Lo comenta Miguel Ángel Yáñez… Roca Rey, el monarca del toreo actual

La tarde de este miércoles probablemente era la de mayor expectación en este simulacro de Feria de San Isidro que se está celebrando en Vistalegre, una tarde en la que el cartel anunciaba un mano a mano entre dos toreros jóvenes uno ya con un cartel prácticamente consolidado y otro con aureola de ídolo de la afición sevillana; en definitiva, el mano a mano entre Roca Rey y Pablo Aguado.

En el ambiente flotaba hoy por tanto, ese “runrún” de las grandes tardes de toros que tantas veces hemos vivido en Las Ventas, con afluencia de aficionados, público en general y de “famoseo” que siempre gustan de flashes y cámaras.

Objetivos que ya durante el desarrollo de la corrida se han centrado y enfocado en el auténtico protagonista, como ha sido el torero peruano Andrés Roca Rey el que pese a que los toros no han sido de lo mejor para el triunfo, él ha sabido con su arte, torería, magisterio y saber hacer el cuajar una gran tarde de torería y dominio del maravilloso arte de la tauromaquia.

Y lo ha hecho con el capote en el saludo a sus toros, en el tercio de quites y con la muleta, incluida la estocada al toro al que ha desorejado. Un Roca Rey que nuevamente ha dado la gran dimensión del que es su toreo que le lleva a instalarse en lo más alto del escalafón volando como un cóndor andino y entronizándose como el auténtico monarca del toreo actual.

Y todo ello en una tarde en la que de nuevo, la tauromaquia ha enseñado la cara y la cruz de su verdad,  el triunfo y la tragedia. Las orejas para Roca Rey y las cogidas y la sangre para Pablo Aguado y el subalterno Juan José Domínguez con sendas graves cornadas, especialmente la del banderillero que ha vuelto a nacer.

Tras constatar la buena tarde de Roca Rey, también tenemos que tener un recuerdo para el herido Pablo Aguado, quien ha dado muestra de ese arte que atesora muy del gusto de La Maestranza, especialmente con el capote con el que ha ejecutado una maravillosa tanda de verónicas en la que parecía que el tiempo se paraba en cada una de ellas.

Pero sin embargo, luego con la muleta no ha podido rematar la obra; bien por la falta de casta de los toros, bien por sus dudas e indecisiones. Un Pablo Aguado que es un buen proyecto de figura, pero que por el momento es eso, un proyecto avanzado de ese torero artista que es, pero que se tienen que dar tantas confluencias y alineación de estrellas y astros para verle en una auténtica tarde redonda.

Pero tiempo al tiempo, lo que sí que está muy claro es el auténtico y majestuoso vuelo real del cóndor andino de Roca Rey.

#Quédate_En_Casa

____________________________

@miguel_a_yanez 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________