En la Opinión de Pepe Mata… Nace el 2021 en medio de la pandemia, las necesarias vacunas y los indolentes populistas

Si te quiero es porque sos mi amor mi cómplice y todo; y en la calle codo a codo somos mucho más que dos”: Mario Benedetti.

Da inicio un Año Nuevo, el 2021, con la esperanza de superar una pandemia que afectó la vida de todo el mundo. La humanidad se vio confinada y en una lucha permanente con el fin de combatir a la Covid-19. Los países más afectados han sido los que tenemos indolentes gobernantes populistas, los que buscan a través del manejo de la sicología de masas, imponerse y conquistar el poder por el poder mismo, sin ninguna directriz, sin más conocimiento que sus ocurrencias, y por ello fracasan.

No, no saben gobernar y se pasan en eterna campaña electoral, ofendiendo, difamando y calumniando a supuestos adversarios, a todos los que no coincidan con su forma de pensar; y sobretodo a los que critican sus garrafales errores.

Cabe hacer notar, que se caracterizan también por su cinismo e indolencia, no se conmueven del dolor del pueblo. Eso de que «primero a los más pobres«, no pasa de frase de campaña porque en la realidad, son a los primeros que aplastan literalmente.

La pandemia desnudó a la incompetencia de estos indolentes populistas y ahí están las afectaciones.

En Estados Unidos un Donald Trump que ya tiene los dos pies afuera de la Casa Blanca, dejando a USA con millones de infectados y cientos de miles fallecidos.

En Inglaterra a Boris Johnson al que los guantazos de la vida le están haciendo reaccionar, él mismo fue infectado por el coronavirus al que le restó importancia, y ahora hasta ahí, en el Reino Unido, ha mutado el virus.

En España un incompetente, Pedro Sánchez, quien no sabe qué hacer y se apoya en un megalómano, Pablo Iglesias, y con la escuela chavista, se dice de izquierda, pero la realidad demuestra que es un indolente populista. Por cierto, vive en un magnífico chalet como príncipe.

En Brasil un Bolsonaro que minimizó la pandemia a pesar de que él fue contagiado; y el manejo de las vacunas no ha sido el que los brasileños esperan, le han llegado a llamar «sádico«.

Y en México, el inútil de, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el eterno candidato, nacido como político en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la época más corrupta de esa institución política, durante la década de los setenta en la que el populismo de Luis Echeverría y de José López Portillo, reinaron siendo devastador y por ello sumando los dos sexenios en los que estuvieron, se le llamó la docena trágica.

Eso es lo que conoció, vio y vivió durante dos décadas en el PRI, AMLO, y por ello, se convirtió en su modelo a seguir, tomando también como guía a otro expresamente priísta, Miguel de la Madrid, quien en plena debacle tras el terremoto de 1985, aseguró que no necesitábamos de nadie y al final le obligaron a entender a su inconciencia que no podía cerrar las fronteras a los apoyos externos.

AMLO en el primer año de su desgobierno condujo a México al decrecimiento del -0.5 %, se multiplicaron los crímenes y por lo tanto la inseguridad se acentuó, los feminicidios ha sido incapaz de combatir, los niños con cáncer no han tenido las necesarísimas medicinas y haciendo uso (AMLO) de su discurso difamatorio, llamó a los padres de estos inocentes chiquitines, enviados de sus adversarios.

Queda claro que no sabe cómo gobernar, y por ello, cuando en enero de este 2020, las calificadoras mundiales preveían un decrecimiento del -3% para México, con el pésimo manejo de la pandemia se fue hasta el -9.6% consecuencia de que no la ha podido controlar, a pesar de sus discursos triunfalistas, de que «… la tenemos domada«.

Sí, porque el triunfalismo es un espejismo que no modifica la realidad, el terrible panorama de la pandemia, se torna todavía más negro porque puso a una marioneta como responsable de esta gran responsabilidad, y sólo se dedica a repetir y a justificar los gravísimos errores de AMLO.

Llegaron las vacunas a México, no obstante, hay un hecho que preocupa y mucho, ya que para junio del naciente 2021 habrá que renovar la Cámara de Diputados entre muchas más elecciones, y todo hace ver que las usará en sus discursos proselitistas que ha comenzado a exclamar AMLO, para su interminable campaña electoral, intentando tapar con un dedo sus innumerables y gravísimos errores que tanto daño han hecho a México; intentando apoyar a su partido, Morena, a donde fueron a parar los priístas, panistas y perredistas más corruptos.

Las vacunas son un bien de y para la humanidad, son un bien de y para los pueblos, no deben ser utilizadas para apoyo y beneficio de los intereses de los indolentes populistas.

Este es el lamentable, penoso, alarmante contexto en el que vivimos y del que el arte del toreo no puede escapar de esta afectación.

Un desconcierto total, incrementándose los infectados, lamentablemente, multiplicándose los fallecimientos, y provocando un confinamiento que ya ha afectado y mucho a la economía, pero la cerrazón de AMLO le lleva a negarse a apoyar al sector empresarial porque no le importan, y…

… por eso, un millón sobretodo de pequeñas empresas han quebrado, dejando por consecuencia necesaria muchas fuentes de empleo perdidas, con lo que se afectó a muchísimos mexicanos, pero más, mucho más… a los más pobres.

No olvidamos, ni creo que olvidaremos los mexicanos cuando cínicamente AMLO dijo que había abierto las compuertas de la presa para no inundar Villahermosa capital de Tabasco, y por ello se inundaron y afectaron las casas de los más pobres, sin haber analizado el problema y haber encontrado una solución para no dañar más a la gente de muy escasos recursos económicos.

No, no nos podemos doblegar, tenemos que ser realistas y así como hicieron en Estados Unidos al echar a Donald Trump, se tendrá que hacer lo mismo en México, en España, en Brasil y en Inglaterra, echar a los pésimos gobiernos de los indolentes populistas que afectan totalmente a sus pueblos.

Pero…

… no perdamos las esperanzas, porque nosotros, cada uno de nosotros somos la solución para el cambio, y unidos como escribiera en su poema Mario Benedetti “… si te quiero es porque sos mi amor mi cómplice y todo; y en la calle codo a codo somos mucho más que dos”.

Dios los bendice a todos.

¡Amén!

¡Dígase la verdad… aunque sea motivo de escándalo!

________________________________

Sígueme en mi nueva cuenta de Twitter

@PEPEMAT91688656

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________