En Manizales… ¡Tenemos la fiesta que merecemos!

Monumental plaza de Toros de Manizales, festejo de cierre de la Feria del café 2020, correspondiente a una corrida en solitario donde comparecía como único espada Julián López El Juli. Lleno. Se corrieron bovinos del hierro de Ernesto Gutierrez, anovillados, cornimochos y justos de fuerza, destacando el quinto que se movió dejándose hacer, premiado con una injustificada vuelta al ruedo.

Julián López El Juli: Silencio, silencio, silencio, oreja, dos orejas, palmas.

Detalles:

El veterano rehiletero Wilson Chaparro El Piña, se cortó la coleta dando por finalizada su etapa en activo.

_______________________

El hecho de repetir una mentira mil veces no la convierte en verdad”.

La palabra gesta proviene del latín y significa hazaña, hechos memorables realizados por un héroe; da cuenta de un acto de suprema valentía que solo está reservado para los valientes.

Sorprende entonces que tan excelso sustantivo se utilice para nombrar lo realizado por Julián López, el día de hoy en Manizales, al pasaportar seis pequeñajos cornimochos que en ninguna media pueden catalogarse como toros bravos.

Ahora bien, los amigos del engaño, usarán toda suerte de artimañas verbales para resaltar “la catedra, maestría, capacidad y ambición” que “mostró” El Juli ante tan exigente retopero, el hecho de repetir una mentira mil veces no la convierte en verdad.

Lo que pudimos observar fue al toro en su más mínima expresión, subyugado, domesticado y descafeinado, una sombra sin casta ni esencia, que al estar desfondada optó por refugiarse en tablas o rodar en la arena.

Lo que más sorprende es que en medio de la euforia y expectación del lleno de una plaza, ni un alma se manifestará ante las miserias que saltaban una tras otra al ruedo; nadie dijo nada de las hechuras novilleriles, de las caras brochas con sospecha de cornicure, de la falta de casta y la invalidez de los bureles.

Ninguno protestó cuando Julián repartía trapo de pase en pase, abrazando la culata de los bureles para obligarlos a pasar; no se escucharon protestas ante esa burla de saltimbanqui bien llamada julipié, ni mucho menos replicaron ante una presidencia servil cómplice con las figuras.

Todo porque así es Manizales, porque todos saben cómo es lo de Gutierrez, porque si no le gusta no venga, porque es el Juli quien torea…

¡Pues No!

La Fiesta brava no es un invento de Manizales, ni es el toro de lidia motivo de burla y de irrespeto.

La fiesta de los toros pervive gracias a que ella se alimenta de la verdad, del peligro y la emoción, subsiste por esa mezcla de temor y temblor que inspira la cercanía de la muerte; no por los engaños y las farsas que figuras, empresarios, ganaderos y periodistas, han querido vender como la evolución del toreo, miserable fábula que se inventaron sanguijuelas de la fiesta que a falta de valor se resguardan en vulgares espejismos.

Aun así, son estos mismos que se enardecen con la anunciada temporada antitaurina de Bogotá, se rasgan las vestiduras por el cierre de la Macarena en Medellín, o se indignan con las declaraciones del burgomaestre de Cali que amenaza por cerrar la plaza.

¡No señores!

Los verdaderos antitaurinos están en el interior de la fiesta, son aquellos cómplices de esta fiesta decadente, de este concierto para delinquir en que se han convertido las ferias colombianas.

¡Tenemos la fiesta que merecemos!

Por serviles e indiferentes, por festivos e ignorantes, por privilegiar la forma y el show, las lentejuelas y los dulces acentos, por encima de la verdad y el respeto, la tradición y la grandeza.

Acudimos entonces a una segunda conquista en la que sucumbimos al yugo de la trampa y el engaño, una nueva fiesta en la que el rey ya no es el toro bravo, sino figurines y empresarios, que se llenan los bolsillos y el ego, recogiendo de las Américas, falsos triunfos y trofeos.

En fin, una tarde para el olvido que inició con Triguero (488 kilos) descaradamente cornimocho, que acusó mansedumbre, falta de casta y fondo, revolcándose y negando a pasar. Ante la negativa El Juli optó por abreviar mostrándose funcional y despectivo. Con los aceros tira de habilidad despachando, en medio del silencio.

Con Villancico (522 kilos) encontró la tan anhelada movilidad, condición sine qua non del llamado toro de las figuras, el bicho se supo mover, pero a falta de casta y fondo, optó por buscar la salida revolviéndose en su propia mansedumbre. Con la espada se complica pinchando en varias ocasiones, silencio.

El meridiano del festejo lo marcaría Diplomático (444 kilos) un pequeñajo anovillado y cornigacho, que había que empujar para que pasará, el madrileño montó una faena para el bostezo en la que predominó la vulgaridad y el destoreo de provincia. Con la toledana despacha de fea manera tras pinchazo, de nuevo silencio y pitos en el arrastre.

Saldría en cuarto Guacamote (500 kilos) un dulzón amiguete de los que tanto gustan a las figuras, una de esas máquinas de embestir creadas por ganaderos que no conocen de bravura. Ante él desplegó su ya conocido repertorio toreando con el pico, la pierna retrasada y fuera de cacho. Con los aceros pincha y luego deja fea estocada, recibiendo larguísimo premio.

El quinto Flautista (442 kilos) sería el dulce del encierro, un novillo sin más defensas que la testuz y con esa sosería, es trotecito sucio que permite hacer toda suerte de engañifas con la muleta. El madrileño supo “torear” a su favor arrancando oles! Trapazo a trapazo. Con el acero deja certera reclamando dos trofeos.

Cerraba el festejo Barbazul (496 kilos) otro brocho con hechuras de vaca lechera que acudía sin convicción y se diluyó en segundos, pero El Juli, experto en este tipo de animales, sacó lo justo para complacer a la gradería, con los aceros de nuevo pincha, despidiéndose con silencio.     

Nota:

La suerte de varas, brillo por su ausencia, pues a falta de toro solo quedo en una simulación, un leve refilón, dispuesto por el madrileño, para cumplir con este requisito; una pena que la prueba inequívoca de la bravura, se convierta, en una plaza de primera, en una broma sin sentido.

______________________________

______________________________

@Manzanarestoro

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________

Fotografía: Emanuel Sanchez

_______________________