encierro de Yonnet. Salió a hombros Alberto Lamelas y si no fuese por la espada, también hubiera podido acompañarlo Octavio Chacón.

El primero que abrió la matinal fue del hierro de Christophe Yonnet para Octavio Chacón. Lo lidió andándole para fuera y traerlo al caballo para dos puyazos. Descalvagó el jinete en una reunión brava. En el último tercio, Octavio Chacón tuvo que sacar de su oficio y cautela, por las violentas ráfagas de viento y la condición de su oponente. Genio tuvo el astado, pero valiente estuvo el torero gaditano que arrebató unos meritorios muletazos con la mano diestra, fue el único pitón bueno y vendió cara su muerte. Se entregó a la hora de matar colocando sinceramente una estocada entera. Fue recompensando con la vuelta al ruedo.

Con el cuarto, curiosamente castaño -lo que no es lo habitual en esta casa ganadera- fue recibo por verónicas de correcta factura. Fue al encuentro del peto en dos ocasiones, acudiendo de lejos, pero sin gran acoplo. Con la tela roja, Octavio Chacón baso su propuesta sobre el pitón izquierdo que el torero logró canalizar con sabiduría y paciencia. Frente a este burel con cierta bravura y con un punto de nobleza, dejo el torero de Prado del Rey expresar su tauromaquia poderosa. Remató con naturales y la mano muy baja. Desgraciadamente se ástaco con los aceros que le impidió tocar pelo, la tenia asegurada. Tras dos avisos, fue ovacionado.

Por la cornada de Miguel Ángel Pacheco, tuvo Octavio que hacerse cargo de la lidia y muerte del último, otro toro de Christophe Yonnet. Fue recibido al hilo de las tablas por verónicas en un terreno comprometido. Castigado en varas en dos ocasiones sin penas ni glorias. Chacón dejó nuevamente un trasteo de buen nivel, mayoritariamente con la mano zurda frente a un animal manejable. Gracias a su experiencia y dominio, pudo construir inteligentemente una poderosa faena. Mató de una media estocada arriba con uso del descabello en tres ocasiones. Nuevamente se le escapó otro trofeo asegurado. Fue ovacionado en el tercio. Y premiado con la vuelta al ruedo para el ejemplar de Yonnet.

Alberto Lamelas recibió su primer oponente también al hilo de las tablas para esconderse del vendaval. Acudió de lejos al peto en sus dos reuniones, metiendo los riñones. Brindó su propuesta al respetable y no fue nada fácil cumplir con esta ambición. El astado fue violento en el engaño y no regalaba nada con el plus añadido por las complicaciones del viento. Lamelas hizo un combate heroico para poder extraer muletazos y lo consiguió con mucho corazón. El astado fue uno de los mas complicado de la matinal. Mató de una estocada que cayó perpendicular con uso del verduguillo. Paseó la primera oreja.

Salió del toril un tío, de impresionante trapío y el de más peso de la corrida. Fue recibido con el percal con valentía. Recibió tres puyazos metiendo los riñones. Brindó a un intimo en el tendido y nuevamente Lamelas se la jugó literalmente frente a un animal áspero y violento. Hizo el esfuerzo con mucha sinceridad para extraer lo máximo de su oponente, arrancando muletazos en donde no se le veían y con mucho poder. La faena fue creciendo gracias a la determinación de Lamelas. Mató de una estocada entera, aunque desprendida, le sirvió para cortar otra oreja que le abrió la puerta grande. Durante la vuelta al ruedo, la banda de música le regalo un «Happy Birthday».

El tercero fue para Miguel Ángel Pacheco que recibió el ejemplar de Yonnet en un capoteo dificultoso. Entró en el peto en dos ocasiones, levantado la cabalgadura en la primera reunión. Brindó su propuesta a los tendidos. El gaditano se mostró muy valiente frente a un astado que no humilló nunca en la tela roja. Quizás, la falta de oficio para tal complicada tarea, le puso en apuros. El toro que fue encastado, buscando siempre las zapatillas y a la salida de un muletazo, fue corneado en la pantorrilla derecha. Se quedó Pacheco en el ruedo para acabar con el de Yonnet. Mató de una estocada baja y paso por la enfermería bajo los aplausos del respetable.

_____________________________

Ir a la galería de Philippe Gil Mir

_____________________________

___________________________

@PhilippeGilMir

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________