En Zacatecas… Dos orejas y vuelta al ruedo de mentiras

Plaza Monumental Zacatecas. Domingo 25 de julio de 2021. Ante estrictas medidas sanitarias y unas 250 personas se lidiaros 5 novillos. Uno, para rejones, de la ganadería de La Concha, bien presentado y de buen juego. Y cuatro más de Arroyo Hondo excelentemente presentados y disparejos en su comportamiento, sobresaliendo los lidiados en tercero y cuarto turno.

Mario Sandoval: Vuelta al ruedo

Sebastián Tatán Soriano: Silencio

Eduardo Castro: Una oreja

Rafael Soriano: Una oreja

Guillermo Guerra: Silencio

___________________

No es de sorprender que hoy los novilleros no sepan qué hacer cuando les sale un novillo con las complicaciones que da la bravura. Un toro bravo embiste con fuerza, a veces tirando derrotes o con la cabeza algo descompuesta, y claro tienen algo de fiereza y casta y quieren hacer daño. Y para eso se necesita un torero con mucho valor y poder en la muleta. Que sepa lidiar y ahormarle la cabeza, la embestida. Pero…

Estamos tan acostumbrados al toro artista, o mejor dicho hartista (de harto), que solo pasa, que obedece el engaño sin protestar, sin querer hacer daño. Que aguanta infinidad de derechazos y naturales, bonitos sí, pero sin la sensación de peligro que debe de proyectar un toro bravo y encastado.

Y eso fue lo que vimos hoy en la novillada de Zacatecas…

Mario Sandoval

Abrió plaza el rejoneador Mario Sandoval con el novillo de La Concha, un toro bien presentado, con franqueza y recorrido, fijo en el caballo y pronto en la embestida. Sin embargo, vimos a un Mario con algo de inexperiencia, poniendo los rejones de castigo y las banderillas a una distancia muy prudente, como si tuviera coronavirus el toro.

Se le notaba el miedo. No daba el pecho del caballo en el momento del embroque dejando las banderillas y los rejones muy deslucidos y sin emoción. A la hora de tirarse a matar deja un rejón de muerte en las costillas y luego un pinchazo hondo, delantero y contrario. Aun así, se atrevió a dar la vuelta al ruedo sin que nadie lo pidiera. Esperamos que su apoderado lo ubique y no se crea de esos triunfos de papel.

Tatán Soriano

Sale el primero de Arroyo Hondo que le correspondió a Tatán Soriano, un novillo muy bien presentado que fue aplaudido en su salida que fue aprovechado por el novillero quien lo lidió hasta los medios dejando una media de pintura. Sin embargo, después de recargar con los riñones en el caballo el toro se desfondó. Perdió las manos en varias ocasiones y se quedó parado. Sebastián con toda la voluntad intentó sacarles pases de uno en uno, pero el toro ya no quiso saber nada. Deja una muy buena estocada y se retira en silencio.

Eduardo Castro

A Eduardo Castro le tocó uno de los mejores novillos de la tarde, un toro que peleó en caballos, que tenía recorrido, fijeza y sobre todo bravura. Y es aquí cuando Eduardo debe ser muy autocrítico y valorar si puede o no seguir en esto. Por un lado, tiene ya 38 o 39 años y por otro se le nota un medio terrible al estar frente a la cara del toro, nunca deja los pies plantados en la arena y así no se puede torear.

Durante toda la faena cuido mucho las distancias y jamás pudo plantar los pies, incluso echaba para atrás la pierna de salida justo cuando comenzaba la embestida del toro. Recordemos que el torear tiene tres tiempos: parar, templar y mandar. Y para cumplir ese trinomio es necesario tener los pies bien plantados, sino es imposible.

Se tira a matar, saliéndose de la suerte por el miedo manifiesto y deja un pinchazo hondo. Lo intenta nuevamente y esta vez, igual saliéndose de la suerte, deja una estocada delantera pero entera, lo que hace que el toro doble y el público, más no los aficionados, piden una oreja que es otorgada con el juez.

Rafael Soriano

Le toca el turno a Rafael Soriano, un novillero que en otras ocasiones se ha visto bien, con técnica y con idea de lo que es esto. Pero hoy le salió un novillo bravo y complicado que necesitaba una muleta poderosa y mandona. Y esa, aun no la tiene Rafael, pego pases aquí y allá sin poder someter al difícil novillo que embestía con mucha fuerza y sin poder completar el trinomio, pues le faltó mandar y templar.

Sabemos que está en la escuela de Uriel Moreno El Zapata, y que él les enseña cuatro tiempos en vez de tres, entonces hay que retomar eso. Y sobre todo lo que es lidiar, que es muy diferente a torear. Deja una estocada un poco desprendida y tres personas del público piden una oreja que fue concedida.

Guillermo Guerra

El mejor novillo de la tarde fue el que salió en quinto lugar y que correspondió a Guillermo Guerra. Un novillo precioso en tipo, con bravura, fijeza, recorrido y demás cualidades de un toro bravo. Sin embargo, Guillermo no pudo plantarse para completar el trinomio, pegaba trapazos por todo el ruedo sin poder mandar. Deja un bajonazo suficiente para que el toro doble y se va en silencio.

Insisto, las orejas y vuelta al ruedo del día de hoy después de faenas que no trascienden solo deben ser para sus estadísticas. Los que llevan a estos toreros y los toreros mismos deben ser muy objetivos y plantearse lo sucedido para mejorar. Solo así podrán llegar lejos.

___________________________________________

____________________________________

______________________________________

@RafaRojasC 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________