En Madrid… Ovación importante para Curro Díaz en la última de Otoño

Las Ventas. Domingo 6 de octubre. Sexta y última de la Feria de Otoño. Más de tres cuartos de entrada. Toros de Adolfo Martín, poco parejos en la presentación y sin demasiada casta.

Curro Díaz: Silencio y fuerte ovación con saludos.

Domingo López-Chaves: Silencio tras aviso y silencio.

Manuel Escribano: silencio en los dos.

Detalles:

Manuel Escribano saludó en el tercio tras realizar el paseíllo, que volvía a Madrid tras la cornada de la Feria de San Isidro.

___________________

Un Adolfo de buenas hechuras abrió plaza Curro Díaz fue quien lo recibió al capote con unas bonitas verónicas. Metió bien la cara en el caballo. El toro aprendía rápido y se quedaba a media embestida, a pesar de que de primeras parecía humillar bien.

El brindis fue para el público. En la faena de muleta se vino abajo y pocas opciones le quedaron al diestro.

Probó en todas las partes del redondel, por todos los pitones pero no encontró forma de sacarle algo. Concluyó con un descabello tras una estocada caída.

El cuarto, de Curro Díaz, salió con genio y con la cara alta, vigilando cada movimiento. Acudió al peto con más casta de la mala que bravura, empleándose con un solo pitón y por alto.

En banderillas se fue cada vez más a menos, para dar paso a una faena que comenzó intentándolo por ambos pitones.

Rápido se dio cuenta de que el izquierdo era su pitón. Por ahí humillaba en el modo debido y le exigía al diestro colocación.

Curro puso mucho de su parte y sacó petróleo, pero a base de encontrarle el sitio preciso. La distancia a la que tenía que citarle era muy particular, y el diestro lo entendió bien.

Cuajó una faena de categoría, pero su fallo fue el pinchazo con la espada.

López Chaves recibió a un segundo que salió suelto e impetuoso. Acudió por bajo al caballo, empujando bien en el primer encuentro, aunque en el segundo perdió algo de fuelle.

Tuvo celo en banderillas, y en general dio una lidia fluida y vistosa. Más tarde, en la faena, el toro fue perdiendo fuerza poco a poco.

La ligazón era difícil de conseguir, por lo cual el diestro tuvo que tirar de oficio para ganarle un paso y que acudiese el engaño pidiéndole ligar.

Lo máximo que consiguió fueron unos naturales bien trazados y de calidad. Finalmente, no tuvo suerte con la espada y escuchó el silencio.

Nuevamente recibió al quinto, un Adolfo de buenas hechuras. La salida no fue buena, ya que no quería saber nada de los capotes y sí de la puerta de toriles.

Con la muleta supo sacarle a los medios con inteligencia. Sin embargo se impuso el genio y deslució toda la actuación. No pudo hacer nada más y tomó la espada para dejar una estocada desprendida tras un pinchazo. Terminó recogiendo el silencio.

El tercero, para Manuel Escribano, fue un toro ancho de sienes y astifino. Lo recibió desde la puerta de toriles, donde se vio en un apuro importante. Poco se empleó en el caballo.

No fue fácil el tercio de lidia, ya que conseguir la arrancada frontal del animal se convirtió en un suplicio para el propio matador, quien banderilleó. En la muleta no paró de balancear la cabeza y despistarse mostrando así poca nobleza.

El torero se mantuvo en su valiente actitud, ya que no fue nada fácil. Se la jugó bien al entra a matar y dejó una estocada entera.

El sexto y último salió del mismo modo que sus hermanos. No tuvo demasiada fuerza en el tercio de vara, aunque posteriormente se vino más arriba en banderillas, en donde el toro acudió con más casta y ritmo.

La última faena de la Feria de Otoño comenzó con el astado ya justo de fuerzas. Le costó salir de los engaños cada vez, y Escribano le encontró algún buen movimiento por el pitón izquierdo.

Cada vez se vino a menos, y aunque mantenía celo, las fuerzas le flaqueaban. Solo cosechó el silencio por parte del público.

Con la corrida de hoy se cierra el ciclo de otoño. Se ha visto hoy como Curro Díaz cosechaba una importante ovación en el coso titular, dentro de una corrida que no dio demasiado la talla pero que tuvo matices de bravura en algunos momentos de lo tercios de varas y muleta.

Destacaron por venirse arriba en banderillas algunos de ellos, y dejando detalles de calidad. Se acaba con ello la Feria, y ahora queda un largo invierno en que estaremos impacientes, aunque aún nos quede el día de la Hispanidad. ¡Viva la Fiesta!

____________________________

____________________________

@Duenases

_________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_________________________________________________________________________