En la Opinión de Pepe Mata… El Tendido 7 los guardianes de la verdad

La gente inteligente, no agrede, no ofende, ofrece sólidos argumentos para defender su verdad”.

Sorprendido, aturdido, azorado quedé cuando a través del twitter, vi la grabación en la que, Vicente Zabala de la Serna, ofendía sin tasa ni medida al público, concretamente al sector del Tendido 7:

“… vengo a entregarle a Miguel Ángel Perera una carta de admiración hacia su asombrosa capacidad para con el toro y con la hostilidad de los imbéciles…”.

Les llama ineducados, pero…

… ¿no tener la capacidad para defender su postura sin humillar la dignidad de sus criticados, puede ser también ineducado, incivilizado, e incluso hostil y majadero?

No se puede entender la defensa de una persona agrediendo a otras.

Si el sector del Tendido 7 -y la gran mayoría del público que asistió aquel festejo del 15 de mayo del 2019- no aprobó la puerta grande de Miguel Ángel Perera, está en su perfecto derecho…

… como en su total derecho está el Tendido 7, en sólo haber solicitado la presencia en el tercio de Paco Ureña tras el despeje de cuadrillas, el pasado 29 de Septiembre para tributarle una ovación de gala.

Pero hubo otra frase lapidaria, y si cabe todavía más ofensiva al humillar al propio compañero de la terna de Perera, con el que confrontó en mano a mano: Paco Ureña. Sí, minimizando a todas sus capacidades que son un ejemplo de vida al asumir el reto que le impuso el destino y superar el drama que está viviendo y, sobretodo, porque Paco nada tenía que ver con la enérgica protesta del Tendido 7:

“… a todo súmenle el favoritismo hacia Paco Ureña, la demagogia del humilde frente al rico, del débil frente al poderoso”.

¿Para qué crearle más conflicto al torero que defendía Vicente?

¿Tenía razón de ser la ofensa?

¡Por supuesto que no!

A muchos se les olvida que si bien es cierto la esencia del arte del toreo son el toro auténtico para el torero de verdad

… la razón que le da validez como espectáculo la otorga el público.

El público paga una entrada para ver un espectáculo íntegro, en este caso, salir por puerta de toriles al toro auténtico, al toro bravo y encastado, con más de 4 años, impecablemente presentado e íntegro de sus astas.

El público paga una entrada para ver a un torero investido en un terno de luces para oficiar y respetar a un rito que posee una liturgia, en donde tras dominar a la encastada bravura de la naturaleza instintiva, transfigurado en artista consigue momentos escultóricos, efímeros pero de intensa belleza.

Porque el arte presupone verdad.

Sí el público no está de acuerdo con lo que ocurre en el redondel, por supuesto que está en su derecho de protestar, es el que manda.

¿Que se puede equivocar en sus apreciaciones el público?

Por supuesto que sí, nadie somos infalibles.

No obstante, hay maneras de demostrarlo, no salir en un medio de comunicación a ofenderlo por alguien que se sienta el poseedor de la verdad.

Los periodistas ofrecemos un juicio crítico, serio, respetuoso y honesto, con relación de lo que ocurre en el redondel; eso de salir a ofender, a agredir verbalmente se observa tan primitivo como inadmisible y reprobable.

Me decía mi maestro y amigo, Pepe Alameda:

El público siempre es primero”, a lo que añado yo: y se merece todo nuestro respeto.

Entendamos más de las reacciones del público que no aparecen por generación espontánea, sino como el cúmulo de un hartazgo de tanta miseria taurina que deambula insistente y está afectando más a la Fiesta que los propios antitaurinos.

El Tendido 7 tan criticado, gracias a que existe, la Fiesta ha detenido su caída, porque Las Ventas se vuelve el líder a seguir, que hay que observar.

Porque exige invariablemente el respeto a la liturgia para tener un rito pleno de verdad.

Que en momentos el Tendido 7 exagera en su severidad, en su rigor, en mi concepto, es preferible a dar paso a todas las engañifas ante la inadmisible complacencia de los poseedores del sistema.

Vean el claro ejemplo de la Fiesta en la Monumental Plaza de Toros México, tuvimos durante dos décadas a un bárbaro complaciente de las miserias taurinas, que estuvo al frente del mayor  coso del mundo, quien sucumbió ante todas las pretensiones de los figurines, y ahí está el resultado.

¡Una plaza semivacía!

Y no es porque el gran público haya dejado de amar al arte del toreo, sino porque simplemente se cansó de no ser escuchado de no ser tomado en cuenta, y a pesar de que existimos la prensa no comprometida, que defendemos la verdad en la Fiesta…

… la prensa corrupta, los amigos del engaño, trataron de tapar el sol con un dedo, y lo peor es que hasta se creyeron sus propias mentiras, dejando todo y a todos en una notoria desolación.

Es sano y recomendable siempre hacer notar los errores, pero con serena inteligencia, con sólidos argumentos; porque si alguien sale ofendiendo al público sin que en la realidad tenga el argumento para ello, puede percibirse como…

… la defensa oficiosa, inútil y majadera de una Fiesta que en esta época ya no tiene cabida.

¡Dígase la verdad… aunque sea motivo de escándalo!

________________________________

@PERIODISTAURINO 

_____________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

_____________________________________________________________________________