En Zacatecas… No se vieron las ansias de novillero

Plaza Monumental Zacatecas. Domingo 18 de julio de 2021. Asistencia de unas 200 personas y, bajo estrictas medidas sanitarias, se lidiaron cuatro novillos de la ganadería de Castorena, muy bien presentados y desiguales en su comportamiento; sobresaliendo el primero de la tarde.

Mirafuentes de Anda: Vuelta al ruedo

Emanuel Cuenca: Dos avisos

César Pacheco: Tres avisos

Lázaro Rodríguez: Una oreja

Detalles:

Los Monosabios de la Monumental Zacatecas recibieron un reconocimiento como homenaje póstumo para Don Gabriel de Ávila Reséndez, quien fuera jefe de monosabios, y quien falleciera el pasado 27 de junio.

____________________

Es lamentable, triste y preocupante que la fiesta viva hoy la ausencia de verdaderas figuras del toreo. Y más aún, que, en las siguientes generaciones, en este caso de novilleros, que son el futuro de la fiesta no se note en ellos esas ansias de ser.

Esas ansias que pregona el pasodoble de Agustín Lara titulado Novillero. Hoy los cuatro actuantes salieron sin ganas, sin coraje y faltos de sitio de técnica, cosa que se puede mejorar siempre y cuando se tenga deseo y eso hoy no se vio.

Empecemos con Mirafuentes de Anda quien lidió al mejor novillo de la tarde, un animal bien presentado, con recorrido y fijeza. Al cual no pudo entender, jamás le encontró la distancia y solo pudo aprovechar algunas embestidas, de las muchas que tenía el novillo, para dejar destellos de valía. Se tira a matar dejando una estocada sumamente delantera y caída. Se retira entre palmas y da una vuelta al ruedo.

A Emanuel Cuenca le tocó el novillo mejor presentado de la tarde, que fue aplaudido en su salida, ahí pegó una serie de verónicas de buen gusto. Éste fue un novillo más bravucón que bravo. Pegaba arreones más que embestidas y que Cuenca no entendió pues no supo cómo lidiarlo y aprovechar las condiciones del burel ya que al citar al toro lo hacía a la altura de sus piernas y no echando la muleta a los belfos del toro para exigirle y que la embestida fuera más larga y, por consiguiente, transmitiera más al tendido.

Así sacó medios pases que en algunas ocasiones fueron vitoreados. Se tira a matar dejando una estocada pellejera y calando al toro, tras cinco pinchazos y otra estocada dejando tres cuartos de espada escucha dos avisos y se va en silencio.

En el caso de César Pacheco, novillero que más expectativa generó entre los aficionados zacatecanos, ya que éste se había ido a prepararse a España. Se le vio con técnica, pero sin poder estructurar nada, sin transmisión y con una actitud que pareciera ya tener 30 novilladas firmadas. No es lo mismo torear que pegar pases y eso deben decirle quienes llevan a este muchacho. Además, hay que entrenar la suerte suprema ya que el toro se le fue vivo después de que sonaran los 3 avisos.

Lázaro Rodríguez se ve muy novel, con algo de idea, pero sin poder estructurar nada. Pego pases por aquí y por allá sin transmitir nada. Dejó una estocada entera pero caída que confundió al público que pidió una oreja que fue otorgada por el juez.

______________________________________

______________________________________

@RafaRojasC 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________