En Colmenar Viejo… Diego Urdiales y su luminoso arte

Plaza de toros La Corredera de Colmenar Viejo, Madrid. Martes 31 de agosto de 2021. Cuarta de abono de la Feria Taurina de Nuestra Señora de los Remedios 2021. Unas 2.500 personas en los tendidos. Toros de Zacarías Moreno, de gran clase, entrega y celo el gran primero, premiado con la vuelta al ruedo; deslucido y sin clase ni entrega el segundo bis; de movilidad sin celo y la raza justa el manejable cuarto; de gran calidad y fuelle justo el buen quinto, ovacionado; con transmisión y poder el grandón sexto, exigente.

Diego Urdiales: Dos orejas y oreja.

Miguel Ángel Perera: Ovación y oreja.

Daniel Luque: Ovación y ovación.

______________________________

Llegó, Diego Urdiales y saludó a su primero con un ramillete de verónicas del tercio hacia los medios recortó con una media que acabó rubricando uno de los episodios más bellos que hemos visto en los últimos festejos. La faena pulcra, templada, el añorado ritmo aparecía en cada segundo de los trazos que se sucedieron consumando una exquisita y apasionada faena que conquistó irremediablemente a todos los que fueron testigos de tan maravillosa obra taurina. Después de la rúbrica las dos orejas.

Su segundo resultó complicado por el que la apasionada entrega de Urdiales apostó y conquistó. Si con la mano diestra ha estado magnífico la intensidad llegó al pico de la creta con el toreo al natural. Cayó la espada delantera pero consiguió su objetivo. Una oreja pidió el respetable y fue autorizada.

Miguel Ángel Perera volvió a demostrar el buen torero que es al que veroniqueó con pulcritud, como así fueron las chicuelinas en el quite. Cual columna, a pies juntos, fue el prólogo de la faena de Miguel Ángel, con pases que consiguieron enloquecer a la asistencia. La faena tuvo sólida estructura en donde ambas manos comparecieron con serena inteligencia y ese valor que hizo gala del aguante. Tras certero espadazo, una oreja se anotó en sus estadísticas.

Con el quinto bis de la ganadería titular, ya que el sorteado se inutilizó, ha estado muy bien Perera. Un toro basto, con 600 kilos a cuestas que no le pesaron tras ser convocado por el capote de Miguel Ángel y consumar un saludo de cadenciosas verónicas que dijeron mucho de la sensibilidad el torero. Ya en el tercio final había que aguantar, esperarlo y consumar el hecho, así pudieron aparecer loables series que entusiasmaron al respetable. Después de oficiar con la espada escuchó palmas.

Daniel Luque tuvo un primero que no acaba de entregarse por lo que con el capote hubo sólo un suspiro. Las condiciones poco propicias que tuvo el toro no fueron impedimento para la entrega de Daniel llevando el toro a su aire. Una faena de buenas intenciones que al final no se concretaron.

Verónicas, chicuelinas y un recorte a una mano fue el saludo capoteo de Daniel Luque a otro toro con muchos kilos encima -650-. Ya la tela roja en la mano diestra el toro complicó su existencia y el torero porfió, para mayor dicha fue que con la zurda acudió y el toreo natural brilló y vibró en los tendidos. Concluidas las ceñidas manoletinas dejó un pinchazo y una estocada.

_____________________________

_____________________________

_____________________________

@TorosenelMundo_

__________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

__________________________________________________________________________