En Dax… Solitaria oreja de Daniel Luque en la corrida de Pedraza de Yeltes

Dax (Francia). Domingo 27 de septiembre 2020. Vespertina. Se lidiaron seis toros de Pedraza de Yeltes (2° bis), muy bien presentados, nobles en su conjunto pero con un juego dispar, los tres últimos decepcionantes. Lleno de “no hay billetes” en el aforo permitido (4000 espectadores).

Daniel Luque: Oreja tras aviso y ovación con saludos tras aviso.

Alberto López Simón: Silencio tras aviso y silencio tras aviso.

Álvaro Lorenzo: Silencio y silencio tras dos avisos.

Detalles:

El conclave ovacionó fuertemente al alcalde por haber ofrecido esta jornada taurina.

Tras el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la Covid-19 y luego sonó el Himno Nacional de España y a continuación el francés “La Marseillaise”.

El alcalde y el presidente de la comisión taurina entregaron la llave de la ciudad al ganadero de Pedraza de Yeltes, Luis Uranga, por su brillante historial en esta plaza.

Saludaron montera en mano tras banderillear el segundo Mambrú y Jesús Arruga. Hicieron lo propio con el tercero Rafael González Amigo y Alberto Zayas.

Se llevaron a cabo todas las medidas para luchar contra el Covid-19.

___________________________

El primer toro, bien presentado como los cinco siguientes, fue recibido con eficacia por Daniel Luque. El toro fue mansote y corto de embestida. Tras su colocación en la suerte de varas, recibió un primer puyazo empujando con un pitón. Luego, colocado en los medios, se llevó sin empujar una vara trasera. Tardo, distraído y con falta de raza, hizo sudar sangre y agua a los banderilleros durante el segundo tercio. Sereno, Daniel Luque con autoridad y elegancia, impuso su voluntad al toro y lo dominó. Cruzándose, en el sitio correcto y toreando relajado y con temple, hizo mejorar el toro. La faena fue a más y remató con luquesinas. Mató de una estocada casi entera y cortó la única oreja de la tarde.

El que hizo cuarto, fue recibido con gran elegancia por parte de Luque que siguió igual de fino con un lúcido capoteo. En varas resultó tardo y en el primer puyazo empujó con un solo pitón. En la segunda entrada, citado más de cerca, se limitó el varilarguero a un simple picotazo. El toro fue débil. Daniel Luque inició su trasteo a media altura y poco a poco intentó hacerle bajar la cara. El toro, que careció de fuerza y fondo, se flexiona cada vez. El torero quiere, sabe y puede, pero el toro no quiere ni puede. Nos quedamos sin ver al gran Luque en su estado de madurez. Mató de una estocada entera trasera al encuentro y tras un descabello y un aviso, fue ovacionado.

El quinto, el único negro chorreado del encierro, fue el más pesado del lote. Dio fé cuando se arranco al relance contra el peto, pero en la segunda vara se durmió en el peto. Con la muleta, el toro fue más soso que noble. López Simón, tal como en su primero, toreo fuera de cacho, en unas serie sin mucha transmisión que acabo molestando a una parte del público. Mato de un pinchazo y una entera en su sitio con un aviso. Fue silenciado.

El segundo, bien armado, se partió un pitón cuando remató contra un burladero. Salió el sobrero. No fue puesto correctamente en suerte en la primera vara y en la segunda no empujó. Se lucieron en banderillas Mambrú y Jesús Arruga. López Simón brindó al público y citó al de Pedraza desde lejos para una primera serie de derechazos que fue lo mejor de la faena. El toro fue noble, bajaba la cabeza, pero carece de clase. Le faltaba la raza que uno esperaría encontrar en un astado de Pedraza. El de Barajas toreó con el pico, sin cruzarse y todo carece de relieve. Todo el aburrimiento a medida que el toro y su faena se iban a menos. Mató de una media estocada tendida que escupe y otra caída. Tras un aviso fue silenciado.

El tercero fue aplaudido tras salir al ruedo y humilló en el capote de Álvaro Lorenzo. Tomó dos varas defendiéndose en el embroque con el hierro. Rafael González Amigo y Alberto Zayas recogen una ovación montera en mano tras parear. En la muleta de Álvaro Lorenzo, el toro fue noble, pero con falta de transmisión. Lorenzo porfía en pegapases, y dejó muletazos lejanos, sin cruzarse. El toro se fue a menos y la faena no cogió vuelo. Mató de una estocada fulminante y todo quedo en silencios

Con el cierra plaza, muy en el tipo de Pedraza, parecía que tenía más sustancia que los cinco anteriores. Pero el astado fue débil y no peleó en varas. En la muleta de Álvaro Lorenzo fue andarín en el inicio de la faena. Noble, pero justo de fuerza y con falta de profundidad, permitió dejar algunas series por ambas manos. Del conjunto del trasteo de Álvaro Lorenzo guardaremos una serie por cada pitón ya que, del resto de los muletazos, en muchas ocasiones sin cruzarse, carecen de transmisión. Remató con luquesinas. Se atascó con la tizona con cuatro pinchazos y una estocada baja y descabello tras dos avisos. Fue silenciado

Muchas esperanzas se tenían de esta corrida de Pedraza de Yeltes con un conjunto pobre y que fue a menos, por lo que se borrará rápidamente de la mente de los aficionados.

___________________________

Ir a la galería de Philippe Gil Mir

___________________________

@PhilippeGilMir

_______________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_______________________________________________________________________