En Guadalajara… Castella se propuso indultar a un manso y lo logró

Guadalajara, Jalisco. Domingo 8 de Marzo. En tarde agradable, sin viento y ante tercio de entrada se llevó la celebración de la última corrida de la Feria de Aniversario en la Plaza Nuevo Progreso de Guadalajara, lidiándose un encierro de Arroyo Zarco que resultó manso, descastado, varios fueron pitados en el arrastre y hubo recordatorios al ganadero en el transcurso de la lidia de algunos de sus toros. El lidiado en 5º lugar, de nombre Barquero, número 360 con 510 kilos fue un manso, dócil con movilidad que inexplicablemente fue indultado por el Juez Alfredo Sahagún. El 4º se lastimó los pitones y fue cambiado por el primer reserva de Campo Hermoso que también resultó manso y descastado.

Uriel Moreno El Zapata: Silencio y oreja.

Sebastián Castella: Silencio y vuelta al ruedo.

Leo Valadez: Silencio en su lote.

Detalles:

El primer tercio está desapareciendo de las plazas de toros, algo se tiene que hacer.

_________________________

En la Plaza de Toros El Nuevo Progreso de Guadalajara no se otorgan trofeos simbólicos al torero cuando se indulta un toro, ya que el triunfo es para el ganadero… (sic) … porque se supone que preserva la casta y la bravura en su vacada”. 

Debo señalar que en la Plaza de Toros El Nuevo Progreso de Guadalajara no se otorgan trofeos simbólicos al torero cuando se indulta un toro por lo tanto no debe ser sacado en hombros por la puerta grande, ya que el triunfo es para el ganadero que crió al toro indultado porque se supone que preserva la casta y la bravura en su vacada.

Así mismo debo dejar claro que ese 5º toro no fue bravo ni encastado. Resultó un toro manso, dócil con movilidad sin transmisión y que seguía los trastos con dulzura, y apenas si le rompieron un pelo en el primer tercio en donde no se empleó en el caballo.

Sebastián Castella lo hizo ver mejor de lo que era, lo toreó a placer aprovechando lo pastueño de sus embestidas y logró tandas de derechazos y naturales de mucha calidad y templanza, sintiéndose a gusto y toreando con la elegancia que lo caracteriza.

Se adornó con molinetes, pases de la firma, trincherazos y de pecho, para dar forma a una gran faena que disfrutó y lo transmitió a los asistentes.

Por eso afirmo que dejó ir el triunfo grande, ya que si hubiera entrado certeramente a matar, se habría llevado orejas y rabo; pero se fue por la puerta falsa y vendió bien un indulto a una concurrencia, que sinceramente se fue por el sentimiento y no por la objetividad de lo que debe ser un indulto.

Y así dio la vuelta al ruedo… sin los trofeos.

Con su primero, segundo de la tarde, un manso perdido no logró acomodarse de capa y con la muleta extrajo pases de calidad con la diestra, que le fueron coreados, pero el toro se amarró al piso y Castella abrevió, dificultándosele la suerte suprema, porque el astado se descolocaba constantemente y no le ayudó en el momento del embroque. Silencio.

Vimos a un Uriel Moreno El Zapata en eso en El Zapata. Con el primero de la tarde un manso, descastado sin fondo lo recibió a la verónica para recortarlo, soltando la punta del capote y así escuchar los primeros Olés.

Invitó a Leo Valadez a cubrir el segundo tercio y se llevaron fuerte ovación.

Su faena la inició con cambiados por la espalda en el centro del ruedo pero el toro se fue a refugiar a la zona de toriles y ahí le buscó Uriel para pegarle una serie corta de derechazos que le son jaleados; sin embargo el de Arroyo Zarco se amarró al piso y Uriel tuvo que cambiar los terrenos a otra zona del ruedo, con el fin de intentar sacar agua del pozo, pero este estaba seco y por más que intentó no logra estructurar una faena.

¡Sin toro bravo y encastado no hay Fiesta brava!

Entró a matar pero falló con los aceros. Silencio.

El quinto de Arroyo Zarco se hizo daño en los pitones al salir de toriles y rematar en el burladero, por lo que tuvo que ser cambiado por el reserva de Campo Hermoso que también fue un manso y descastado bovino, con el que no se acomodó de capa.

Tomó los palitroques y lució con el tercer par, al violín dejándose llegar al astado para llevarse fuerte ovación y dar la vuelta al ruedo.

Inició su faena de muleta con pases sin ton ni son para después ir midiendo las pocas embestidas del astado que también se amarró al piso, no obstante, Uriel le obligó a caminar consiguiendo pases que le son reconocidos.

Al ver la respuesta del público, Uriel, hace uso de su experiencia ‘vendiendo’ todo lo que hizo, con vueltecitas a distancia al citar, desplantes innecesarios y cites un poco contrahechos, pero que le son celebrados.

Con base de insistir y estar encima del manso, saca pases nada ortodoxos pero que le son festejados porque los vende bien. Mató de entera defectuosa por lo que tarda en doblar el astado. Al final, se llevó una oreja.

Como me gustaría verlo torear erguido, vertical sin tanta torcedura de su cuerpo a un toro bravo y encastado, porque lo hemos visto torear así. Experiencia tiene, técnica posee, sentimiento habita en su espíritu, y sabe torear con más clase. Ojalá lo volvamos a ver.

A Leo Valadez le tocó lo peor de lo peor esta tarde y sólo le pudimos ver algunos detalles de su buen torear con el capote y con la muleta.

Estuvo presente su voluntad de agradar y su técnica que le llevó a estar en el sitio correcto. Les busco los lados a sus toros pero en donde no hay nada no se saca nada.

Ojalá y lo volvamos a ver. Silencio en su lote.

______________________________________

Ir a la galería de Jaime Sierra

La galería de David Serrato… Festejo en donde se indulta a un manso en Guadalajara

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________